Más artículos

Empresarios argentinos, entre los más pesimistas del Foro de Davos: la mitad prevé un empeoramiento de los negocios

Empresarios argentinos, entre los más pesimistas del Foro de Davos: la mitad prevé un empeoramiento de los negocios
En el podio de las principales preocupaciones se encuentran la volatilidad del dólar, el aumento de la carga tributaria y la incertidumbre política
Por Andrés Sanguinetti
21.01.2019 15.06hs Economía

En una año que se perfila netamente electoral, la economía tendrá un rol casi preponderante a la hora definirse entre la continuidad del actual gobierno de Cambiemos o la llegada a la Casa Rosada de la oposición.

El comportamiento de la inflación, el tipo de cambio y la evolución de las tasas de interés se mezclarán con un escenario global afectado por problemas financieros, tensiones comerciales y una mayor tendencia hacia el proteccionismo que también influirá en el comportamiento económico de la Argentina durante este 2019.

En este marco, los empresarios locales comenzaron a proyectar sus estrategias comerciales, inversiones y planes de negocios para los próximos meses con un escenario de fuerte incertidumbre y falta de credibilidad en las políticas oficiales.

Por lo menos así surge de un relevamiento llevado a cabo en las últimas semanas entre los principales ejecutivos y hombres de negocios del país como parte de un trabajo global que se acaba de presentar en el Foro Económico de  Davos.

Los resultados locales evidencian que sólo la mitad de los CEOs consultados se mantiene optimista con respecto a la evolución de sus negocios durane el 2019, mientras que la otra mitad aseguró estar entre muy confiados (19%) y confiados (31%).

Los datos fueron recolectados por la consultora PwC y forman parte de la 22° Encuesta Anual Global de CEOs, que se dio a conocer en la reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza.

Se trata de un trabajo que refleja las sensaciones de los ejecutivos de mayor peso en sus empresas y que fue llevada a cabo entre 1378 CEOs en 91 países, incluyendo la Argentina, entre septiembre y octubre del año pasado.

De acuerdo a las conclusiones, en el caso local, los resultados reflejan un fuerte cambio de opinión de parte de los empresarios con respecto a la medición anterior, cuando el optimismo y los altos niveles de confianza en la economía del país habían llegado a sumar un 94% de las opiniones.

De hecho, en el podio de las principales preocupaciones para este año se encuentran la volatilidad en los tipos de cambio (96%), aumento de la carga tributaria (94%) e incertidumbre política (94%), siendo la primera vez que se incluye este ítem en la encuesta.

En este sentido, Santiago Migrone, socio a cargo de PwC Argentina, explica que el mayor pesimismo que muestran los ejecutivos por la evolución de sus negocios en el corto plazo se debe a los altos índices de inflación, la devaluación y las altas tasas de interés. “Estos factores, confluyeron en un  clima más pesimista a nivel local que también se vio afectado por variables globales como la suba de tasas, tensiones comerciales y tendencias proteccionistas que derivaron en una economía incierta y volátil”, explica el ejecutivo de PwC.

En la encuesta anterior, el porcentaje de empresarios “muy confiados” en la evolución de la economía local había llegado al 57%, mientras que ahora solo suma un 19%.

En cuanto a los que se habían mostrado “confiados”, en la  encuesta pasada agrupaba al 37% de los CEOs consultados,  contra un 31% del estudio que se acaba de difundir en Davos.

Para el mediano plazo (tres años), los CEOs muy confiados ascienden a 44%. Esto es 13 puntos menos que en 2018, pero en mejor sintonía con las respuestas internacionales.

Los funcionarios, con la misión de revertir el desánimo

Está claro que los números de la encuesta de PwC no acompañarán seguramente las gestiones de los funcionarios argentinos que se encuentran en la cumbre que se desarrolla en Suiza y que intentarán convencer al resto del mundo sobre la viabilidad de la política económica del Gobierno.

Con Nicolás Dujovne, a la cabeza de la delegación del gobierno argentino por el faltazo del presidente, Mauricio Macri, el Ministro de Hacienda está acompañado por una reducida comitiva de la cual también forma parte el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

El pesimismo del empresariado local no será un buen antecedente para el encuentro que los dos funcionarios tienen previsto mantener con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, para analizar el cumplimiento de las metas fiscales comprometidas por el Gobierno en el marco del millonario préstamo recibido por el país de ese organismo financiero internacional.

El desánimo tampoco será una buena señal para los ejecutivos locales que viajaron a Davos para participar del evento y de los cuales seguramente muchos fueron consultados por PwC para la encuesta.

Entre los hombres de negocios presentes en Davos se destacan Sebastián Bagó, del Grupo Bagó; Alejandro Bulgheroni, de Corporación Bridas; Marcos y Juan Martín Bulgheroni, de Pan American Energy; Martín Eurnekian, CEO de Corporación América; Victor Dosoretz, de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC); Eduardo Elsztain, de IRSA Inversiones y Representaciones; y Saúl Zang, del Banco Hipotecario.

Todos viajaron para participar de la agenda de este evento bajo el título de “Globalización 4.0: Construyendo una arquitectura global en la era de la Cuarta Revolución Industrial”.

Sin embargo,  el trabajo de PwC es una clara señal negativa a la hora de estructurar planes de inversión para el país de parte de los grandes grupos empresarios internacionales.

De hecho, Martín Barbafina, socio a cargo del área de Marketing y Comunicaciones de PwC Argentina, explica que el año pasado, el Gobierno buscó fortalecer el diálogo con el mundo para incentivar el desembarco de inversiones. “La máxima expresión de este objetivo fue el ejercicio de la presidencia del G20, durante la que se concretaron diversos convenios comerciales con otras naciones. Además, nuestro país fue recategorizado como ‘mercado emergente’, lo que se espera que impacte positivamente en la confianza de los inversores”, agrega.

Y señala que en el caso de la encuesta, “registra la valoración del mercado local por parte de organizaciones de una gran variedad de países, entre los que se destacan Uruguay, Brasil y China”.

El encuentro también reúne a 3.000 participantes, entre empresarios, funcionarios de gobierno e intelectuales. Pero a pocos presidentes con verdadero poder global, ya que estarán ausentes Donald Trump y el francés Emmanuel Macron, además de la primer ministro británica, Theresa May, entre otros.

Cautela entre los empresarios globales

En ese contexto, la encuesta de PwC también hace referencia al pensamiento global de los CEOs consultados, más allá de los argentinos. En ese marco, la mayoría muestra incertidumbre sobre el crecimiento económico global y se mueve con cautela.

Entre las conclusiones de la encuesta se identifica a  Estados Unidos como el mercado objetivo clave para el crecimiento y a China que lo sigue de cerca. Sin embargo, ambos países experimentan una caída con respecto a 2018..

En todos los casos, los conflictos comerciales, la incertidumbre política, los problemas geopolíticos y la falta de competencias, son los temas que más afectan el crecimiento sostenido y la economía global, según la encuesta de PwC.

A nivel global, casi el 30% de los líderes empresariales cree que el crecimiento económico mundial disminuirá durante los próximos 12 meses, unas seis veces más que el 5% del año pasado.

Este menor optimismo de los CEOs, impactó en los planes de crecimiento, más allá de las fronteras de sus propios países.

Según la encuesta, Estados Unidos retiene por un escaso margen su posición como el mercado principal para el crecimiento con el 27%, representando una caída significativa con respecto al 46% en 2018. China, el segundo mercado más atractivo, también vio caer su popularidad del 33% en 2018 al 24%. En general, India es la revelación de este año.

"Las opiniones de los CEO sobre la economía global reflejan las principales perspectivas económicas,” sostuvo Bob Moritz, socio principal de PwC global.

Respecto a la opinión internacional sobre las perspectivas de crecimiento en los próximos 12 meses, los argentinos están 16 puntos por debajo de los encuestados a nivel global y regional, y en particular 25 puntos por debajo de las respuestas de Brasil.

En referencia al 2018, disminuyó la proporción de CEOs que esperan crecimiento económico global y aumentó la proporción que opina que el escenario empeorará. Las respuestas argentinas se reparten entre “mejorará” (40%), “seguirá igual” (40%) y un 19% respondió que “empeorará”, cuando el año pasado ningún entrevistado eligió esta opción.

A nivel global, “empeorará” fue récord histórico con 29%, 24 puntos más que el año anterior. Aunque en todo el mundo las respuestas más positivas disminuyeron en 15 puntos promedio, lo cierto es que continúan representando una proporción significativa.

Con respecto a las preocupaciones que más se incrementaron respecto de 2018 fueron: volatilidad de los tipos de cambio (23 puntos), volatilidad en el precio de las materias primas (12 puntos), y crecimiento económico incierto (10 puntos).

Dentro del top ten argentino, las únicas amenazas “comerciales” fueron: volatilidad en el precio de las materias primas (75%) y disponibilidad de habilidades clave (73%).

La preocupación con respecto al crecimiento económico global está reduciendo la confianza de los CEO sobre el panorama de sus compañías a corto plazo. El 35% de los directores ejecutivos dijo estar "muy confiado" en las perspectivas de crecimiento de su propia organización en los próximos 12 meses, frente al 42% del año pasado.

De acuerdo a la encuesta, si se analizam algunos resultados específicos por país, la confianza de los CEO refleja la caída global:

  • En China, disminuyó del 40% en 2018 al 35% este año, debido a las tensiones comerciales, los aranceles de Estados Unidos y la producción industrial debilitada.

  • En Estados Unidos, se redujo del 52% al 39% debido a las tensiones comerciales y la economía desacelerada.

  • En Alemania, cayó del 33% al 20%, debido a las tensiones comerciales y desaceleración de la economía.

  • En Argentina, disminuyó del 57% al 19% debido a la recesión y devaluación de la moneda.

  • En Rusia, se redujo del 25% al 15% debido a la caída en la demanda de exportaciones, la volatilidad de la moneda y el mayor desempleo.

Dado que los indicadores predicen una desaceleración económica global, los CEOs pusieron el foco en explorar el auge del populismo en los mercados en los que operan.

Además,  los conflictos comerciales, la incertidumbre política y el proteccionismo reemplazaron al terrorismo, el cambio climático y las mayores cargas fiscales, en la lista de las 10 amenazas principales al crecimiento. De los CEOs "extremadamente preocupados" con respecto a los conflictos comerciales, el 88% se muestra intranquilo especialmente con los problemas comerciales entre China y Estados Unidos.

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas