Más artículos

Banco Mundial: economía argentina caerá 1,7% en 2019 y se hundirán empleo, consumo e inversión

Banco Mundial: economía argentina caerá 1,7% en 2019 y se hundirán empleo, consumo e inversión
Un informe del organismo advierte sobre la vulnerabilidad de los países con alto endeudamiento y la tensión comercial a nivel global
08.01.2019 19.18hs Economía

El Banco Mundial publicó este martes un duro pronóstico para la economía global de 2019 y anticipa un panorama especialmente difícil para la Argentina.

Según el informe “Perspectivas Económicas Mundiales” del organismo internacional, la economía del país cayó un 2,8% durante 2018. Y afirma que la crisis se extenderá este año, por lo que el PBI terminará 2019 con una nueva contracción, esta vez del 1,7%.

“El aumento del costo del endeudamiento y la persistente incertidumbre en materia de políticas influirán en las perspectivas de las economías de mercados emergentes y en desarrollo”, explica el Banco Mundial.

Y puntualiza: “Se pronostica que Argentina se contraerá un 1,7 % a medida que la profunda consolidación de la situación fiscal produzca una pérdida de empleos y una reducción del consumo y la inversión”.

"La experiencia de la Argentina en 2018 es un duro recordatorio de los riesgos de cambios repentinos y generalizados en el sentimiento inversor", afirma el documento, que se muestra optimista al subrayar que "la implementación del programa de austeridad fiscal será un desafío, pero debería mejorar la sustentabilidad a largo plazo".

El resto de América Latina y el Caribe, en cambio, mostrará un crecimiento en 2019, aunque a un ritmo moderado de 1,7% y “respaldado principalmente por un repunte del consumo privado”.

Sin embargo, el informe alerta que una profundización de la crisis Argentina podría arrastrar a otros países. "Hasta ahora la recesión en Argentina tuvo un impacto limitado en la región. Pero una contracción mayor a la esperada en ese país puede afectar a la región a través de flujos comerciales y financieros", señala.

En cuanto a Brasil, se prevé que se expanda un 2,2%. Para esto, el BM pone como condición que “se introduzcan rápidamente las reformas fiscales, y que la recuperación del consumo y la inversión supere los recortes del gasto público”.

En México, se prevé que la incertidumbre en materia de políticas y la perspectiva de una inversión aún escasa mantengan el crecimiento en una tasa moderada del 2 %, a pesar de la menor incertidumbre relativa al comercio tras el anuncio del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Desaceleración global

Según las proyecciones del Banco Mundial, el crecimiento económico mundial se reducirá del 3% en 2018 al 2,9% en 2019, en medio de crecientes riesgos adversos del panorama económico.

"El comercio internacional y la actividad manufacturera se han atenuado, las tensiones comerciales siguen siendo altas y los mercados financieros de algunos de los grandes mercados emergentes han experimentado considerables presiones", detalla la entidad.

Según el informe Perspectivas Económicas Mundiales, se anticipa que el crecimiento de las economías avanzadas caerá al 2% este año. Se prevé que la disminución de la demanda externa, el aumento del costo del endeudamiento y la persistente incertidumbre en materia de políticas influirán en las perspectivas de las economías de mercados emergentes y en desarrollo. Cabe esperar que en 2019 el crecimiento de este grupo de países se mantenga estable en un 4,2% (una tasa más baja de lo que se había previsto).

“A comienzos de 2018, la economía mundial avanzaba a toda marcha, pero perdió velocidad durante el año y el viaje podría volverse aún más accidentado este año”, afirmó Kristalina Georgieva, directora general del Banco Mundial.

“A medida que aumenten las dificultades económicas y financieras para los países emergentes y en desarrollo, los avances mundiales en la reducción de la pobreza extrema podrían verse amenazados. Para mantener el impulso, los países deben invertir en las personas, promover el crecimiento y construir sociedades resilientes”, agregó.

La recuperación económica en los países exportadores de productos básicos se ha estancado, en tanto que la actividad de los países importadores de dichos productos se está desacelerando.

En 2019, el crecimiento per cápita no será suficiente para acortar la brecha de ingresos con las economías avanzadas en aproximadamente el 35 % de las economías de mercados emergentes y en desarrollo, porcentaje que aumentará al 60 % en el caso de los países afectados por la fragilidad, los conflictos y la violencia.

Varios acontecimientos podrían frenar aún más la actividad económica. El aumento de los costos del endeudamiento podría deprimir los flujos de capitales y provocar una ralentización del crecimiento en muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo.

El incremento de la deuda pública y la deuda privada en el pasado podría acrecentar la vulnerabilidad a los cambios de las condiciones de financiamiento y de la actitud del mercado.

La intensificación de las tensiones comerciales podría resultar en un menor crecimiento mundial y perturbar las cadenas de valor interconectadas a nivel mundial, advierte el informe.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas