Más artículos
Encargados de edificios acordaron un aumento del 29%: ¿cuánto subirían las expensas?

Encargados de edificios acordaron un aumento del 29%: ¿cuánto subirían las expensas?

Encargados de edificios acordaron un aumento del 29%: ¿cuánto subirían las expensas?
Será en tres tramos. Según los cálculos de administradores la suba en las expensas comenzará a percibirse entre este mes y el próximo
Por iProfesional
10.09.2020 11.25hs Economía

Los encargados de edificios de la Ciudad de Buenos Aires tendrán un incremento salarial del 29%. El primer tramo llega este mismo mes, con un 15% de suba de sueldos retroactivo a julio. En diciembre los agregan otro 8%, y en marzo, el 6% restante.

Al final de estos tres tramos, las expensas serán como mínimo un 14,5% más caras, ya que los sueldos representan al menos la mitad de los gastos comunes en edificios porteños, y en algunos pueden llegar al 70%.

Esta primera entrega del aumento impacta menos en las expensas de septiembre porque la mayor parte fue absorbida por el aumento solidario otorgado por decreto desde enero, que ahora dejó de cobrarse. También juegan otras variables, como las horas extras y plus que tenga el personal en cada consorcio.

La segunda cuota de incremento, en cambio, golpeará el bolsillo en mayor medida a fin de año. Y la que venga en marzo, en tanto, puede llegar a sumar alguna cláusula salarial que se apruebe a principios de 2021.

El nuevo acuerdo, homologado por el Ministerio de Trabajo de la Nación el 19 de agosto, fue firmado por representantes de la Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (FATERYH), que dirige Víctor Santa María (también presidente del PJ porteño), la Unión de Administradores de Inmuebles (UADI), la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH) y la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal (CAPHAI). Los propietarios e inquilinos, que son los que pagan, siguen sin tener participación de peso en la discusión.

Morosidad

Desde entidades como la Liga del Consorcista indicaron a este medio que, justamente, 90.000 consorcios porteños enfrentan hoy enormes complicaciones para sostener el funcionamiento de los edificios.

El escenario de "crack" que atraviesan los administradores, reconocen en ese ámbito, redujo al mínimo las tareas de mantenimiento en los complejos mientras que sigue fuerte el endeudamiento en lo que hace a servicios como el gas, agua, luz, e incluso el ABL que el Gobierno de la Ciudad sigue remitiendo a cada locación.

Desde la Federación de Asociaciones de Consorcios indicaron recientemente a iProfesional que el incremento de la morosidad también tiene sustento en que, por efecto de la falta de pagos de algunos departamentos, los montos se dividen y van a parar a las facturas del resto de las viviendas. Ese aspecto operó como "cascada" acentuando aún más el volumen de deuda.

"La caída de la capacidad de pago de los departamentos es tal que no se están cobrando los punitorios por los incumplimientos. Hablamos de los impagos generados durante la cuarentena, claro. En el caso de los encargados, los consorcios gestionaron con el Gobierno para acceder a los ATP. Primero hubo que lograr que se los considere una pyme para poder obtener este financiamiento", dijo a iProfesional David Loisi, CEO de la Liga del Consorcista.

"El pago de haberes de los encargados representa el 70 por ciento del presupuesto de los consorcios y por la falta de recaudación comenzó a complicarse ese cumplimiento. En aquellos casos donde existe una confianza fuerte con el encargado, se negocia un pago escalonado de haberes", añadió.

La menor recaudación generó que muchos edificios adeuden impuestos generales y ABL.
La menor recaudación generó que muchos edificios incrementen sus deudas en impuestos generales y ABL.

El experto precisó que, bajo esa modalidad, en algunos casos se abona 50 por ciento del salario de un mes y luego, ya al período siguiente, se completa la porción restante.

"En muchos casos se completa antes, no se llega a postergar al mes siguiente. En cuanto el consorcio se hace con el pago de alguna expensa, lo primero que se salda es la fracción adeudada de ese sueldo. Pero lo valioso es que muchos encargados entienden el escenario y ponen su buena voluntad para que los edificios no dejen de tener su limpieza y mantenimiento", aseguró.

Espacios comunes y mantenimiento

Loisi sostuvo que los consorcios vienen "trabajando fuerte" en el desarrollo de nuevos protocolos sanitarios con vistas al cambio de estación.

En ese sentido, y respecto de la disponibilidad y usos de los "amenities", comentó que entre los administradores existe consenso para establecer un esquema de turnos por DNI o unidad para el acceso al gimnasio, la terraza o la pileta en cuanto comience a sentirse el calor.

"Lo que ya se viene haciendo en algunos edificios en términos sanitarios se irá ampliando a partir del incremento en la intención de uso de los 'amenities' que se da en primavera y verano. La intención de fondo será seguir evitando que se generen aglomeraciones. De ahí que se fijarán horarios para el acceso a determinados espacios comunes. Algunos consorcios promoverán habilitaciones por grupo familiar, por ejemplo", anticipó.

Según los administradores, el pago de haberes de los encargados
Según los administradores, 70% de lo que se recauda por expensas tiene como destino el sueldo de encargados.

Por último, el entrevistado reconoció que la menor recaudación afecta fuertemente el mantenimiento de los complejos de viviendas.

"A raíz de eso se empezaron a espaciar desde la limpieza de tanques hasta la recarga de matafuegos. En el primer caso, la labor se hacía cada 6 meses y ahora pasó al lapso de un año. Lo segundo pasó de 3 a 6 meses. En los edificios no se están haciendo trabajos de pintura y sólo se atienden las emergencias. No hay recursos para más que eso", concluyó.