La sorpresa de Roberto Feletti, los "verdugos" de Español y una nueva política de precios

La sorpresa de Roberto Feletti, los "verdugos" de Español y una nueva política de precios
Feletti, que regresa a la función pública, buscará tratar de encauzar la política de precios errática que llevó a cabo su antecesora, Paula Español
Por Carlos Arbía
12.10.2021 06.28hs Economía

Este martes, cuando asuma como nuevo secretario de Comercio, Roberto Feletti volverá a trabajar en el Estado nacional luego de dejar la vicejefatura del Ministerio de Economía en diciembre de 2011. Feletti buscará tratar de encauzar la política de precios errática que llevó a cabo su antecesora, la economista Paula Irene Español, funcionaria que había presentado la renuncia a su cargo luego de las elecciones del 12 de septiembre pero que finalmente renunció el viernes pasado.

Feletti, quien se desempeñaba como columnista en el programa Caníbales de C5N, estuvo el domingo en el estudio del canal y dio un adelanto de los principales lineamientos de su futura gestión. "El objetivo de nuestra gestión será recuperar ese legado del peronismo donde el pueblo comía más o menos lo que quería y lo comía desde su casa", dijo y adelantó que esta semana, que será la primera al frente de la secretaría, va a incluir reuniones con el equipo económico del Gobierno y además iniciar la agenda oficial que incluirá convocar a dialogar y consensuar a los distintos actores que dan forma al consumo interno, bajo la premisa de achatar la curva inflacionaria, "sobre todo en precios de alimentos" y "respetar precios y consenso, o sino aplicar las leyes que hacen a la defensa del consumidor y de abastecimiento".

Feletti agrego que "es un objetivo muy difícil en este momento, pero evidentemente bajar el peso de la canasta alimentaria en el promedio de los ingresos populares es un desafío que tiene que ser".

Entre sus primeras definiciones con respecto a su tarea al frente de la Secretaria de Comercio Interior explicó que "Acá hay una sola víctima que es el pueblo argentino que no llega a fin de mes y esto es parte de la disputa existente entre los empresarios, que reclaman mayores aumentos de precios, y el elevado costo de vida de la sociedad argentina".

Feletti buscará tratar de encauzar la política de precios errática que llevó a cabo su antecesora, Paula Español

El economista precisó que todos los actores de la cadena de precios serán convocados para intentar alcanzar una solución al aumento inflacionario y se consideró un hombre de diálogo, de racionalidad, de discusión.

"El objetivo es cuidar la situación de los argentinos y le pido a los empresarios no victimizarse para poder tener un diálogo sincero ya que voy a convocar a los productores y comercializadores, probablemente juntos, pero es fundamental hablar con la verdad en la mano y no victimizarse", explicó.

La lógica del neoliberalismo, dijo, es expresar el valor como un elemento subjetivo, algo que consideró erróneo. "Yo quiero hablar racionalmente de costos y márgenes de ganancia, es el desafío más grande. Y lograr que el pueblo pueda ir a una góndola y elegir los productos que le gustan y consumirlos", enfatizó. Por otro lado, se refirió a las herramientas para hacer un seguimiento de los precios.

"Yo creo que en los controles y en los controles de los monopolios. Keyness decía que si a los monopolios no se los regula terminan destruyendo la economía y la sociedad", señaló Feletti y agregó: "Yo creo en un acuerdo social, en un pacto social, no creo que en el conflicto. Creo que hay que convocar a empresarios, a productores y comercializadores y hacer un acuerdo racional donde se respeten los márgenes de ganancia, donde se respete la posibilidad de expandir la producción y el consumo".

A propósito de alcanzar un acuerdo de precios salarios y empleo, señaló que, si bien es necesario para avanzar en "una regulación de precios, después hay que fiscalizar esos acuerdos".

"Yo creo que la fiscalización de precios es territorial. Creo que hay que estar en acuerdo con intendentes y sindicatos, y organizaciones sociales que colaboren", expresó. "Lo ideal es que ese acuerdo se respete y todos tengamos abastecimiento a esos precios", dijo el economista, pero enfatizó que también se debe tener en cuenta la inversión, los márgenes de ganancia, de la expansión de la producción. "Eso es lo normal. Lo que no es normal que alguien sobre un bien de consumo esencial fije el precio que quiere, la cantidad que quiere, y el que puede comprar, compra y el que no que se arregle", criticó.

El exsecretario de Política Económica durante el segundo mandato de Cristina Kirchner tendrá la tarea de sentarse mano a mano con supermercados, proveedores, y otros miembros de la cadena de comercialización para intentar encauzar el proceso inflacionario en un momento clave para el Gobierno, a falta de poco más de un mes para las elecciones generales del 14 de noviembre. Su primera tarea probablemente sea la renovación del programa de Precios Cuidados que está retrasado y se tendría que haber firmado el 7 de septiembre pasado.

La salida de Español

Con respecto a la salida de Español hay que destacar que es la segunda vez que abandona la secretaria de Comercio. La anterior fue en el 2014 cuando fue reemplazada por el actual ministro de Infraestructura de PBA Augusto Costa. La novedad es que la economista que responde al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Axel Kicillof y a La Cámpora no dejara el Gobierno, sino que pasara a trabajar en el Ministerio del Interior a cargo de Wado de Pedro el primer funcionario que presento su renuncia el 15 de septiembre pasado luego de la derrota del Frente de Todos en las PASO.

