05.12.2021

El misterio de las reservas del Banco Central que inquieta a expertos: ¿van a faltar dólares?

El misterio de las reservas del Banco Central que inquieta a expertos: ¿van a faltar dólares?
En las últimas semanas, se intensificó el contrapunto entre las autoridades del Banco Central y los economistas sobre los dólares de las reservas
Por Claudio Zlotnik
11.03.2021 06.29hs Economía

La dinámica es llamativa; no puede negarse. Al contrario, si hay un punto en el que hay coincidencia entre las consultoras económicas y el Gobierno es en la preocupación por lo que viene sucediendo con las reservas del Banco Central.

La autoridad monetaria apenas pudo atesorar tres de cada diez dólares que compró en el mercado cambiario. A pesar de que conviven tres elementos clave: un cepo recargado -de hecho el nivel de compras de dólar "ahorro" se encuentra en un piso histórico-; una administración muy "tacaña" de las importaciones, y una reestructuración de la deuda en dólares, que ha permitido demorar los vencimientos tanto de deuda pública como de las empresas.

Para pasar en limpio con datos duros: en lo que va del año, el Banco Central ya adquirió u$s1.382 millones (hasta el último jueves 4, de acuerdo a las cifras oficiales). Las reservas, no obstante, crecieron apenas en u$s397 millones.

Otra vez: se quedó con tres de cada diez dólares comprados, básicamente a las cerealeras.

¿Qué pasó con el resto? ¿Dónde están los dólares adquiridos, pero que no quedaron en Reconquista 266?

Un informe preparado por el economista Amilcar Collante le da respuestas a la cuestión. Son todos los puntos que le restaron divisas al BCRA, desde comienzos de año:

● u$s517 millones sirvieron para pagar vencimientos de deuda con los organismos internacionales.

● u$s420 millones en concepto de "otras operaciones del sector público". Básicamente pagos de deuda en dólares.

● Otros u$s334 millones por la depreciación de la cotización del oro, que conforma las reservas totales.

● Y acá viene un punto relevante: las ventas de dólares que está haciendo el Banco Central en el mercado cambiario, de manera indirecta, a través de la compraventa de bonos en el canal de los denominados dólares "alternativos": MEP y "contado con quili".

De acuerdo con la estimación de Collante, por esas intervenciones, el Banco Central lleva perdidos unos u$s477 millones.

El director de la consultora MacroView, Pablo Goldín, coincide con esos números: "El BCRA vende a razón de u$s200 millones mensuales a través del MEP o el CCL", dice el economista en diálogo con iProfesional.

A favor de las reservas, en cambio, jugaron los depósitos bancarios. El "efectivo mínimo", que los bancos mantienen disponibles en el BCRA por los depósitos que captan, subió u$s766 millones en lo que va del año.

En las últimas semanas, se intensificó el contrapunto entre el BCRA y economistas sobre los dólares de las reservas

Hay un dato preocupante en toda esta dinámica, que lleva a pensar cómo va a continuar en el corto y mediano plazo:

¿Puede sostenerse que el Central pueda atesorar tan pocos dólares? La inquietud surge porque este resultado se da en un contexto donde, supuestamente la autoridad monetaria debería ser más exitosa:

1. La suba del precio de la soja, por encima de los u$s530, aceleró las liquidaciones por parte de los productores y de las cerealeras, lo que llevó -justamente- a que el BCRA pueda comprar divisas, en un momento en donde la mayoría de los analistas apostaban a que eso no ocurriría.

2. El BCRA y la Secretaría de Comercio mantienen una administración de "mano dura" con las importaciones. Tanto es así que en algún momento debería aflojar el corset para no ponerle límites a la recuperación de la actividad económica.

3. En simultáneo, se mantiene un "súper cepo", que hizo inaccesible la compra de dólares "ahorro". En los primeros dos días de este mes, en total compraron 70.000 personas, menos del 10% de los que compraban a mediados del año pasado, en el peor momento de la crisis cambiaria.

4. También continúa el cerrojo a la salida de argentinos al extranjero, por culpa de la pandemia. Es cierto que tampoco ingresan turistas, pero en los últimos años -aun con un tipo de cambio competitivo-, la Argentina registró un déficit en la balanza turística.

5. Y, finalmente, el Gobierno nacional y las empresas lograron reestructurar sus vencimientos de deuda. Es decir, no hay que pagarles a los acreedores privados, que deben esperar para reencontrarse con los dólares invertidos.

La visión del BCRA 

Desde el Banco Central siguen la dinámica con atención. Confían en que el escenario mejorará en los próximos meses. En concreto, a partir de que lleguen los dólares de la nueva cosecha.

Funcionarios que dialogaron "off the record" con iProfesional aseguran que entre abril y julio se va a notar ese cambio. No se atreven a realizar pronósticos sobre del volumen del crecimiento de las reservas.

 Afirman que dependerá de la demanda de divisas de la industria, en un contexto de crecimiento "muy fuerte" de la actividad en los próximos meses. "Si el PIB crece 7%, las importaciones lo harán entre 23% y 25%. Ya se nota una buena demanda de divisas por parte de pymes industriales", cuentan las fuentes.

Destacan la relevancia de que las reservas "brutas" se mantengan en torno a los u$s40.000 millones a pesar de que tanto las provincias como algunas empresas están cumpliendo con sus pagos de deuda.

Por otra parte, desde el BCRA admiten que hay una cuestión que no se puede predecir: la evolución de los efectos de la pandemia, a nivel internacional. Dan como ejemplo lo que sucede con la cotización del oro, que en lo que va del año le hizo perder al Central más de u$s300 millones.

Desde el pico de enero, la cotización del oro cayó 12% en los mercados internacionales y afectó el nivel de las reservas.

"No van a sobrar demasiadas divisas", advierten los economistas

Las dudas por los dólares

"Puede ser que el Banco Central compre más dólares en los próximos meses por la cosecha. Pero no van a sobrar demasiadas divisas. Van a tener que habilitar más importaciones para no abortar la recuperación", afirma Goldín, en diálogo con iProfesional.

Según los cálculos de Goldín, las reservas "netas" -el verdadero poder de fuego del BCRA- se encuentra en apenas u$s3.000 millones, muy por debajo de los u$s40.000 millones de las reservas "brutas".

Por otra parte, el economista no confía en ponerle todas las fichas a las liquidaciones de los exportadores: "¿Qué harán los productores? No se sabe, esa es la verdad. Acá la cuestión pasa por conocer si el Gobierno logrará una renegociación con el Fondo Monetario. Los vencimientos son abultados", dice.

"Las reservas van a seguir siendo flacas. A lo sumo pueden crecer un poco si el Gobierno logra refinanciar los vencimientos. O si llegan u$s4.000 millones por la ampliación de capital del Fondo Monetario y con eso paga vencimientos de la deuda", completa.

La continua caída de las cotizaciones de los bonos, que llevaron a los precios a valores de default cuando se acaba de concretar una reestructuración, da cuenta del nivel de desconfianza en la capacidad de repago del país. Más allá de que en los próximos años no habrá vencimientos con los acreedores privados.

"En algún momento podría haber un regreso de la presión cambiaria, algo típico en los procesos electorales. Por eso es clave que el Central aproveche los próximos meses para comprar dólares y atesorarlos", refrenda Collante.

Así como en las últimas semanas fue muy importante que se acrecienten las liquidaciones de divisas, ahora lo más relevante es que la mesa de operaciones del BCRA compre pero que, además, se los quede. Al menos una gran parte. Será la manera más eficaz de devolver algo de confianza al mercado antes de las elecciones.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