Por qué el Gobierno decidió congelar tarifas de telefonía, cable e internet y declararlos servicios esenciales

Por qué el Gobierno decidió congelar tarifas de telefonía, cable e internet y declararlos servicios esenciales
El decreto establece que estos servicios no puedan aumentar en todo lo que resta del año para no generar mayores restricciones a usuarios y consumidores
Por iProfesional
22.08.2020 13.00hs Economía

El Gobierno congeló las tarifas de telefonía, cable e internet hasta el 31 de diciembre y los declaró servicios esenciales, tal como informó a través del Decreto 690/2020 publicado en el Boletín Oficial.

Según explicó la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcom, esta decisión se tomó para favorecer el acceso de la sociedad a ciertos derechos y servicios fundamentales, especialmente considerando la situación que se vive ante la pandemia del coronavirus.

En diálogo con la TV Pública, Sánchez Malcom habló sobre el DNU a partir del cual se efectuará esta medida. "Básicamente declara el acceso a estas tecnologías como un derecho fundamental, respaldado por la declaración que hizo la ONU semanas atrás, porque se considera que estos servicios son una puerta de acceso a otros servicios y otros derechos que tenemos que garantizar".

Al ser declarados servicio público, los aumentos del celular e internet deberán ser autorizados por el Estado
Al ser declarados servicio público, los aumentos del celular e Internet deberán ser autorizados por el Estado

Alcance

De esta manera, señaló que esto favorece el alcance de las personas a la educación, a la telemedicina, al trabajo y a la producción, en tanto estén vinculados a la conectividad. Además, resaltó la importancia de esta medida durante la cuarentena, dado que permite comunicarse con seres queridos.

Sánchez Malcolm explicó en concreto qué es lo que se determinó. "Por un lado, se establece que estos servicios no puedan aumentar en todo lo que resta del año para no generar mayores restricciones a usuarios y consumidores de estos servicios", dijo. Y añadió: "También se incorporan herramientas regulatorias que tenía el Estado, y que fueron eliminadas por decreto por el gobierno anterior, que tienen que ver, no con un control de precios ni fijación de tarifas, sino que es un control de tope de aumentos".

La funcionaria subrayó que "el DNU establece la obligatoriedad de fijar una tarifa universal básica, que sea atractiva, completa y permita a todos los ciudadanos y ciudadanas, independientemente de su nivel de acceso, que puedan contratar un servicio de calidad, a una tarifa única que van a poder brindar las operadoras".

La secretaria de Innovación Pública contó que esta medida se complementa con el acuerdo que hicieron con compañías de telefonía móvil, llamado "rating cero". Esta política es especialmente importante para el desarrollo de la educación porque permite que los usuarios accedan a ciertos contenidos y naveguen en plataformas digitales sin usar megas.

Los aumentos de celular que se frenaron

Las tres mayores operadoras de telefonía móvil habían anunciado a inicios de este mes a sus clientes que los precios de sus planes aumentarían entre el 10% y el 11% en promedio a partir del 31 de agosto, fecha en que iba a vencer el congelamiento acordado con el Gobierno Nacional en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia.

En ese momento, las empresas justificaron la "adecuación" de los precios al consumidor por el aumento de los costos de mantenimiento de infraestructura y servicios de telecomunicaciones y la devaluación del peso en una industria que tiene un alto porcentaje de sus insumos dolarizados.

En el caso de Movistar, había anunciado un aumento del 10% en el "Plan pospago más representativo", mientras que para los prepago indicaron que en octubre "finalizará la bonificación" que habían implementado en noviembre pasado y que a pedido del gobierno extendieron en marzo.

Para la banda ancha fija, según indicó la empresa, el "aumento promedio" serían del 9% y señaló que "no alcanzará a casi la mitad de la base de clientes".

También en septiembre finalizaría la bonificación de $104 otorgada para el bono de telefonía fija.

Además, habían decidido mantener sin modificaciones los planes inclusivos y planes reducidos, así como la bonificación por tres meses de la actualización en las cuentas para pymes con servicio de banda ancha cuyo tráfico disminuyó un 70% o más.

La conectividad se volvió
La conectividad se volvió "esencial" en el marco de la pandemia.

Por su parte Claro, había indicado que los planes más económicos no tendrían aumentos, y que el plan reducido se mantendría en $250 y el inclusivo en $280.

En este caso también el aumento promedio iba a ser del 10% y para los planes prepagos se activarán los aumentos que fueron suspendidos en marzo pasado.

Personal, en tanto, había previsto un aumento promedio del 11% en los servicios móviles (pospago y prepagos) y del 11% en todos sus servicios móviles (prepago, pospago), fijos, TV Paga e Internet fija.

Los precios de los servicios "Reducidos" e "Inclusivos" pensaban mantienen sin modificaciones, según esta compañía.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído