Más artículos

Alberto Fernández: "Hay gente en el Frente de Todos que sueña con una revolución, no es mi idea"

Alberto Fernández: "Hay gente en el Frente de Todos que sueña con una revolución, no es mi idea"
El presidente Alberto Fernández brindó una entrevista en medio del debate que se viene dando por los "presos políticos". Qué dijo
Por iProfesional
10.01.2021 10.18hs Economía

El presidente Alberto Fernández brindó una entrevista en medio del debate que se viene dando por los "presos políticos". Varios dirigentes oficialistas han pedido indultar a los exfuncionarios kirchneristas detenidos por corrupción.

"No daré ningún indulto", aseguró a Clarín el presidente.

De todas formas, tras la condena de la Corte Suprema de Justicia al ex vicepresidente Amado Boudou, el presidente dejó críticas al máximo tribunal: "La Corte ha ido perdiendo calidad y confianza".

Alberto F.: "Hay gente en el FdT que sueña con una revolución"

Sobre ese punto, el presidente también negó que vayan a impulsar cambios en el máximo tribunal o aumentar el número de jueces, como propusieron algunos dirigentes del oficialismo: "No tenemos posibilidad de nada de eso. Los números del Congreso no nos ayudan", lamentó.

Alberto F.:
Alberto F.: "Hay gente en el FdT que sueña con una revolución"

"Hay gente en el Frente de Todos que sueña con una revolución. No es mi idea. Mucho menos con un 40% de la sociedad que no está dispuesta a votarnos", expresó el presidente.

Por otra parte, el jefe de Estado también descartó una nueva Ley de Medios como propuso el senador Oscar Parrilli, cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

"Fue una decisión mía", dijo sobre la marcha atrás con el decreto, anulado 24 horas después, de permitirle a las empresas de medicina prepaga aumentar la cuota un 7% a partir de febrero, decisión que finalmente quedó anulada.

Alberto Fernández: primer año de gestión

El presidente Alberto Fernández remarcó que terminó el 2020 con la "tranquilidad" de haber cumplido con su palabra y sostuvo que el Estado debe "estar presente" para mitigar los efectos del mercado, en tanto que firmó el decreto de promulgación de la nueva Ley de Movilidad.

"Terminé el año 2020 con la tranquilidad de que mi palabra la he cumplido. Cuando dije que los jubilados no iban a perder más contra la inflación, lo he cumplido", sostuvo el primer mandatario durante un acto de ANSES en el que anunció la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Y consideró: "El Estado está para ordenar. El mercado no ordena, desordena. Si dejamos todo en manos del mercado, lo que ocurre es que rige la ley del más fuerte".

asdf
"Volvimos a poner una mejor fórmula", aseguró Alberto Fernández

El presidente aseguró que el gobierno volvió "a poner una mejor fórmula" para los jubilados que en el pasado "hizo crecer 20% los ingresos" de los adultos mayores.

"La fórmula jubilatoria sirvió en su momento para sacarle plata a los jubilados y después nadie podía cumplir. Nosotros no creemos que ningún jubilado esté muy bien con los ingresos que tienen. Creemos que tenemos que mejorarle esos ingresos", subrayó el primer mandatario durante un acto de la Anses.

"Volvimos a poner una mejor fórmula. La fórmula que estamos proponiendo hizo crecer 20% los ingresos de los jubilados", consideró el jefe de Estado.

Por último, el primer mandatario expresó que hay un relajamiento en la prevención contra el coronavirus y aseguró que "la pandemia no ha terminado".

"Todos nos distendemos. En Mar del Plata los casos crecen de manera más que preocupante. Uno se olvida que hay una pandemia.

Los que más se descuidan son los jóvenes. Quiero llamar a la reflexión a todos: que todos tengamos presente que la pandemia no se terminó", manifestó el jefe de Estado.

Reconstrucción

Raverta que 2021 será "el año de la reconstrucción de la Argentina" y, en ese marco, resaltó la importancia de la "nueva fórmula de movilidad jubilatoria".

