"Vamos a caer como moscas": comercios se preparan para otro fuerte bajón en la facturación

"Vamos a caer como moscas": comercios se preparan para otro fuerte bajón en la facturación
Aseguran que, más allá del ATP, será necesario que el Estado suspenda "absolutamente todo el costo impositivo y de los servicios públicos"
Por Andrés Iglesias
21.05.2021 13.00hs Economía

Las nuevas restricciones a la circulación pueden suponer la estocada final para muchoscomercios en la zona metropolitana de Buenos Aires.

El presidente Alberto Fernández dio a conocer por cadena nacional las limitaciones por el avance de la pandemia del Covid-19, que abarcan nueve días de confinamiento total y un fin de semana posterior también con fuertes limitaciones.  

De esta manera, según determinó el Gobierno:

  • Quedarán suspendidas las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial.
  • Estarán habilitados los comercios esenciales, los comercios con envío a domicilio y para llevar.
  • Solo se podrá circular en cercanías del domicilio, entre las 6 de la mañana y las 18 horas, o por razones especialmente autorizadas.
 

Si bien el jefe de gobierno porteño, Rodríguez Larreta, luego aclaró que los comercios no esenciales podrán atender "de la puerta para afuera", está claro que habrá un fuerte bajón de la facturación durante los días que se extienda el confinamiento.

De hecho, el economista Federico Glustein menciona como "muy probable que la llegada de estas medidas más restrictivas puedan hacer caer el consumo, sobre todo de bienes que no son de  necesidad básica, y girar a una tendencia hacia el ahorro, sobre todo para la clase media". Esto, anticipa, puede presionar al dólar blue.

En este contexto, representantes de distintas cámaras empresarias pidieron ante esta situación un "plan de contingencia por parte del Gobierno" para evitar que las empresas "se caigan como moscas". El anuncio de anoche dejó sabor a poco: apenas un Repro aumentado -por $22.000- para sectores considerados críticos (gastronómicos y turismo).

"La verdad es que esto puede impactar terriblemente mal. Lo que pasa es que la situación sanitaria es acuciante y compleja. Pero lo que va a tener que hacer el Gobierno, y no va a poder escapar de esto, es presentar un plan de contingencia. Si no tenemos un plan, se van a terminar cayendo como moscas las empresas que van a estar más afectadas. Las reducciones horarias ya complican a muchos comercios. Entonces, si se reduce aún más, con una economía que no despega, será muy difícil el tema", señaló a iProfesional Gerardo Díaz Beltrán, presidente de la CAME.

El directivo agregó: "Creo que, más allá de la compleja situación económica que atraviesa el Gobierno, hay que buscar un plan de contingencia, que no pasa solamente por darle plata a las empresas. Pasa por suspender absolutamente todo el costo impositivo, por aliviarlas totalmente de las cargas nacionales, provinciales, municipales; que se frenen los vencimientos financieros, y también sostener los costos de los servicios públicos, que va a permitir que con las pocas reservas que les quedan a las firmas, puedan sostenerse estos dos meses, o el tiempo que queda, de la mejor forma posible". 

"Pero claramente, hay que implementar un plan de contingencia en la provincia que sea. Que no haya compromiso de erogación por parte de las empresas. El ATP solo, hoy, ya no sirve", completó.

Empresarios aseguran que, más allá del ATP, será necesario que el Estado suspenda todo el costo impositivo

Indumentaria: rubro en crisis

Claudio Drescher, socio de la firma Jazmín Chebar y presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), señaló al respecto: "En primer lugar, expresamos desde la cámara una enorme preocupación por la cantidad de contagios. En segundo lugar, consideramos que es un fenómeno general que no tiene mucho que ver con el funcionamiento de los shopping o los locales, donde tenemos un protocolo muy estricto. Pensamos que aquí no hay un centro contagio determinante, pero entendemos que tenga que haber restricciones en la movilidad de las personas".

En ese sentido, Drescher sostuvo que desde la cámara se pidió una reunión "urgente" con el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas.

"Porque nuevamente el sector de indumentaria y el calzado, como pasó el año pasado, está atravesando una situación extremadamente compleja desde el punto de vista económico-financiero. Con lo cual, necesariamente entendemos que para las pymes, las industrias y comercios que tengan que afrontar un pedido de cierre más amplio, debe resurgir un nuevo ATP como prioridad absoluta", sostuvo el empresario, quien destacó: "Nuestro planteo es que entendemos la situación, el problema no está en los locales pero sí en la movilidad de las personas. Acompañaremos las medidas, pero no hay forma que los comercios puedan sostenerse sin la ayuda del ATP".

Desde el sector comercial aseguran que no hay forma de sostener la actividad sin la ayuda del ATP

Caída de las ventas

Las nuevas restricciones para los comercios no esenciales profundizarán la caída en las ventas de los distintos rubros, ya que se suma a las medidas que rigen actualmente.

"Las restricciones horarias, con comercios que cierran a las 19, ya limitan el consumo. Y hay provincias que está restringiendo la circulación directamente. Por lo tanto, el que termina de trabajar por ejemplo, no va a poder consumir porque no tiene margen para hacerlo. Estas medidas, sin duda, profundizarán aún más las caídas en el consumo. Por eso digo que, si hay que tomar medidas drásticas y no quedan opciones, hay que ponerse a elaborar un plan de contingencia urgente", remarcó Díaz Beltrán.

"Lo cierto es que ahora la gente no está yendo a comprar, no hay tiempo ni ánimo en salir a comprar. Además, no dan los horarios por las restricciones", corroboró Drescher, quien analizó: "El sábado, por ejemplo, es un día clave para nuestra actividad. Al lmitarse la circulación al mínimo, las ventas entonces van a caer un 80%".

"En unidades, sin este ciclo que se inicia ahora, la venta está un 30% por debajo del 2019; porque el 2020 no se puede siquiera medir, porque tuvimos todos los locales cerrados y canales on line que todavía no estaban ni desarrollados", afirmó Drescher, quien destacó que el sector de la indumentaria y el calzado emplea en forma directa a más de 350.000 personas en todo el país y que muchos de esos empleos pueden correr peligro: "Porque venimos del 2020 muy golpeados, empezamos a levantar un poquito durante el 2021, y lamentablemente la segunda ola apareció, como era previsible. Esperamos que estas medidas sean lo más breves posibles y que bajen los casos. En este marco de más restricciones, esperamos que se arme un sistema de créditos y ATP para sostener el comercio y a las industrias afectada".

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído