Endurecen el cepo para autos importados: el Gobierno confirmó que no habrá dólares del Central

Desde el Gobierno explicaron a los importadores que esta situación regirá durante todo el 2022. Tendrán que buscar financiación internacional
Por iProfesional
06/01/2022 - 16,37hs
Endurecen el cepo para autos importados: el Gobierno confirmó que no habrá dólares del Central

Ante la incertidumbre que genera la falta de acuerdo con el FMI y el consiguiente cierre de los mercados financieros, el Gobierno nacional continuará administrado a discreción la demanda de dólares de los importadores y anunció que no entregará divisas para financiar la adquisición de vehículos.

Esta medida fue adoptada el año pasado y continuará en 2022 por las restricciones externas que persisten en la economía argentina y que no parecen tener viso de solución en el corto plazo.

La decisión fue comunicada por la secretaría de Industria a la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA).

La medida implica que el BCRA no suministrará dólares para financiar la adquisición del vehículo pero la empresa sí los recibirá a los seis meses o al año de acuerdo al valor.

De todas formas, la cantidad de vehículos a ingresar al país no es libre sino que pasa por una serie de autorizaciones oficiales que juegan a modo de "administración" de importaciones.

Mayor costo de financiamiento

Este es un nuevo endurecimiento del "cepo" del mercado cambiario

Este mecanismo está dirigido exclusivamente a las importadoras y no a las terminales que fabrican en el país, para las que rige un sistema diferente donde también juega las exportaciones que realicen a cambio de dólares.

El mecanismo impone un alza en el precio final del vehículo por el mayor costo de financiamiento.

Durante 2021 se registraron faltantes de unidades en las concesionarias a partir de esta situación que al parecer se extenderá durante 2022.

El mensaje del Gobierno es que, a partir de ahora, no se liberarán dólares desde el Central para importar autos. También que la oferta de vehículos estará limitada a las posibilidades que tenga cada importador de conseguir crédito y por el monto que le otorguen. 

¿Se hunde la venta?

A principios de diciembre, el sector automotriz emitió una preocupante señal de alarma. El número de vehículos patentados durante noviembre ascendió a 28.360 unidades, lo que representó una baja del 18,7% interanual, de acuerdo al reporte de la Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara).

El traspié de noviembre fue atemperado por una suba de 1% con respecto a octubre, pero no alcanza para borrar el malhumor por resultados que están muy por debajo de lo que se preveía para este año.

Las concesionarias emitieron el mes pasado un reclamo para que se flexibilice la importación de vehículos

Tanto es así, que las concesionarias no dudaron en emitir un fuerte reclamo para que se flexibilice la importación de vehículos para alimentar al mercado. Hay que recordar que los importados frenados por la falta de dólares incluyen a muchos modelos -no necesariamente de alta gama- que las terminales traen de Brasil u otros orígenes.

El presidente de Acara, Ricardo Salomé comentó en ese momento: "Se han liberado en los últimos dos meses solo entre nueve y diez mil SIMIS, para toda la industria, creemos que se podrían haber liberado 15.000 por mes ya que vamos a terminar el año solo con aproximadamente 1.130 millones de dólares de déficit anual del sector. Es un número que si se distribuye en doce meses no es significativo, más si tenemos en cuenta que la demanda ha sido muy fuerte".

Y agregó: "De esta forma, vamos a cerrar el año arañando los 380.000 vehículos patentados, pero con la frustración de que podríamos haber patentado 450.000 unidades. Nos ilusionamos con poder crecer el año que viene y establecer un piso de 400.000 vehículos para todo el 2022. Ojalá así sea porque somos una fuente de ocupación de empleo muy importante en el país: todo el sector incluye 176.000 empleos directos, y si tomamos el empleo indirecto esa cifra crece tres veces más. Damos trabajo a 530.000 personas y podemos ser una de las locomotoras del crecimiento que nuestro país necesita".

Por su parte Rubén Beato, Secretario General de la institución completó: "Se está realizando un trabajo con toda la cadena de valor, para adaptarnos y ver de qué forma poder responder a un mercado que hoy demanda más de un 50% de autos nacionales. Pese a la coyuntura, esta es una industria que está en el buen camino, los concesionarios estamos acompañando y el objetivo es integrarnos al mundo a través del Proyecto 2030, donde hasta se han presentado leyes en el Congreso Nacional para ir a un escenario de movilidad sustentable y acompañando las tendencias futuras".

Temas relacionados