En el primer acto de gobierno del año encabezado por el presidente Alberto Fernández en Chapadmalal, Raverta dijo que "en 2021 es necesaria una nueva agenda que recupere cuestiones estructurales" y que la nueva fórmula jubilatoria permitirá que más de 7,2 millones de jubilados y pensionados salgan de "la discrecionalidad, y con la previsibilidad de un aumento trimestral".

"Este año alcanzamos un 35,3% de aumento por decreto, lo que representó mejores aumentos que en cualquier actividad de cualquier sector de trabajadores activos", subrayó la funcionaria.

Dijo también que es necesaria la certeza de "una fórmula que permita que el crecimiento de la economía acompañe al crecimiento de los jubilados".

La titular de la Anses sostuvo que es preciso "dejar atrás el 2020, el año de la pandemia", y apostar a esta nueva agenda que permita asistir a los jubilados y pensionados, así como también a los más de 4.200.000 niños y niñas mediante la asignación universal.

"Durante el último año hemos hecho un enorme esfuerzo, el presidente de la Nación ha tomado decisiones de protección y cuidado para la totalidad de los ciudadanos y ciudadanas de la Argentina, mediante las que se acompañó a casi nueve millones de trabajadores sin fuente de trabajo con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE); además de a trabajadores con trabajo a través del ATP, invirtiendo para que puedan tener la mitad de su salario garantizado y así poder ayudar al sector privado; y de un bono para los trabajadores de la salud en reconocimiento de su esfuerzo", así como también a los trabajadores de la cultura, con más de 33.000 becas para garantizar un Estado que acompaña, pero que además se pone en el lugar del otro en momentos de dificultad", argumentó.

Raverta, finalmente, recordó que "solo en Anses se realizó una inversión de más de 600 mil millones de pesos en concepto de transferencia directa" con el objetivo de poder amortiguar el impacto de la pandemia. 

Claves de la nueva fórmula

Por 132 a 199 votos, el Congreso aprobó la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones. La misma estará vigente desde enero y alcanzará a 18 millones de jubilaciones, pensiones y beneficios sociales.

Con el apoyo de distintos bloques provinciales, el oficialismo logró convertir en ley su proyecto en Diputados. La norma reemplazará la movilidad suspendida en diciembre de 2019 por la Ley de Emergencia y los aumentos dispuestos por decreto durante en 2020.

1. Cuantos aumentos habrá por año

La ley establece incrementos en marzo, junio, septiembre y diciembre. El oficialismo adoptó ese criterio, tras abandonar en el Senado una versión de su propia autoría que disponía aumentos semestrales y el descuento del 5% otorgado en diciembre.

Ahora, la ANSES deberá elaborar y aprobar el índice trimestral de la movilidad y realizará su posterior publicación. De esa manera, la primera actualización de los haberes se hará efectiva a partir del 1° de marzo de 2021.

2. Cómo funciona el nuevo cálculo

El nuevo índice es similar al utilizado entre 2008 y 2017, pero con algunas diferencias. Las jubilaciones se ajustan en iguales mitades por salarios (el mejor resultado entre el índice del INDEC y el RIPTE del Ministerio de Trabajo) y la recaudación tributaria de ANSES.

Esta combinación se aplicará en marzo, junio y septiembre. Y la base de cálculo será el anteúltimo trimestre previo al incremento. Así, para marzo, se tomará el índice salarial de octubre, noviembre y diciembre de 2020 y la recaudación en ese período contra la del año previo.

En diciembre, se elegirá el menor de los índices A y B. El primero es el mismo cálculo que en los trimestres previos (salarios y recursos tributarios) y el segundo es la variación de la recaudación anual de ANSES incrementada en un 3%, descontados los aumentos de marzo, junio y septiembre.

El oficialismo consiguió aprobar la nueva fórmula con ajustes desenganchados de la inflación.

3. Qué pasa con la inflación

A diferencia de la movilidad suspendida, la nueva fórmula excluye la inflación. El Gobierno argumenta que eso ya está reflejado en los salarios y la recaudación. El Ministerio de Trabajo, Claudio Moroni, explicó que se busca "desindexar" el sistema previsional.

La exclusión de esa variable generó el reclamo en el oficialismo y la oposición de incorporar una cláusula de compensación para evitar que los haberes queden por debajo de la inflación. Pero el Frente de Todos mantuvo el proyecto sin cambios.

Con una inflación en torno al 36%, el año que viene se espera una suba superior por el descongelamiento de tarifas y alquileres. El ajuste de marzo se calcula sobre el último trimestre de 2020, con paritarias en su mayoría inferiores a la inflación, pero una recaudación en recuperación.

4. Cómo impacta el tope por recaudación

Al igual que en 2008, el Gobierno introdujo la recaudación con el argumento de hacer "sustentable" el sistema previsional y fijó un tope en diciembre al establecer la elección entre el menor ajuste entre dos índices (A y B).

Así, si la recaudación total (B) fuera superior al mix entre recaudación tributaria y salario (A), se aplicará este último y el haber no participará de la mejora en los ingresos de la seguridad social. Si, por el contrario, los recursos fueran inferiores, se adoptará este índice.

En otras palabras, por el tope, los haberes de diciembre serían inferiores a los salarios de los activos o a la eventual mejora en la recaudación de la ANSES.

Sin movilidad durante un año, los jubilados tendrán aumentos trimestrales a partir de marzo del año que viene.

5. Qué ocurre con los puntos perdidos

Por el cambio de fórmula, los jubilados perdieron 20 puntos entre 2017 y diciembre de 2019. Luego, en 2020, el haber mínimo aumentó 35,3% y la máxima un 24,3%. Si la inflación se acerca al 36%, los dos rangos quedarán por debajo de la inflación.

Los incrementos por decreto, por otra parte, resultaron inferiores al 42% que correspondía por la movilidad suspendida en diciembre de 2019. Pese al reclamo de la oposición y las centrales obreras, los cambios aprobados no incluyeron una recomposición de la pérdida acumulada.

Los próximos aumentos se aplicarán así sobre haberes disminuidos. Por caso, el 70% de los jubilados y pensionados perciben desde diciembre una jubilación mínima de $19.035, por debajo del salario mínimo de $20.587 y de la canasta del jubilado, de $49.600.

Por otra parte, de no haber nuevos cambios, se mantendrá el achatamiento de la pirámide jubilatoria. Esto se debe a que en marzo el Gobierno otorgó un 2,3% para todas las escalas, más una suma fija de $1.500, lo que implicó una suba del 13% para la mínima y usolo un 4% para la máxima.

6. Cómo se empalma con la fórmula anterior

El empalme entre los aumentos sin movilida y la nueva ley genera incerticumbre. Para la oposición, la suba por decreto otorgada en marzo de 2020 corresponde al tercer trimestre de 2019; la de junio, al cuatro trimestre de 2019; la de septiembre, al primer trimestre de 2020; y la de diciembre pasado, al segundo trimestre de este año.

Siguiendo ese razonamiento, el aumento en marzo próximo debería corresponder al tercer trimestre y no al cuarto de 2020. De lo contrario, según este cálculo, el nuevo índice se "comerá" un trimestre como ocurrió en 2017.

Algunos especialistas creen que las subas de este año en rigor no respondieron a ningún cálculo de movilidad sino que fueron aumentos discrecionales por la suspensión de la fórmula vigente hasta el año pasado. Desde ese punto de vista, habría que compensar el segundo semestre completo del 2019.

Para el Gobierno, por el contrario, el acople de la nueva fórmula con los ajustes otorgados por decreto en 2020 no se salteará ningún período a la hora de realizar el cálculo de actualización.

Temas relacionados