Más artículos

Para Martín Lang, CEO de Mastercard, es necesario que en 2019 bajen las tasas y la carga tributaria al comercio

Para Martín Lang, CEO de Mastercard, es necesario que en 2019 bajen las tasas y la carga tributaria al comercio
Para el ejecutivo el próximo año espera a la Argentina con una serie de indicadores macroeconómicos positivos, pero se debe trabajar contra la inflación
Por Andrea Catalano
04.12.2018 06.39hs Economía

MIAMI Beach, enviada especial - La mirada empresaria sobre 2019 exhibe diversas aristas. Hay perspectivas de indicadores macroeconómicos positivos y de cifras igualmente positivas cuando se pone el foco sobre el mercado particular en que operen. Pero también se advierten dificultades vinculadas con las dificultades para bajar la inflación sin dejar de lado la incertidumbre que genera el año eleccionario. Entre estos factores se moverá Mastercard que se muestra muy optimista sobre lo que le deparará 2019. Aunque, como en cualquier otro sector, también advirtió sobre el peso que tiene la carga tributaria en la Argentina

Así lo expresó Martín Lang, CEO de Mastercard Argentina, quien en diálogo con iProfesional, en el marco del Mastercard Innovation Forum que la compañía realizó los últimos días de noviembre en Miami, destacó queen 2019 la Argentina tendrá una buena cosecha, el tipo de cambio será más competitivo y la balanza comercial más favorable. Por supuesto que tienenPara que bajar la tasa y la carga tributaria, especialmente, en los comercios chicos”.

La empresa viene trabajando fuertemente en una estrategia de inclusión financiera apalancada en los medios digitales. Y si bien es reconocida como una tarjeta de crédito, Mastercard se está convirtiendo en una empresa de medios de pagos donde el plástico será sólo uno de ellos, aunque todavía el más importante.

Cuando Lang habla de la carga tributaria y de los comercios chicos lo hace porque conoce de cerca la realidad de todos esos negocios. Y lo describe con números: “Las cuotas representan la mitad del volumen que se consume en tarjeta. Por eso es necesario que la macro se estabilice”.

Y el pago en cuotas viene reduciéndose de manera constante. Las famosas 12 cuotas, que supieron mantener al consumo vivo hasta el año pasado, se redujeron fuertemente en este 2018 donde, de acuerdo a los datos de las procesadoras de pagos, la financiación se concentra entre las tres y seis cuotas, aunque hoy la preferencia es a abonar en una sola cuota.

Los pagos electrónicos representan sólo el 22% del total del consumo”, apuntó Lang quien advirtió que aún la mitad de las operaciones se realizan en efectivo, justamente, por la alta carga tributaria. En otras palabras, una gran cantidad de comercios prefiere cobrar en efectivo para, así, evitar pagar impuestos, tal como funciona la economía en negro.

Consideró, no obstante, que la baja gradual de la tasa que viene aplicando el Banco Central de la República Argentina (BCRA) es positiva. Si bien admitió que el gobierno está urgido en cerrar el déficit, también admitió que se hace a partir de la gran carga tributaria que, como ya está sellado en los papeles con el FMI, no se alivianará durante 2019.

Al ser consultado sobre qué escenarios vislumbran para 2019, el ejecutivo volvió a referirse a las variables que hoy impactan en el desempeño de la economía argentina.

El combate contra la inflación está costando. Pero el enfriamiento de la economía hará que los precios se acomoden”, siguió, aunque sin dejar de admitir el impacto sobre el consumo, y mucho más sobre aquel que se financia con crédito.

El otro factor sobre el que también hay que prestar atención es el político”, reconoció Lang. Las elecciones presidenciales del año próximo también pondrán su impronta durante 2019. La incertidumbre, en este marco, será la constante que habrá que ir sorteando desde los negocios y la economía en general.

Aún así, el CEO de la compañía se mostró confiado. “Nuestro escenario para 2019 es que vamos a crecer porque le ganaremos al efectivo. Por el uso de nuevas tecnologías, por el impulso del contactless. Observamos que 2019 será mucho más competitivo y por eso estaremos mirando también a la competencia”, sostuvo.

Lang se refiere a que a partir del año próximo se incrementará la competencia en el mercado de tarjetas de crédito luego de que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) ordenara el proceso de desinversión de los 14 bancos que eran dueños de VISA.

A partir del año próximo se incrementará la competencia entre las diversas empresas de tarjetas de crédito pues los sistemas que las reciben serán interoperables, es decir, no serán exclusivos de una marca u otra. Y esto permitirá que cada consumidor elija la que más le convenga en cada momento.

Que Primsa se haya vendido y los bancos se hayan desprendido de su participación habilitará más competencia, que ahora será más pareja y que promoverá el desarrollo de más servicios”, aseveró.

Por otro lado, a partir del año próximo también se irá produciendo una baja en la comisión que cobran las tarjetas que, en la visión del mercado, no sólo se pone a niveles de mercados más desarrollados sino que avanzará en una reducción paulatina hacia adelante.

En este contexto, Mastercard apuesta al uso de la tecnología de contactless (pago sin contacto) en sus plásticos como una manera de facilitar los pagos cotidianos, como la compra en una farmacia, en un bar, en una cafetería, en el cine.

El contactless, que permite pagar con sólo acercar la tarjeta a un dispositivo, está siendo especialmente impulsado por la filial argentina, que este año terminará con más de 500.000 plásticos dotados de esa tecnología.

 

Este año sus primeras implementaciones se desarrollaron en centros comerciales, como Galerías Pacífico, en la Ciudad de Buenos Aires, y una decena de marcas importantes, pero hacia adelante el impulso será mucho más agresivo que lo visto hasta ahora.

Y esto sucede en un contexto regional donde el contactless tenía un 0% de penetración, de acuerdo a los reportes registrados hasta 2017. Aunque, producto de la estrategia regional que, al menos Mastercard impulsa, podría comenzar a revertirse de manera paulatina.

El contactless es un intermedio entre los pagos analógicos y los digitales. Y si bien su evolución será hacia los celulares, por ahora el 90% de las transacciones sin contacto son con tarjeta y el 10% con móviles, aunque sabemos que esto se va a dar vuelta”, subrayó.

La evolución hacia los pagos digitales y la búsqueda de más inclusión a más porciones de la población es la estrategia de la empresa. De ahí que en los últimos tiempos Mastercard junto con Banco Patagonia financia hasta en seis cuotas sin interés las compras que se realizan en Mercado Libre, sea la firma que está detrás de las fintech Ualá y Clover, y haya encarado acuerdos de cobranding con Carrefour, Falabella y las otras marcas de Cencosud.

Queremos potenciar el crecimiento de Mastercard”, apuntó Lang. La compañía tiene, en la actualidad, un 24% de participación de mercado en la Argentina, pero espera crecer hacia adelante aunque se cuidó de anticipar cualquier porcentaje.

A nivel mundial, la compañía experimenta un crecimiento de 19% anual, contra un 3% de VISA y un retroceso de 20% de Amex, de acuerdo a los datos que se exhibieron en el foro de innovación de la compañía.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas