Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Daniel Pelegrina, presidente de la SRA: "Me preocupa lo que pueda ocurrir en la Provincia en un gobierno de Kicillof y La Cámpora"

Daniel Pelegrina, presidente de la SRA: "Me preocupa lo que pueda ocurrir en la Provincia en un gobierno de Kicillof y La Cámpora"
El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) charló con iProfesional y otros colegas sobre su sector y la posible vuelta del kirchnerismo
Por Mariano Jaimovich
21.08.2019 20.23hs Economía

"Si gana Alberto Fernández espero que sea moderado porque las condiciones del país y del mundo no están para locuras", sentencia el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, en una charla que tuvo con un grupo acotado de periodistas, en la que participó iProfesional, este miércoles, en el marco de las reuniones semanales que organiza el Rotary Club local.

En un marco de cautela política y económica, el representante del campo dialogó sobre su sector y el enfrentamiento con el kirchnerismo, el futuro de Argentina y el escenario que se presenta de ahora en más.

En cuanto a que se menciona que una próxima gestión buscaría obtener más divisas del agro, este protagonista, que además es ingeniero agrónomo y productor de granos en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, cree que es "un camino equivocado" intentar buscar sacarle más dólares al campo.

Respecto a la moneda norteamericana, indica que la búsqueda de la competitividad "no se explica por el dólar, ya que es uno de los componentes dentro de una ecuación económica mucho más amplia".

En cuanto a su ámbito, Pelegrina afirma que poseen una "visión de esperanza de futuro" para desarrollar la agroindustria, aunque aclara que "hoy no podemos exportar lo que queremos, sino lo que el mundo nos demanda".

En este sentido, sostiene que las oportunidades para crecer son muy grandes, debido a que "Argentina tiene baja inserción comercial en el mundo", debido a que los envíos apenas representan 21% del PBI mientras que en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) llegan al 40% del producto bruto interno.

Para lograrlo, considera que nuestra nación tiene el know how necesario para poder crecer y para poder exportar más. Así, ve oportunidades en los sectores relacionados a granos, carnes, proteínas y biocombustibles.

Este crecimiento para el campo, asegura el presidente de la SRA, está impulsado por el crecimiento demográfico en el mundo, donde cada vez se necesitan más alimentos. En especial, en países como India y China.

"El aumento poblacional generará un crecimiento de entre 10% a 20% en los próximos 10 años en las exportaciones", asegura Pelegrina. En este marco, acota que Argentina puede ofrecer tanto volumen de alimentos como nichos distintos y buena calidad.

Aunque para imponerse y crecer, el representante de la Sociedad Rural Argentina sostiene que hay que mejorar la competitividad, y "para eso se necesita infraestructura para mejorar la logística".

También resalta que son de mucha utilidad las "mesas de competitividad" creadas por el Gobierno para articular lo público y privado, debido a que discuten agendas concretas y específicas.

En resumen, subraya que "la política de agropecuaria cambió de rumbo y está dando resultados en muchos sectores, se ve en la carne y en la cosecha record de 140 millones de toneladas, que tiene que ver con inversión y tecnología que se hizo en los últimos años".

Pero el contexto de país no es un camino de rosas y las dificultades son varias. Entre ellas, solicita terminar con la inflación como tarea principal, además agrega que la crisis financiera genera "tasas de interés inviables para poder encauzar los negocios", al igual que considera que es un obstáculo la elevada presión impositiva. En especial, llama a eliminar los impuestos distorsivos e ingresos brutos.

Por eso, afirma que "se necesita estabilidad y que nos saquen el freno de mano para que haya desarrollo, soberanía y poder generar mano de obra". Es decir, en su opinión "se debe lograr que no se produzcan migraciones de gentepresa’  del populismo".

Política de campo

En relación al aspecto político, Pelegrina dice que se debe trabajar en una agenda de convergencia e incluir plataformas políticas para delinear el rumbo del país. En el mientras tanto, la Sociedad Rural Argentina presentó 14 puntos para pensar en el desarrollo de la Argentina, haciendo hincapié en el respeto por la división de poderes y en proteger la libertad de prensa.

Por eso, el interlocutor del campo se reunió esta semana con los precandidatos Mauricio Macri y Roberto Lavagna, encuentros en los que rescató que "ambos coinciden en querer tener un país con normalidad de poderes y respetar la constitución del Estado".

Aunque objetó que el ex ministro de Economía durante los mandatos de Eduardo Duhalde, y luego de Néstor Kirchner, "hizo más agua en el tema de las retenciones, porque no dijo de sacarlas rápidamente".

Asimismo, destaca que los puntos presentados ahora por la SRA para defender las libertades responden a que en "los diez años anteriores no estuvieron explícitos los derechos democráticos y el campo sufrió mucho. La herida está fresca para muchos productores".

¿Cómo se cierra esa herida entonces? "Amigándose con el campo con políticas afines", responde Pelegrina.

Respecto a Alberto Fernández, comenta que todavía no se pudo juntar con él por cuestiones de agendas mutuas, aunque recuerda que durante  la crisis con el campol siempre estableció un buen diálogo con nuestro sector, pero en ese momento no tenía el poder suficiente para traer soluciones. Ahora hay que ver", reflexiona.

Igualmente, solicita a nivel general que los partidos políticos presenten sus plataformas  y que respondan las cuestiones que tienen en agenda.

-Si gana Alberto Fernández y tiene el mercado internacional cerrado, ¿tiene miedo a que apriete más las clavijas para obtener dólares de ustedes?

-Acá hay un tema importante, siempre los gobiernos van por el lado de los ingresos pero no por el de los gastos. Tenemos que empezar de alguna vez por todas por este último punto, porque sino la presión impositiva no la vamos a poder bajar nunca en Argentina, ese tema está impidiendo que se avance. Esperaría que no utilicen este instrumento. Nos hemos cansado de decirlo: si dejan que crezca la producción agropecuaria y capturan los dólares por el lado del impuesto a las ganancias, en un transcurso de tiempo las autoridades van a lograr mejores ingresos y de forma más fácil porque son coparticipables para las provincias. Así vamos a lograr reemplazar el faltante que tendrá el presupuesto, que hoy busca el atajo corto de recaudar por medio de las retenciones.

-¿El nivel actual del valor del dólar es el adecuado?

-Depende para quién, hay productores que no exportan y que tienen costos en dólares, a esos los destroza. Y hay producciones que tienen casi todos sus ingresos dolarizados porque exportan pero tienen un componente importante de sus costos e insumos dolarizados. Por ende, la competitividad no se explica por el dólar, es uno de los componentes de una ecuación económica mucho más amplia. Lo que sí perjudica es la inestabilidad porque se pierden los precios relativos.

-¿Con qué se explica la competitividad?

-Para ser competitivos hay que encarar reformas estructurales de fondo que se vienen posponiendo hace 80 años, como las reformas laboral, previsional y fiscal, sin hacer cosas raras. Se deben eliminar los impuestos distorsivos en todas las ramas. Por ejemplo, un 12% del precio de la carne se explica por el encadenamiento de los impuestos por los ingresos brutos.

-¿En qué aspectos los deja conformes la gestión de Macri?

-El diálogo y una república funcionando con institucionalidad y la inserción de Argentina en el mundo son cosas imprescindibles, sino no podemos crecer ni apostar al futuro, y eso se hizo bien. También la búsqueda de competitividad a través de mesas de gestión, pero 80 años no se solucionan en tres, por eso el camino seguido entendemos que es el correcto.

-¿Y qué criticaría?

-La macroeconomía no ha funcionado, claramente, y ahí vienen buena parte de los problemas.

-¿Ya están definidas las elecciones?

-No está cerrado. Creo que los mercados dijeron una cosa antes de las PASO y otra al día siguiente, con el diario y la realidad que nadie esperaba. Por eso, con vistas a lo que viene, es todo posible en dos o tres meses. De hecho los analistas no vieron tanta diferencia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Por supuesto que hay problemas concretos de bolsillo, y prima ese voto castigo.

-¿Qué tipo de Alberto Fernández espera ver si finalmente llega a ganar?

-No puedo hacer futurología, primero tiene que terminar el proceso electoral, pero si es así espero que sea moderado porque es lo que Argentina necesita y además creo que las condiciones del país y del mundo no están para locuras. Hay que ver qué predomina más: si las ideas de La Campora o las de Alberto Fernández, no lo puedo responder. Fernández tiende a la moderación, la racionalidad y además no tiene mucho espacio y no tiene vocación al extremismo. Los otros muchachos creo que tienen una visión distinta.

-En este contexto, la provincia de Buenos Aires es uno de los principales distritos productivos del país, ¿qué le produce que Axel Kicillof y La Campora puedan llegar a Gobernarla?

-Claramente preocupación, por lo que hemos visto de la actuación de Axel Kicillof durante el gobierno anterior y por lo que ha dicho en el último tiempo. Estas propuestas del campo son para todos, esperemos que reflexionen sobre los puntos que presentamos y nos den respuesta para sacarnos de encima este "cuco" de encima.

-¿Qué le produce que en zonas rurales haya ganado en las PASO la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández?

-Hay un voto castigo importante, pero hay que mirar bien cuánto de eso es voto agro y cuánto proviene de servicios, industrias y comercios que han sufrido mucho en los últimos años. Creo que por esos sectores hay que buscar la explicación más que en los productores.

-Decía que hay sectores rurales más golpeados que otros, ¿cuáles son los más afectados?

-Los que la pasaron peor climáticamente, especialmente los del Chaco y norte de Santa Fe, que perdieron todo y no tienen ingresos. A nivel sectorial, muchas economías vienen recuperando y todavía necesitan una reconversión profunda. Ahí hay que asistir, no tanto con plata sino con tecnología e ideas. Por ejemplo, sucede en fruticultura, horticultura, producciones de legumbres, muchos sectores que la han pasado mal. Y una que está mal dentro del boom es la cría vacuna, el primer eslabón de la cadena, cuyo precio está bajo y ahí hay una pérdida de rentabilidad fuerte y de futuro del sector. Las tasas de interés altas implican la imposibilidad de acceder al crédito, y los productores venden vacas para poder seguir financiándose y eso afecta la cría de terneros. Si no paramos rápido la liquidación de terneros tendremos un problema de stock como años atrás.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Economía
Te puede interesar