¿Por qué al Fiat 600 se le dice Fitito?: el apodo tiene un origen insólito (y no es argentino)

El Fiat 600 fue uno de los vehículos más simples y pequeños, el cual dejó su huella por tanta humildad y forjar grandes anécdotas. Así se gestó
Por Guillermina Fossati
13/03/2022 - 09,10hs
¿Por qué al Fiat 600 se le dice Fitito?: el apodo tiene un origen insólito (y no es argentino)

Hay muchos autos con historia, y ese cúmulo de recuerdos que quedan latentes en los mercados donde se comercializó no tienen que ver con la exitosa propuesta industrial de la marca (aunque suma), sino con los sentimientos que un modelo generó en determinado momento. Un gran ejemplo es el Fiat 600, un auto tan pequeño como simpático, accesible, cómodo y que abrió las puertas a muchas personas que, hasta entonces, no podían comprar un vehículo.

El Fiat 600 se presentó en sociedad el 9 de marzo de 1955 en el Palacio de Exposiciones de Ginebra. Era un auto de dos puertas, pero lo más llamativo, además de su diseño de pequeñas dimensiones y como si fuera una "bolita", era que el motor de 633 cc y 21 cv estaba situado en la parte posterior, cuando todos los vehículos lo llevaban en la parte delantera.

Fiat 600, el mítico Fitito quedó en la historia.
Fiat 600, el mítico Fitito quedó en la historia.

Este modelo fue evolucionando al punto tal que se fabricó en diferentes países, convirtiéndose en un gran éxito gracias a la innovadora propuesta de la italiana que pensó en cómo captar nuevos clientes. También tuvo su época de producción En la Argentina, donde el Fiat 600 es un modelo muy preciado por muchas generaciones, quienes lo conservan como "objeto de culto".

Con el tiempo, su huella y su legado fue tal que la marca decidió "revivirlo", en un formato actualizado y derivado del Fiat 500, pero con la impronta indeleble de este querido 600.

Fiat 600 y su diseño original

El Fiat 600 fue diseñado por Dante Giacosa y fabricado por la italiana Fiat desde 1955 hasta 1969. Llegó para suceder al Fiat Topolino, fabricado en 1936, y antecesor del Fiat 500, lanzado en 1957.

Con tan solo 3,22 metros de largo, fue el primer automóvil diseñado por Fiat con el motor posterior. Siempre se le consideró un vehículo económico y de consumo masivo, con un motor chico que  recién al final de su producción, cuando la casa matriz ya hacía tiempo que lo tenía discontinuado, llegó a contar con un motor de 903 cc.

Fiat 600 Multipla, la versión para 6 pasajeros monovolumen.
Fiat 600 Multipla, la versión para 6 pasajeros monovolumen.

En sus casi 30 años de fabricación en diferentes plantas se conocieron muchas versiones del Fiat 600. Por ejemplo estuvo el Multipla, fabricada exclusivamente en Italia, el cual representó una evolución únicamente en cuanto a carrocería, manteniendo intacta la configuración mecánica del auto, y siendo uno de los primeros monovolúmenes de la historia con un aprovechamiento del espacio capaz de llevar hasta seis pasajeros.

Fiat 600, el pequeño modelo que mide menos de 4 metros.
Fiat 600, el pequeño modelo que mide menos de 4 metros.

También marcó un antes y un después cuando Abarth, compañía de competición de Fiat, fabricó piezas para algunos modelos y realizó uno de los mayores aportes para el Fiat 600 que fue la modificación en su caja de velocidades, a la que incorporó la muy apreciada 5° velocidad.

Fiat 600 en Argentina

El pequeño modelo italiano se fabricó en la Argentina bajo la marca Fiat a partir del 7 de abril de 1960. Las primeras unidades fueron ensambladas con piezas en su mayoría importadas de Italia, pero rápidamente se fueron nacionalizando las distintas partes suministradas por proveedores externos locales.

Las carrocerías llegaban desmontadas desde Italia y se ensamblaban en la planta de Fiat Argentina en Caseros, provincia de Buenos Aires. Los motores, cajas de cambios y otros elementos mecánicos eran provistos por la misma empresa desde la planta de Ferreyra, en Córdoba. Tres años después, la producción de las carrocerías comenzó a trasladarse al nuevo centro industrial de la localidad bonaerense de El Palomar, coincidiendo con el lanzamiento del nuevo modelo Fiat 1500.

