VW y Renault aplican suspensiones y la falta de divisas complica a la industria de Córdoba

VW y Renault aplican suspensiones y la falta de divisas complica a la industria de Córdoba
Todas están al límite con ciertos insumos. El titular de la Cámara de Comercio Exterior local admitió el impacto por dificultades para importar
Por iProfesional
29.09.2021 07.25hs Autos

La automotriz alemana cerró hasta el 12 de octubre, debido a la falta de demanda de mercados que no pueden "terminar" sus autos por escasez de semiconductores. En tanto, la fábrica de Santa Isabel frenó ayer y también hoy por carencia de piezas ante una demora "logística". Fiat mantiene la producción. En cualquier caso, todas están al límite con ciertos insumos.

El titular de la Cámara de Comercio Exterior local admitió el impacto por dificultades para importar

La crisis económica que afecta a diferentes mercados, los problemas con las importaciones por la falta de divisas en el país, sumado a dificultades logísticas y de insumos clave, ya generan consecuencias concretas en la industria de Córdoba, concretamente en las automotrices Volkswagen y Renault que aplican suspensiones con impacto dispar en el ritmo de actividad.

Renault Alaskan, fabricada en Córdoba.
Renault Alaskan, fabricada en Córdoba.

Efectivamente, de acuerdo con datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, VW mantiene su planta de Camino a San Carlos cerrada por tres semanas, hasta el 12 de octubre.

Falta de semiconductores

La escasez global de semiconductores se está convirtiendo en el mayor problema que los mercados mundiales afrontan en estos momentos, una dificultad que afecta a un buen número de sectores, desde la industria de los videojuegos hasta incluso los negocios de lavado de mascotas.

Para varios de los sectores afectados, esto no es nada nuevo. Hace meses, la rápida extensión del trabajo desde casa provocó una demanda enorme de chips que coincidió con varios problemas en el suministro, lo que hizo subir los precios.

 Lo diferente ahora es que las compañías están comenzando a afrontar esta nueva realidad. Ya ha quedado claro que la escasez de chips va a seguir durante años, así que ya no hay trucos para evitarla. Muchas empresas están comenzando a cambiar sus procesos de producción para mitigar los efectos de esta crisis. Algunas están impulsando productos menos dependientes de chips frente a los que dependen más de ellos, o tratando de rediseñar sus tecnologías para reducir su dependencia.

Fiat Cronos, el más vendido, se fabrica en Córdoba.
Fiat Cronos, el más vendido, se fabrica en Córdoba.

"No obstante, ninguno de estos cambios son suficientes para evitar completamente el impacto de una crisis que está afectando a todos y que continuará haciéndolo", asegura Richard Barnett, director de marketing de la compañía de análisis de la industria electrónica Supplyframe.

Según explicó Barnett a Business Insider, las marcas más afectadas son aquellas que tienen menos alternativas para navegar esta escasez. Las maniobras de corto plazo simplemente les permiten ganar algo de tiempo, mientras que las inversiones de largo plazo pueden requerir meses y años para tener efecto. La crisis podría durar hasta bien entrado 2023, según Supplyframe. Pero a diferencia de otras situaciones de escasez tradicionales, esta se producirá en oleadas, según Barnett.

Esto será así por 3 factores: la demanda, los ciclos de producción y la priorización. El aumento de la demanda de productos dependientes de chips está afectando rápidamente a toda la industria, pero a su vez crea incertidumbre sobre la demanda real. Además, a esta dinámica se unen los altibajos de la industria tecnológica, como los que se producen cuando Apple lanza un nuevo modelo de iPhone, por ejemplo.

Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído