El Gobierno convoca a supermercados: apelará a la vieja receta del control de precios para contener la inflación

El Gobierno convoca a supermercados: apelará a la vieja receta del control de precios para contener la inflación
El encuentro tendrá en la mira las elecciones generales de noviembre. Los llamados a empresas de consumo masivo se intensificaron después de las PASO
Por iProfesional
27.09.2021 08.00hs Economía

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, convocó a los supermercadistas con una misión: apelará a la vieja receta del kirchnerismo de la vigilancia y el control de precios para intentar contener la inflación.

La medida se toma tras las discusiones en el oficialismo, donde le adjudican la derrota de las PASO a la crisis económica provocada por la falta de reacción del Gobierno ante los efectos de la pandemia de coronavirus.

En el kirchnerismo duro apuestan a que una inyección de dinero apuntale el consumo y logre revertir el resultado electoral en noviembre, pero para eso necesitan que la inflación no termine absorbiendo la suba de ingresos. Con ese objetivo, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, convocó este lunes a una reunión a los supermercadistas y empresas de consumo masivo.

Quieren volver a controlar precios en supermercados.
Quieren volver a controlar precios en supermercados.

En el encuentro, Español buscará avanzar con un control que permita mantener a raya los precios, al menos hasta las elecciones. Forma parte de una de las patas del plan del Gobierno para que todas las medidas que incrementen los ingresos tengan un efecto real en el bolsillo de las familias argentinas.

Desde las PASO, funcionarios de Comercio Interior mantienen un diálogo permanente con el sector supermercadista y con las principales productoras e intermediarios. La mayor preocupación es bajar un mensaje claro respecto de que no está autorizado cualquier aumento y que el Gobierno seguirá de cerca la evolución de los precios, especialmente de los alimentos.

En el entorno de Cristina Kirchner creen que el mensaje no fue lo suficientemente claro ni la postura lo necesariamente firme como para contener la evolución de la inflación, especialmente en un período preelectoral.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció en varias oportunidades que la suba de la inflación es uno de los principales problemas que enfrenta el Gobierno, pero apunta a una situación multicausal. Tras prever en el Presupuesto 2021 que este año el costo de vida rondaría el 29%, en sólo los primeros ocho meses del año superó holgadamente esa cifra: acumula un alza del 32,3 por ciento.

Tras apuntar contra la suba de los precios internacionales de los alimentos como una de las principales causas, el Gobierno le puso un cepo a la exportación y estalló el conflicto con el campo. La carne apenas bajó, pero también lo hizo el consumo, en su menor nivel en más de 100 años.

En el Palacio de hacienda y el Ministerio de Desarrollo Productivo echaron mano también a la promoción de políticas que generen mayor competencia, pero en los hechos no dio los resultados buscados, aunque en agosto comenzó a desacelerarse.

Paula Español, secretaria de Comercio Interior.
Paula Español, secretaria de Comercio Interior.

A diferencia de otros meses, donde los alimentos y bebidas se ubicaban entre los sectores con los mayores aumentos mensuales, en agosto ese rubro registró uno de los menores incrementos. "Se redujo marcadamente, pasando del 3,4% en julio a 1,5% en agosto. Con desaceleraciones en la mayoría de los rubros, se destaca la caída de verduras y la estabilidad de carnes", destacaron desde el Ministerio de Economía.

Ahora, la búsqueda es nuevamente apelar a vieja receta del kirchnerismo de la vigilancia y el control de precios. Las reglas tienen que ser claras, insisten desde el kirchnerismo duro.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído