Tristeza total en el barrio Belgrano: se fundió este histórico restaurante porteño

Tristeza total en el barrio Belgrano: se fundió este histórico restaurante porteño
"Nos vamos con un nudo en la garganta. Nos enterró el peso de la mochila de la cuarentena", aseguraron sus dueños en referencia a la caída de ventas
Por iProfesional
24.05.2021 08.35hs Economía

Se trata del histórico restaurante ubicado en el barrio porteño de Belgrano, en la intersección de las avenidas Cabildo y Congreso: "Fame Fast Food", que recientemente había cambiado su nombre a "Famenovo", ya no abrirá al público.

La triste noticia es que esta semana fundió tras una pronunciada caída en las ventas que comenzó el año pasado con el inicio de la cuarentena debido a la pandemia del coronavirus.

"Nos enterró el peso de la mochila de la cuarentena", explicaron sus dueños quienes se despidieron con un cartel en una vidriera.

"Nos vamos con un nudo en la garganta. Es una tristeza muy grande porque Famenovo ha sido parte de nuestra vida, de nuestro crecimiento. Compartimos buenos momentos, risas, esfuerzos. Lo hemos intentado todo junto a nuestros trabajadores. Estaremos eternamente agradecidos con nuestros clientes y amigos por las palabras de aliento y cariño; especialmente con nuestros empleados, que lucharon codo a codo para evitar este final", se despidieron.

Fame Fast Food no pudo sostener las ventas durante la cuarentena y se fundió

La ayuda oficial

Debido a los graves problemas que enfrentan las casas de comida, el Gobierno anunció la ampliación de la asistencia a actividades críticas y de la Salud, con el Programa de Recuperación Productiva (Repro) II, a través de la Resolución 266/2021 publicada en el Boletín Oficial.

Las empresas pertenecientes a salud y a los sectores críticos particularmente afectados por la actual coyuntura contarán con una serie de beneficios.

El monto del beneficio será de $22.000 por trabajador independiente y alcanzará a los sectores: gastronomía, turismo, transporte, industrias culturales, actividades deportivas y de esparcimiento, comercio de rubros no esenciales y de ramas esenciales pero que en los últimos meses han estado afectados por la caída de la circulación, y peluquerías y centros de belleza.

Por otra parte, el Ministerio de Desarrollo Productivo informó que para acceder al beneficio, los trabajadores deberán reunir las siguientes condiciones:

  • 1) contar con al menos dos aportes en los últimos seis meses en el régimen de monotributo y/o autónomo;
  • 2) presentar una reducción de la facturación mayor al 20% en términos reales, entre mayo de 2019 y del 1° al 24° de mayo de 2021;
  • 3) para el caso de ser empleador deberá registrar un nivel de liquidez corriente inferior a un valor establecido por el Comité de evaluación y seguimiento del Repro II.

Los beneficios de este programa, cuya inscripción será desde el 26 de este mes hasta el 1 de junio, son:

  • reducción del 100% de las contribuciones patronales destinadas al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA),
  • requerimiento de información limitada a dos indicadores, facturación y liquidez corriente,
  • eximición de la obligación de presentar balance (para evaluar la variación de la facturación, se compara todos los días de mayo de 2019 contra los primeros 24 días del corriente mes. Esto implica que el Programa asume que la empresa no tendrá facturación entre el 25 y el 31 de mayo)

Se amplió, además, el listado de actividades consideradas "críticas", incorporando a los sectores de comercio de rubros no esenciales (indumentaria, textiles, cuero, calzado, electrónica, electrodomésticos, muebles y vehículos, entre otros), comercios de ramas esenciales pero que en los últimos meses han estado afectados por la caída de la circulación (por ejemplo, kioscos, panaderías, heladerías y estaciones de servicio), y centros de compra localizados en el AMBA.

Asimismo, para acceder al Repro II, todo empleador deberá tener actualizados los datos de sus trabajadores en el portal Simplificación Registral de la AFIP, en especial las claves bancarias uniformes (CBU) de las cuentas donde les será otorgado el beneficio. La falta de información o error en los datos de los trabajadores ocasionará la cancelación del pago.

Durante las primeras semanas de mayo se atendieron a más de 13.600 empresas, lo que implica un colectivo de trabajadores cercano a los 400.000, con una inversión total de alrededor de los $5.000 millones.