La salida de la economista fue decidida por el presidente Alberto Fernández junto al Jefe de Gabinete Juan Manzur luego de la reunión que Fernández mantuvo el pasado martes de la semana pasada con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El principal detonante de la salida de Español fue su poca predisposición para abrir el mercado de exportaciones de carne tal como le había solicitado el ministro de Agricultura Ganadería y Pesca Julián Domínguez luego de que éste acordara una paulatina apertura de esas exportaciones con los integrantes de la Mesa de Enlace y los consorcios exportadores.

Domínguez es señalado dentro del sector agropecuario como uno de los verdugos. Pero a esto hay que sumarle que la funcionaria no tuvo en cuenta algunas demandas de diversos sectores empresariales. En particular de la industria automotriz, que varias veces le había señalado a Espanol que su arbitrario manejo de autorización de las llamadas SIMI –autorizaciones de importaciones- estaba provocando grandes problemas en el sector.

En particular, que se había frenado la producción de algunos modelos de autos por la falta de insumos claves para su fabricación y que eso provocaba que las terminales no pudieran entregar vehículos adjudicados a través de los planes de ahorro previo lo que les estaba generado varias denuncias en la justicia y en Defensa al Consumidor de varios adjudicatarios.

Feletti convocará a las grandes empresas para intentar controlar el desborde inflacionario

"A Espanol se la comió la inflación prácticamente se la deglutió", comentó a iProfesional un empresarios del sector quien resumió la salida de la funcionaria y agregó además que tenía una mala relación con su superior el ministro de Desarrollo Productivo Matias Kulfas y no se llevaba bien con el secretario de Industria Ariel Shale quien era el encargado de autorizar las SIMI pero Espanol por lo general lo desautorizaba.

En julio, Espanol sufrió un fuerte golpe con la renuncia de su segunda la subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores Laura Goldberg quien fue reemplazada por Georgina Pessagno. Por ahora se desconoce el cargo que ocupará Español pero podría ser la reemplazante de Emiliano Estrada, el ex subsecretario de la secretaria de Provincias a cargo de Silvina Batakis. En el futuro podría trabajar con las provincias, en la coordinación de estrategias y proyectos de desarrollo a nivel federal, que contemplen la radicación de empresas, la agregación de valor, la generación de empleo. El ministro De Pedro habría pedido que Español continúe en el Gobierno.

"La gestión venía muy floja, en especial lo que tenía que ver con el control de precios y ahora se aspira que esa debilidad sea compensada con Feletti", detallaron fuentes cercanas al Gobierno en referencia a la salida de Español. "Es un enroque y el que saca no pone" dicen desde el Gobierno para explicar el cambio de figuras en un área clave en especial en momentos en los que la principal preocupación es el control de la inflación. El dato que saldrá el próximo jueves de IPC de septiembre estaría por encima del 3 % lo que no es un buen indicio de cara a las elecciones del 14 de noviembre. La frase "el que saca no pone" está relacionada con el ingreso de Feletti que llegaría al Gobierno por un pedido de la vicpresidenta Cristina Fernández de Kirchner ya que a Paula Español la saco el presidente Alberto Fernández.

Feletti también llegaría apoyado por la llamada Liga de Intendentes que lidera el intendente de La Matanza Fernando Espinoza. Este recomendó al economista para que fuera el secretario de Hacienda en ese distrito cuando gobernaba Verónica Magario quien luego llevo a Feletti a la secretaria administrativa del Senado de PBA cuando asumió con vicegobernadora el 10 de diciembre del 2019. Pero la gran impulsora de Feletti para manejar la secretaria de Comercio es la viceprersidente Cristina Kirchner quien siente un gran afecto por el economista que en los últimos meses fue un fuerte crítico de la política fiscal llevada a cargo por el ministro de Hacienda Martin Guzmán.

La vicepresidenta siente un agradecimiento especial, en particular por un hecho del cual Feletti fue uno de los protagonistas principales cuando era el viceministro de Economía de Amado Boudou. El economista fue uno de los principales impulsores de llamado Fondo del Bicentenario que provoco la salida del presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) Martin Redrado en enero del 2010. Con la creación de ese fondo el Tesoro de la Nación le saco al BCRA unos 6.500 millones de dólares para pagar deuda pública. Feletti fue uno de los encargados del diseño de la parte económica y financiera de ese decreto y también el encargado de explicarlo frente a los banqueros empresarios, legisladores y a los medios.

En ese entonces Feletti afirmaba que "el Fondo del Bicentenario, que se creará con el excedente de las reservas del Banco Central para pagar deuda en 2010 y buscara crear certezas macroeconómicas tanto en el plano fiscal como externo para favorecer decisiones de inversión. El Banco Central ha manejado sólidamente el nivel de reservas y la crisis: hoy hay en exceso de reservas para afrontar cualquier movimiento especulativo de los mercados y ese excedente se coloca en prevención, para consolidar situaciones macroeconómicas tanto externas como internas".

Feletti por su parte tiene una línea más dura que la de Español en materia de control de precios y públicamente siempre reconoció las políticas de Guillermo Moreno, quien detentó el cargo durante el kirchnerismo. "La estrategia de Guillermo Moreno para combatir la inflación fue brillante", manifestó en 2013 para describir el intento de control de la inflación. El detalle no es menor en el contexto actual y de cara a las urnas.

Cerca del jefe de Gabinete, Juan Manzur, aseguran que la idea con Feletti no es endurecer la relación con los empresarios. "Manzur siempre busca la vía del diálogo y su idea es construir una mesa con el sector privado para evaluar el esquema de formación de precios", explicaron fuentes oficiales. El decreto que pondrá en funciones a Feletti y a Español en sus flamantes cargos será firmado por el presidente Alberto Fernández este martes. Para entonces se espera que entre ambos funcionarios "haya una transición ordenada", explicaron a Iprofesional fuentes cercanas al Gobierno.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído