Bares y restaurantes no pagarán ingresos brutos por seis meses: a cuántos locales alcanzará el beneficio

Bares y restaurantes no pagarán ingresos brutos por seis meses: a cuántos locales alcanzará el beneficio
Según la nueva norma, los locales gastronómicos deberán seguir presentando las declaraciones juradas, aunque no tengan que pagar el impuesto
Por iProfesional
28.08.2020 06.14hs Economía

La Legislatura porteña sancionó este jueves una ley que exime por seis meses del pago de Ingresos Brutos a locales gastronómicos, que comenzará a regir a partir de septiembre, para paliar el impacto de la pandemia.

La ley, que beneficiará a más de 10.000 locales comerciales, dispone que el beneficio alcance a servicios de restaurantes y cantinas con o sin espectáculo; locales de comidas rápidas y de venta de comidas y bebidas al paso.

La cancelación de ese pago impositivo, que regirá hasta febrero próximo, abarca también a los locales de venta de bebidas en bares, venta de comidas y bebidas en establecimientos con servicio de mesa y/o en mostrador y de helados.

Los locales gastronómicos que se reconvirtieron en casas de pastas o carnicerías para enfrentar la crisis, no serán alcanzados por la eximición y tendrán que pagar el impuesto en función de sus ingresos por esa otra actividad.

Según la norma, los locales gastronómicos deberán seguir presentando las declaraciones juradas, aunque no tengan que pagar el impuesto.

150.000 empleos en riesgo

El proyecto aprobado fue presentado por el legislador Marcelo Guouman (UCR-Evolución) por entender que el sector gastronómico es "uno de los pilares de la actividad económica de la Ciudad y que la exención del impuesto por seis meses es necesaria por la grave crisis que atraviesa en el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

El sector gastronómico, que genera 150 mil empleos, atraviesa una seria crisis y solo cumplen su actividad a través de delivery o la modalidad ´take away´, que generó una merma del 80% en las ventas.

El Gobierno porteño se encuentra analizando permitir poner mesas y sillas en la vereda, en medio de un nuevo pico de casos de coronavirus.

El "take away plus", o la apertura de restaurantes sin mozos ni servicio, pero con mesas en las veredas, es uno de los pocos ítems pendientes de la etapa 2 de la cuarentena en la Ciudad debido al aumento del número de contagios.

Con el take away no alcanza: las ventas se desplomaron un 80%.
Con el take away no alcanza: las ventas se desplomaron un 80%.

Al borde del colapso, el sector pide reapertura

El sector no da más y el segmento político, al menos en la Ciudad, parece al fin haber tomado nota de la emergencia. Con respaldo directo de Horacio Rodríguez Larreta, que en las próximas horas dialogará al respecto con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el segmento de las gastronomía aceleró motores para definir nuevos protocolos de funcionamiento y ya entró en tiempo de descuento con vistas a la reapertura generalizada.

Las organizaciones del rubro confían en que, con la instauración de otra etapa de la cuarentena, el Gobierno permitirá la vuelta de bares, restaurantes y confiterías a partir de la próxima semana.

La situación que atraviesa la gastronomía es de auténtico desastre: según datos de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) la pandemia se cobró la vida comercial de alrededor de 3.200 emprendimientos del rubro en Capital Federal. En términos de empleo, esto implica que el sector perdió cerca de 20.000 puestos de trabajo.

Desde FECOBA, la entidad que aglutina al comercio y la industria en esta parte de la Argentina, informaron a iProfesional que el mismo Jefe de Gobierno de la Ciudad negociará en estas horas un aval desde Presidencia.

El retorno en cuestión será "con mesas y sillas afuera, sin servicios de camareros (mozos) y bajo una modalidad de 'take away'".

En otras palabras, serán los mismos comensales quienes deberán retirar platos y bebidas de los mostradores para acercarlos a sus respectivas mesas. Los gastronómicos también discuten con la Ciudad la posibilidad de extender algunas veredas mediante "decks" de madera e, incluso, colocar vallas según el tipo de emprendimiento para evitar las aglomeraciones.

"Se negocia intensamente para que la vuelta sea ya a partir del lunes próximo, pero hay muchas cuestiones que resolver. La opción del delivery nunca les generó diferencia a los gastronómicos: en algunos casos apenas les representa un 5 por ciento de la facturación que tenían previo a la pandemia. La posibilidad de la apertura con mesas afuera al menos les permitiría llegar al 45 o 50 por ciento", comentó a iProfesional Fabián Castillo, presidente de FECOBA.

"La Ciudad ya vio los manuales de procedimiento y está de acuerdo con lo que se ha planteado como protocolo sanitario. José Luis Giusti, el ministro de Desarrollo Económico, dio su aval y también Larreta, quien anticipó que hablará con Kicillof y Cafiero para pedir la vuelta. El Gobierno porteño acompaña la apertura con mesas en las veredas, a cielo abierto, con distancia social y cubrebocas, y sin mozos", añadió.

El sector ya sufrió la pérdida de 20.000 puestos de trabajo.
A raíz de la pandemia el sector ya sufrió la pérdida de 20.000 puestos de trabajo.

Negociaciones en marcha

Esta luz al final del pasillo despertó un movimiento entre los gastronómicos que se intensificó en las últimas horas. Ocurre que, para poder instalar mesas y sillas en las veredas, restaurantes y bares necesitan de permisos oficiales. Y al menos hasta la etapa previa al desembarco del Covid-19, la Ciudad también recaudaba vía ese requerimiento.

Ahogados por el contexto, el grueso de los emprendimientos no está en condiciones de afrontar esos pagos por lo que se discute la posibilidad de fijar exenciones hasta que los comercios normalicen la recaudación.

"Hay un compromiso para que los lineamientos de cómo se volverá se terminen de completar esta semana. Resta definir si se podrán instalar mesas en las plazas. También, qué pasará con a vajilla, ya que en principio no sería descartable", comentaron a iProfesional otras fuentes del rubro.

"El viernes habrá una reunión con Matías Kulfas, el ministro de Desarrollo Productivo, para discutir más aspectos del tema. Los restaurantes no pagarían por tener las mesas afuera. El Gobierno entiende que los restaurantes no están en condiciones de cubrir esos costos", concluyeron.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído