Más artículos

El 58% de las empresas espera seguir con fuertes caídas en ventas hacia fin de año

El 58% de las empresas espera seguir con fuertes caídas en ventas hacia fin de año
Casi el 70% de las empresas industriales en todo el país siguen registrando hoy ventas menores a las de la etapa pre-pandemia
Por Paula Krizanovic
24.08.2020 08.59hs Economía

La Unión Industrial Argentina dio a conocer el último relevamiento de su Centro de Estudios (CEU) sobre el impacto de la crisis del COVID-19 en las empresas locales, que muestra que las expectativas a futuro siguen con pronósticos negativos.

Al momento de realizar la encuesta, entre los días 3 y 11 de agosto, todavía quedaban en la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires un 8,3% de las empresas sin producir en el contexto de la pandemia.

El porcentaje era el mismo para la Patagonia, donde además un abrumador 66,7% dijeron estar produciendo entre un 25% y un 50% menos que antes de la pandemia, aunque desde el CEU aclararon a este medio que las divergencias tienen que ver con particularidades de la muestra y menor concentración de empresas participantes desde esa zona.

Y esas dos regiones solo fueron superadas por la de Cuyo, donde el 10,8% de las empresas continúa sin operaciones.

La región Centro es la que mostró el panorama más optimista en este sentido: allí solo un 1,8% de las empresas encuestadas siguen sin producir, y un 42,1% asegura que manufactura en volumen la misma cantidad que antes de la pandemia o más.

Una situación similar se da en el Norte del país: mientras en el NEA el 52,4% de los encuestados ya muestra esa recuperación, en el NOA el 41,5% se encuentra en niveles de producción iguales o superiores a la etapa pre-pandemia.

Entre las 734 empresas que respondieron a la encuesta del CEU, en su mayoría de origen industrial, un 32% informó ventas iguales o mayores a las de antes de la pandemia, pero el 46% todavía enfrenta caída de las ventas superior a 30% y otro 22% registraba caídas de hasta el 30 por ciento. 

Esa baja se mostró más que nada en la Patagonia, donde el 38,5% dijo haber reducido más del 60% sus ventas. En la Capital y la Provincia de Buenos Aires, el 24,6% de los encuestados se encontraba en la misma situación.

Por estos motivos, las expectativas de cara a fin de año en las empresas industriales no son de lo más optimistas pero muestran una muy leve mejoría respecto del relevamiento inmediatamente anterior del CEU.

Consultadas por cómo espera llegar a fines de diciembre, sólo el 2% estima que su producción estará frenada y el 39% prevé producir casi igual o más que antes de la pandemia.

Sin embargo, un 58% de firmas relevadas todavía estima que seguirá operando con fuertes caídas –mayores al 25% de las ventas- a fines de 2020.

Al mismo tiempo, un 15% afirmó que, de mantenerse las mismas condiciones en los próximos tres meses, la continuidad de su actividad estará comprometida y un 7% sostuvo que podría entrar en concurso preventivo.

Acumulación de deudas y retraso de sueldos

En julio, por el pago de aguinaldo y menor acceso al ATP, muchas empresas presentaron retrasos en el abono de sueldos
En julio, por el pago de aguinaldo y menor acceso al ATP, muchas empresas presentaron retrasos en el abono de sueldos

A la baja en ventas hacia el interior de las empresas se suman complicaciones adicionales por el corte en la cadena de pagos y la acumulación de las deudas. "Nuevamente, hubo importantes atrasos en diferentes rubros como impuestos (31% de empresas con atrasos), compromisos financieros (21%), pagos a proveedores (16%) y tarifas de servicios (12%)", se lee en el reporte.

Al momento de realizar la encuesta, un 11% de las empresas tenía más de 30% de su cartera de cheques sin cobrar.

El CEU asegura que además estas empresas están lidiando con la persistencia de problemas financieros y operativos, derivados del incremento en los costos asociados a los protocolos sanitarios. Según se registró, esos costos extra derivaron de lo siguiente:

  • 48% asumió el costo del traslado del personal –en PBA y CABA el porcentaje asciende a 64%- que equivale en promedio a un 17% de la masa salarial;
  • 18% de empresas se hizo cargo del testeo preventivo de trabajadores
  • el 14% de los trabajadores fueron licenciados (14%), principalmente por tener más de 60 años o por presentar factores de riesgo;
  • transporte interjurisdiccional, las restricciones asociadas a suspensiones y despidos del DNU 329/20, el plazo de los cheques y las restricciones para acceder al mercado de cambios.

Y sigue habiendo un retraso en el pago de sueldos a los empleados. "Pese a que en general la tasa de incumplimiento de estos pagos fue menor a la registrada en relevamientos previos, los datos indican un mayor atraso en pago de salarios: el 8% de empresas no pudo pagarlos, contra el 3% registrado en el relevamiento anterior. A esto se sumó la dificultad para el pago del medio aguinaldo, con un 17% de empresas que no pudo cubrirlo", apuntaron en el CEU.

Para los investigadores este incremento en los atrasos del pago de sueldos tuvo que ver también con que menos empresas accedieron a la asistencia estatal para este fin, mediante el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP): solo el 42% de las empresas relevadas fueron asistidas, en comparación con el 63% de las encuestadas en el estudio inmediatamente anterior de la UIA.

La entidad industrial asegura además que hubo mayores dificultades también para que las organizaciones accedieran a créditos, en especial de parte de aquellas afectadas por la baja en ventas consecuente con la pandemia.

El 54% de las empresas aumentó su demanda de crédito, pero solo un 40% afirmó haber accedido al monto requerido en este estudio del CEU. Pero la brecha se amplía en el caso de empresas con caída de las ventas: el 66% de empresas enfrentó mayor demanda, pero solo el 35% pudo acceder al monto requerido.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído