iProfesionaliProfesional

Cinco autos y SUV para comprar este mes, antes de que suban de precio por el impuesto al lujo

Con la actualización de la base en marzo, los modelos "topeados" para no ser alcanzados por el impuesto podrán subir de precio. Y muchos son nacionales
12/02/2023 - 08:53hs
Cinco autos y SUV para comprar este mes, antes de que suban de precio por el impuesto al lujo

El impuesto interno dejo de ser, hace rato, un impuesto al lujo, como se lo llama, ya que se volvió una medida que afecta hasta los autos más chicos y económicos del mercado, un grave problema para muchas marcas que no quieren aplicarlo, ya sea porque los fabrican en la Argentina o para evitar una suba brusca de precios, y por eso tienen varias versiones de un mismo modelo con el mismo valor.

El único respiro que tienen es cada tres meses, cuando se actualiza la base mínima imponible, y eso permite aumentar los montos "topeados" hasta una nueva cifra actualizada. Lo cierto es que, con la inflación que hay, rápidamente vuelven a la misma situación, pero es la única forma de aumentar y evitar el gravamen por unas semanas.

De acuerdo al cálculo que se realiza para subir esa base, en marzo se aplicará un promedio de incremento de 19,6% para primera escala, la cual afecta a los autos y SUV que superan hoy los $5.800.000, la cual se elevará a $7 millones.

De esta manera, se espera que varias automotrices ajusten los valores de los modelos más postergados, y hasta mayo vendan la gama de un mismo auto o SUV con valores diferentes.

Los autos y SUV que subirán de precio en menos de un mes

Entre los modelos que se encuentran "topeados" hay dos de Chevrolet de producción nacional, fabricados en Alvear, provincia de Buenos Aires: Cruze y Tracker.

En el caso del Chevrolet Cruze, disponible en cuatro versiones, tres de ellas se ofrecen al mismo precio: 5.758.900 pesos. Esto lleva a que se "pisen" modelos de diferentes segmento de la misma marca, ya que la versión full del Onix, un auto del segmento B que está por debajo del nacional, también está en ese valor.

El Chevrolet Cruze tiene las tres versiones al mismo valor.
El Chevrolet Cruze tiene las tres versiones al mismo valor

Otro caso parecido atraviesa Chevrolet con Tracker, el SUV chico que se fabrica en Argentina desde el año pasado. Tres versiones se ofrecen a $5.758.900 (el mismo precio que Cruze), mientras que solo la versión Premier ya paga impuesto con un valor de $8.329.900. Desde marzo, podrá diferenciar las tres versiones iniciales.

Otro de producción nacional que podrá tomar aire es el Peugeot 208, fabricado en El Palomar, provincia de Buenos Aires. Se ofrece en ocho versiones, de las cuales las 6 más equipadas salen $.5.657.400. De esta manera, apenas suba la base del impuesto, se espera que comiencen a diferenciarse. Las dos más económicas son la Like 1.2L a $5.174.500 y la Active Pack 1.6L, a 5.499.200 pesos.

El Peugeot 208 tiene 6 versiones al mismo precio.
El Peugeot 208 tiene 6 versiones al mismo precio.

Los dos SUV en la mira: Fiat Pulse y Renault Duster

En el caso de los SUV, hace tiempo que la mayoría de los modelos del segmento chico quedaron alcanzados, en alguna de sus versiones, por el impuesto interno. Sin embargo, tanto Fiat Pulse como Renault Duster, son los únicos que están por debajo del gravamen.

De esta manera, se espera que cada versión empiece a ajustarse según su equipamiento.

En el caso de Fiat Pulse, son tres opciones con los siguientes valores:

  • Drive 1.3 MT5 $5.315.900
  • Drive 1.3 CVT $5.690.300
  • Impetus 1.0T CVT $5.740.600

Cabe mencionar que en los concesionarios, ya ofrecen el tope de gama por encima de los 8 millones de pesos (contemplando el gravamen).

Renault podrá diferenciar los precios de Duster desde marzo.
Renault podrá diferenciar los precios de Duster desde marzo.

En el caso de Renault Duster, se venden 4 versiones, de las cuales la más económica sale $5.508.700, mientras que las tres más equipadas tienen el mismo precio: 5.791.000 pesos.

Los modelos que no pagan impuesto

Mientras que los autos y SUV están alcanzados por el impuesto interno, los vehículos que no sufren este ajuste son las camionetas, porque se trata de vehículos para el trabajo.

Así fue como, cuando este gravamen su ajustó fuertemente, en 2014, se convirtieron en una oportunidad de compra comparadas con los SUV, pero con el tiempo fueron aumentando y hoy no existe diferencia entre ambos segmentos.

De esta manera, comprar una camioneta, sin impuesto, implica gastar en promedio unos $8 millones en el caso de las medianas, que son las más vendidas, mientras que una full supera los $16 millones.

En el segmento de camionetas compactas, también los precios subieron y la más barata está por encima de los $7 millones, dejando atrás la ventaja económica que tenía con las más grandes.