01.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.24%
BLUE
197.50 / 200.50 -0.25%

Esta gigante automotriz china tomó la decisión de dejar de producir e irse de Uruguay

Esta gigante automotriz china tomó la decisión de dejar de producir e irse de Uruguay
La decisión fue comunicada el pasado lunes 25 de octubre durante una reunión en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social uruguayo
Por iProfesional
03.11.2021 20.33hs Autos

La decisión de la empresa causará que cerca de 60 trabajadores que estaban en seguro de desempleo sean despedidos. La automotriz hará un remate de maquinaría, repuestos y mercadería para reunir fondos y pagar los haberes.

De acuerdo a lo informado por el dirigente sindical, Ruben Villafan, al diario local El Observador, la decisión fue comunicada el lunes 25 de octubre durante una reunión en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). En dicho encuentro estuvieron presentes representantes locales de la empresa, y a través de zoom autoridades de la firma desde China.

La decisión implica el despido de unos 60 trabajadores que estaban en seguro de desempleo desde hace unos tres años, según lo informado este miércoles el diario Primera Hora de San José.

La empresa tendrá que abonar alrededor de u$s600 mil por este concepto. No obstante, según planteó Lifan en la cartera de Trabajo y Seguridad Social, solo cuenta con unos u$s100 mil para el pago de los haberes. Esta revelación causó sorpresa en el sindicato, dado que desde 2018 y hasta la fecha las liquidaciones de otros 60 trabajadores se habían realizado con normalidad.

Lifan se va de Uruguay
Lifan se va de Uruguay y tiene que despedir a 60 empleados

En este sentido, la compañía anunció que en el mes de noviembre tiene pensado realizar un remate de maquinaría, repuestos y mercadería que están en la planta industrial. EL objetivo de hacer el remate es recaudar fondos. Según Villafan, esos bienes tienen un valor de entre u$s1 millón y u$s1,5 millones.

Días atrás una asamblea de trabajadores definió aceptar los u$s100 mil a cuenta y poner una fecha para que se concrete el resto de los pagos. Eso será tratado en una nueva reunión que está prevista para las próximas horas en el MTSS. Según supieron diarios locales, se prevé que el viernes la empresa comunicará oficialmente al personal el retiro del país y los motivos de la decisión.

"Nunca habían hablado de irse del país al margen de las dificultades de la región. Y peor fue cuando nos dicen que no tienen todos los haberes para pagarnos. En un remate dependemos de un tercero. ¿Si no se llega a vender todo cómo hacemos?", aseguró el dirigente Villafan. En ese contexto, el sindicato de trabajadores prevé solicitar al ministro de Trabajo, Pablo Mieres, una nueva prórroga del seguro de paro, hasta poder hacerse de la totalidad del dinero de los despidos.

Por otro lado, fuentes del sector afirmaron al diario El Observador que la automotriz china sumó el año pasado al grupo Geely como socio, y que la decisión está emparentada con la reestructura y los nuevos planes de negocios enfocados en un reposicionamiento de la marca dentro del segmento de vehículos eléctricos.

Los problemas vienen desde Brasil

La planta de Lifan en Uruguay inaugurada en 2011 frenó su producción a mediados de 2018 debido a la pérdida de competitividad en el mercado brasileño, principal destino de sus exportaciones. A principio de 2019 había comunicado su decisión de quedarse en el país a la espera de un repunte de la demanda regional y mientras negociaba un acuerdo con armadores de otras marcas.

Incluso a fines de 2019 la automotriz cerró una alianza estratégica con Brilliance Auto que se proponía potenciar su marca de vehículos en la región produciendo desde Uruguay para apostar a la comercialización en el mercado brasileño.

A su vez, se llegó a pensar en la posibilidad de ensamblar autos eléctricos e incluso hubo trabajadores de la planta de la empresa que realizaron capacitaciones en esa dirección. No obstante, con la llegada de la pandemia ninguno de esos planes prosperó y quedaron en nada.

Previo al primer cierre temporal de la planta en 2015, luego del derrumbe del mercado brasileño la empresa Lifan alcanzó una producción anual de 6.400 vehículos. La planta de ruta 1 volvió a funcionar en 2017 con una meta anual de 1.700 vehículos. Finalmente en agosto de 2018 cerró sus puertas golpeada por los problemas de competitividad y el descenso de sus ventas. En su mejor momento y previo a varias reestructuras llegó a tener cerca de 400 trabajadores en su plantilla.