El Fiat 600 se caracterizó por ser uno de los chicos más populares.
El Fiat 600 se caracterizó por ser uno de los chicos más populares.

El 600 se fue posicionando rápidamente y 1970, fabricado por Fiat Concord, fue un año de cambios importantes. Se lanzó nueva gama de colores y cambiaron las llantas. En el habitáculo, el color negro se visualizó en el tapizado, al igual que sus paneles de puertas y el cuadro de instrumentos se renovó por completo siendo más moderno, moldeado en plástico, el cual acompañó el resto de la producción del auto hasta su fin, en 1982.

A partir de ese momento comenzaron a sellarse los días finales del Fiat 600 como producción argentina, ya en manos de Sevel Argentina, quien asumió el control en 1980, continuando con la licencia de la producción de Fiat Concord tan de los autos como camiones, tractores y grandes motores industriales. La nueva empresa decidió el cese de fabricación del 600 S, junto con el modelo 133, para ser reemplazado por el nuevo modelo 147 el 9 de abril de 1982.

El apodo "Fitito" surgió de la palabra inglesa "fit"

Muchos conocen al Fiat 600 como "Fitito", y todo hace pensar que es por sus dimensiones pequeñas. Sin embargo, su apodo no tiene que ver con eso, sino con una anécdota entre británicos e italianos donde quedó demostrada su "capacidad interior".

Fiat 600, el auto con motor trasero.
Fiat 600, el auto con motor trasero.

Todo surgió cuando una comisión de British Leyland, un grupo automovilístico inglés, visitó en 1957 las instalaciones de Fiat en Turín y al conocer el modelo 600 preguntaron sobre la cantidad de personas que entraban en el mismo.

La pregunta se convirtió en una apuesta y 11 operarios italianos cumplieron el rol de ocupantes del vehículo, demostrando que podían entrar. A la vez, otra referencia a la misma anécdota propone que el desafío suponía que el Fiat 600 podía transitar por las oficinas administrativas de la planta de Turín y entrar sin problemas en el despacho del gerente general de la misma.

Con las pruebas hechas realidad, los ingenieros de la Leyland perdieron su apuesta y tuvieron que pagar el almuerzo a los ejecutivos de Fiat. La reunión, tumultuosa y hasta divertida para el perfil de los británicos, dio lugar al vocablo "Fitito" de boca de los mismos ingenieros de la automotriz inglesa.

Entonces, la versión más aceptada sobre el origen del apodo se vincula con que "Fitito" es que proviene de un anglicismo derivado del verbo inglés "fit", que en castellano significa "caber"; esto, como se explicó, debido a la facilidad con la que el auto podía transitar por las oficinas y hasta en un despacho. 

Una teoría etimológica propone que el diminutivo "Fitito", que es sostenido como un argentinismo, proviene en realidad de un anglicismo destilado del verbo en inglés "Fit" (Caber);

Esta anécdota no quedó ahí, sino que tuvo varias repercusiones. Por un lado, se trasladó hasta la televisión, donde una de las pruebas de los programas de concursantes de Sudamérica era ver quien podía introducir mayor cantidad de personas en el habitáculo del auto, ganando el que alcanzaba el mayor número. Luego, y aún más importante, uno de los visitantes comentó la experiencia a un diseñador amigo de la automotriz Austin Morris, y la leyenda dice que de ese relato, el diseñador Alec Issigonis creó el Austin Mini en 1959, sentando las bases de lo que es hoy la marca MINI.

Adiós al Fiat 600: ¿cuántos se fabricaron?

Tras varias décadas de vida, cosechando grandes logros y muchos admiradores, el Fiat 600 se lo fabricó en la Argentina hasta 1982, pero en algunos países siguió hasta 1985.

Adiós al Fiat 600: en 1985 cesó la producción mundial.
Adiós al Fiat 600: en 1985 cesó la producción mundial.

En total, se produjeron 4.939.642 unidades, a nivel local unos 304.016 vehículos. En Italia, donde nació el auto, se llegaron a fabricar unos 2.695.197 "Fititos", en la ex Yugoslavia 923.487, en España 814.926, en Alemania 172.000, y en Chile,12.000.

Finalmente se bajaron las persianas y en 2007, tomando algo de su legado pero con la base del Fiat 500, que nación dos años más tarde que el 600, la marca lo revivió con el Cinquecento, que conserva las líneas redondeadas y características de aquel pequeño "bolita".