Cannabis medicinal en Argentina: ¿cuál es el negocio que busca impulsar el Gobierno?

Cannabis medicinal en Argentina: ¿cuál es el negocio que busca impulsar el Gobierno?
Un informe oficial estima que puede llegar a mover u$s4.500 millones anuales a partir de la versatilidad de su uso. Atrae la atención de diversos sectores
Por iProfesional
01.06.2021 20.40hs Economía

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentará este miércoles el proyecto de ley "Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial", ante consejeros, académicos, legisladores, referentes del sector y gobernadores.

El encuentro, que tendrá lugar a las 17 en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, contará con la presencia del secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación y presidente del Consejo Económico y Social, Gustavo Beliz; consejeros y expertos en la materia que disertarán en diferentes paneles.

El objetivo de la ley es dar un marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial. En el proyecto, cooperativas del sector y Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) tendrán un espacio importante para fomentar el desarrollo de la industria.

Tras la presentación que hará Kulfas, la iniciativa será enviada al Congreso para su debate legislativo.

Un informe oficial estima que puede llegar a mover u$s4.500 millones anuales a partir de la versatilidad de su uso, al punto que ya atrae la atención de pools de siembra; empresarios del sector gastronómico; laboratorios extranjeros y hasta de una importante multinacional de la alimentación.

La soja del futuro

Matías Kulfas presentará el proyecto de ley para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal

Se trata del cultivo del cannabis tanto para uso medicinal como industrial en Argentina, que ya ha sido bautizado como "la soja del futuro" por el interés que viene despertando entre inversores de diferentes orígenes.

La Cámara Argentina del Cannabis (Argencann), que impulsa la legislación, sostiene que un adecuado marco normativo puede generar "ingresos de divisas por 1.000 millones de dólares en los próximos diez años".

De acuerdo al estudio, el mercado del cannabis tiene un potencial de u$s450 millones, dinero que surge de comparar a la Argentina con Canadá donde esta industria alcanza un volumen de negocios de u$876 millones anuales.

Tras ajustar los parámetros canadienses a población y PBI locales, el informe concluye que en la Argentina el negocio partiría de una base de u$s450 millones que se iría incrementando en el mediano y largo plazo a partir del potencial de desarrollo que presenta.

Esto se debe a que la cadena de valor del cannabis abarca una amplia serie de procesos y actores que van desde el desarrollo de genética en semillas, fitosanitarios, equipamientos, pasando por la producción agrícola, seguida de la cosecha, hasta la transformación de la biomasa según los usos que se le quiera dar, por ejemplo, medicinal, recreativo, industrial.

Prevención y producción

En el nuevo proyecto de ley, se considera cáñamo a las semillas, plantas y sus partes (tallos, hojas, sumidades floridas, raíces) de la especie cannabis sativa L., así como sus extractos y productos, que contengan hasta el límite máximo de 1.0% en concentración del componente químico delta9 tetrahidrocannabinol (THC).

En su artículo 3 sobre Producción Pública, se informa que la autoridad de aplicación designada por el Poder Ejecutivo Nacional, dispondrá acciones conducentes para la industrialización del cáñamo en cantidades suficientes para su exclusivo uso medicinal, terapéutico y de investigación.

Además, el Estado asumirá el control de toda la cadena productiva del cáñamo, almacenamiento, comercialización y distribución; pudiendo autorizar el cultivo por parte del Conicet e INTA con fines de investigación y producción médica y/o científica. En todos los casos, se priorizará y fomentará la producción a través de los laboratorios públicos nucleados en la ANLAP.

Se estima que la producción local de cannabis moverá u$s450 millones anuales en Argentina
Se estima que, en los primeros años, la producción local de cannabis moverá u$s450 millones anuales en Argentina

La norma también estipula una serie de principios rectores:

  • Propiciar el más alto nivel de salud y bienestar social, procurando acciones tendientes a prevenir, curar y dar tratamiento paliativo a enfermedades con la medicación acorde, propiciando la disponibilidad de esta última para garantizar un acceso inclusivo e igualitario.
  • Promover la producción nacional de medicamentos y tratamientos efectivos para las afecciones existentes.
  • Proteger a los habitantes del país de los riesgos que implica el vínculo con el comercio ilegal y el narcotráfico buscando, mediante la intervención del Estado, prevenir y atacar las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales y económicas del uso problemático de sustancias psicoactivas, así como reducir la incidencia del narcotráfico y el crimen organizado.

Además, plantea funciones específicas para generar las normas y procedimientos necesarios a los fines de autorizar la importación de semillas de cáñamo, así como habilitar la inscripción, el registro, la certificación y la fiscalización de semillas de origen nacional y extranjero.

Del mismo modo, se deberán impulsar programas de capacitación técnica, científica y profesional relativos al cultivo y a la industria del cáñamo; diseñar las pautas de cultivo, a partir de su articulación con el Conicet y el INTA, e implementar los mecanismos de control y fiscalización que garanticen las buenas prácticas de producción agrícola, de sustentabilidad y respeto por el ambiente, así como el cumplimiento del límite máximo de contenido de THC.

Entre las prohibiciones, el proyecto de ley impide la plantación, cultivo, cosecha y comercialización de cualquier planta de la que puedan extraerse estupefacientes y otras sustancias que determinen dependencia física o psíquica, salvo que se realicen con exclusivos fines de investigación científica o para la elaboración de productos terapéuticos de utilización médica.

"Debido a la notable eficacia de la sustancia de cáñamo para el tratamiento de diversas afecciones en torno a la salud, resulta propicio avanzar en la producción nacional del medicamento para proveer a la ciudadanía argentina de un acceso a la salud igualitario e inclusivo, garantizando accesibilidad a este tipo de tratamiento", estipula el proyecto en sus fundamentos.

También se enumeran los usos potencialmente beneficiosos de esta sustancia, que pueden verse en muchas enfermedades, debido a que casi todos los órganos y sistemas tienen sitios para que pueda ejercer su efecto por la acción de los principios activos de la planta, "conociendo los efectos beneficiosos sobre la salud, se comprende su uso medicinal como anti-inflamatorio, analgésico, protector y reparador del tejido nervioso, anticonvulsivante, relajante muscular, estimulante del apetito, ansiolítico, Inductor del sueño y preventivo de la recaída y del síndrome de abstinencia, entre otros".

Otros beneficios que destaca el proyecto de ley es la respuesta positiva contra enfermedades como la epilepsia, parkinson, alzheimer, esclerosis múltiple, síndrome de G. Tourette, autismo, enfermedad de Crohn y otras dolencias intestinales inflamatorias, náuseas, vómitos, psoriaris, dolor crónico, VIH-SIDA y estadios terminales.

Temas relacionados