Los municipios se ahorrarán $720 millones estatizando la recolección de basura

Hoy, las comunas invierten hasta un 30% del presupuesto para pagarle a la empresa Covelia. Los casos testigo de Quilmes y Berazategui
20/05/2014 - 11:20hs
Los municipios se ahorrarán $720 millones estatizando la recolección de basura

Los diez municipios en los que opera la empresa de recolección de residuos Covelia podrían ahorrar más de $700 millones en un año con la municipalización de la actividad, en sintonía con la experiencia del partido bonaerense de Quilmes.

La posibilidad viene siendo tema de larga consideración en las reuniones de intendentes, según contaron desde la Federación Argentina de Municipios (FAM) al diario Tiempo Argentino.

El municipio que lidera Francisco "Barba" Gutiérrez terminó hace menos de un mes su contrato con la firma que se vincula extraoficialmente al Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca). Según datos que aportaron dirigentes políticos de esa localidad, gracias a la municipalización, el partido sureño evitó una renovación contractual que hubiese llevado el canon de $14 millones mensuales a $20 millones, con lo cual Quilmes prevé que ahorrará $6 millones mensuales y $72 millones anuales.

Pero el proceso que atravesó esa localidad es por estas horas el centro de atención de varias otras intendencias de la provincia de Buenos Aires, tal como reconoció el titular de la FAM, Julio Pereyra.

El también jefe comunal de Florencio Varela consignó que son varias las jurisdicciones que, considerando la necesidad de sanear sus cuentas, ven con buenos ojos la finalización del vínculo con las compañías privadas. El secretario de Higiene de Quilmes, Claudio Olivares, precisó que a esa municipalidad le bastan $14 millones para prestar el servicio en forma eficiente, unos 6 millones mensuales menos que el canon de $20 millones que los partidos pagan en promedio a la concesionaria.

El ahorro superaría ampliamente los $700 millones si se considera solamente las diez jurisdicciones en las que opera Covelia que, contando a Quilmes, son San Martín, Merlo, Lanús, Tres de Febrero, Lomas de Zamora, Escobar, Esteban Echeverría, Pinamar y el Partido de la Costa.

Las fuentes consultadas coincidieron en situar los desembolsos de los municipios en el servicio en un promedio de $20 millones, considerando que no todas las administraciones contratan exactamente los mismos servicios. El secretario de Hacienda de Quilmes, Alejandro Tozzola, precisó que "todos los municipios están pagando a las privadas entre 20 y 25 millones mensuales" por el servicio. El partido de San Martín, precisó el funcionario, "paga 20 millones de pesos que se dividen entre dos empresas, que son Covelia en la periferia y Ashira en el centro". En tanto, señaló que el Lanús de Darío Díaz Pérez, "abona un canon de aproximadamente 25 millones" por mes.

En diálogo con el matutino, Díaz Pérez no pudo confirmar ese número pero reconoció que Lanús invierte el 20% de su presupuesto en el contrato con Covelia, que implica la totalidad de la recolección y una fracción del barrido.

El intendente se mostró conforme con la labor de la empresa y destacó que su administración llegó a un acuerdo beneficioso en comparación con "otros (municipios) que pagan entre 25% y 30%" de su presupuesto. No obstante, admitió que la municipalización es un objetivo y abogó por una avanzada con otros intendentes: "Lo ideal es avanzar en conjunto, yo municipalicé en un 30% el servicio de barrido y el objetivo es seguir gradualmente en esa línea".

Pero el vínculo con Covelia, renovado en enero último, goza de salud, y la posibilidad de estatizar, si bien está "en la mira", tendrá que esperar.

La charla con los intendentes deja ver que el ejemplo de Quilmes es objeto de debate intermunicipal. Desde el entorno de Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, expresaron a ese medio que la municipalización del servicio "se está estudiando, es una opción, pero otra licitación también es una opción". En este caso, la relación con Covelia y Ashira tiene cuerda hasta diciembre de este año. En total, la administración de Katopodis invirtió en 2013 $180 millones en la recolección; el 50% en cada empresa.

En Esteban Echeverría, conducido políticamente por Fernando Gray, se mostraron conformes con el servicio de Covelia, que vence el año que viene. En el mismo sentido se manifestaron desde la intendencia de Lomas de Zamora, a cargo de Santiago Carasatorre.

Pero otros casos dan cuenta de una gran expectativa con la estatización de servicio, por ejemplo, el municipio de Avellaneda. El intendente Jorge Ferraresi afirmó enfáticamente a este diario que en noviembre de 2014, cuando vence el contrato con la firma concesionaria, "vamos a proceder con la municipalización". Hoy la populosa localidad del Conurbano sur mantiene con la empresa un contrato de 150 millones de pesos anuales y se espera que al seguir el camino de Quilmes el ahorro sería de unos "35 millones de pesos".

Una cuestión clave, subrayó Olivares desde Quilmes, es el acceso al crédito que permitió a ese municipio comprar los móviles. La administración del Barba Gutiérrez se sirvió del Programa de Renovación de Flota (ver aparte) como herramienta clave. Ferraresi abonó la solvencia de los municipios: "Podemos comprar el equipamiento, pero vamos de a poco. Ya compramos 15 camiones por el plan de Renovación."

El caso más antiguo de estatización del servicio es el de Berazategui. Desde esa localidad, el intendente Patricio Mussi contó que después de un proceso de años, el municipio a su cargo logró tener "toda la flota de recolección, además del servicio de iluminación y agua, el alumbrado y el barrido" entre otros. La administración estatizada demanda apenas el 7,5% del presupuesto municipal, según Mussi, quien destacó ese porcentaje en comparación con otras localidades "donde los que pagan menos están en el 15% del presupuesto".

El intendente además consignó que recibe frecuentes consultas de sus pares municipales: "Todos los que no tienen servicio estatal nos vienen a ver", expresó.

La noche anterior al lanzamiento de la nueva flota de camiones de Quilmes, el intendente Gutiérrez participó de una reunión de pares de la tercera sección electoral, una de las más fuertes política y numéricamente. Allí, la decisión del municipio del sur tuvo "muy buena repercusión entre los jefes comunales que asistieron", señaló un allegado al "Barba".

La fuente agregó que "de darse una municipalización en cadena se produciría una hecatome para el camionero (en alusión al titular del Sichoca y de la CGT opositora, Hugo Moyano) porque perdería todo: el control de la recolección lo tiene el gremio a través de empresas", afirmó. La más fuerte de las compañías del sector es Covelia en un concierto de no más de 15 empresas en las que, invariablemente "el gremio tiene una fortaleza interior tremenda".

"En noviembre de 2015 vence nuestro contrato. Después, vamos a proceder con la municipalización, ahorrando $35 millones."