Más artículos
La pobreza en Argentina pone en duda las posbilidades de cumplir el programa del FMI

La pobreza en Argentina pone en duda las posbilidades de cumplir el programa del FMI

La pobreza en Argentina pone en duda las posbilidades de cumplir el programa del FMI
La desbocada escalada de los precios en el país incrementó radicalmente el número de pobres. El programa de recortes admite un aumento del gasto social
Por iProfesional
29.04.2019 08.12hs Economía

La inflación sin freno que atraviesa la Argentina desde hace ya varios años puso en jaque el pacto que el gobierno nacional realizó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sucede que la escalada de precios incrementó sin cesar la cantidad de pobres en el país y de familias indigentes con niños que viven en la calle.

El Fondo Monetario Internacional continúa respaldando la economía argentina que entró en crisis el año pasado. Pero el alza la pobreza superó todos los cálculos de los mercados y en la última semana, con una nueva estampida de la cotización del dólar, quedó claro que esta situación amenaza las chances de reelección del presidente Mauricio Macri. También han surgido dudas en torno al innovador programa de austeridad que ha impuesto el FMI en Argentina, que enfatiza la necesidad de ofrecer apoyo a las clases más vulnerables de la sociedad y que podría dar pistas sobre programas futuros del organismo en otros mercados emergentes como, por ejemplo, Ecuador.

"Somos muy conscientes, al igual que también los son las autoridades argentinas, sobre el riesgo que supone el aumento de la pobreza para el logro de nuestros objetivos", señaló a Expansión Nigel Chalk, subdirector del departamento para el hemisferio oeste del FMI.

En respuesta a la situación, el gobierno a puesto en marcha un controvertido programa de control de precios que se extiende a sesenta "productos esenciales", la mayoría alimentos. Sin embargo, los productos a bajos precios casi que no se encuentran en las góndolas, ya que se pactaron con los productores en cantidades muy limitadas para el enorme mercado argentino. 

El programa diseñado por el FMI para Argentina es el primero que especifica una serie de medidas para que el gobierno pueda impulsar el gasto social permitiendo al país exceder el objetivo de déficit. En su tercera revisión, el organismo confirma que muchas de esas medidas se van a poner en marcha y que el porcentaje sobre el PIB del gasto social se incrementará desde el 0,2% hasta el 0,3%.

El riesgo, según reconocen fuentes oficiales, es que si el gobierno fracasa a la hora de recortar el déficit a causa del aumento del gasto social, los mercados podrían ponerse nerviosos al no producirse el ajuste fiscal tan rápido como habían previsto. Eso podría obligar a Argentina a buscar más deuda internacional hasta límites insostenibles.

"Los mercados han olvidado ya la crisis monetaria del año pasado y sería trágico y hasta un poco irónico, que si Cristina Kirchner volviera porque los mercados exijan un ajuste excesivamente duro", aseguró a Expansión un inversor.

Miseria

De acuerdo a una reciente clasificación, la Argentina es el segundo país del mundo con más miseria. Esto según los datos del economista Steve Hanke, de la Universidad Johns Hopkins, que publica todos los años un índice sobre la miseria en el mundo, utilizando datos como la tasa de desempleo, los tipos de interés y la inflación.El mal resultado de Argentina en esta clasificación -que analiza la situación de 95 países y que está encabezado por Venezuela- tiene mucho que ver con el alza que registró la inflación el año pasado a causa de la crisis, explicó Hanke.

En su defensa, las autoridades señalan que las estadísticas de pobreza no reflejan avances cualitativos, como la mejora del acceso al empleo o la mejorada eficiencia de los programas de protección social; también se han edificado nuevas escuelas, se han pavimentado carreteras, ha disminuído la tasa de homicidios y se ha reforzado la lucha contra el narcotráfico.

Lo más leído
Más sobre Economía