30.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.00%

Presidente de Toyota Argentina: "Ser delegado del sindicato es un buen antecedente para una posición gerencial"

Presidente de Toyota Argentina: "Ser delegado del sindicato es un buen antecedente para una posición gerencial"
Daniel Herrero, titular de la filial local de la automotriz japonesa, explicó las razones detrás del inédito acuerdo de reforma laboral
Por iProfesional
23.11.2021 16.28hs Economía

Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina, habló sobre la reforma laboral que se implementó en la empresa con el aval del gremio Smata y sorpredió con una frase.  "Ser delegado del sindicato por un tiempo es un buen antecedente para tener una posición gerencial", afirmó Herrero.

El directivo local de la automotriz japonesa explicó que la alianza que logró con el gremio de los mecánicos para modificar turnos y aumentar la productividad tienen que ver con que "los dos queremos lo mismo".

"Ser delegado del sindicato por un tiempo es un buen antecedente para tener una posición gerencial. Ahí empieza el cambio de que el sindicato participe en las decisiones de la empresa porque es parte del futuro", fundamentó Herrero en declaraciones radiales.

El empresario explicó: "Los dos queremos lo mismo y nos vamos a pelear por un montón de cosas, pero al final de la historia, empresa y sindicato quieren crecer, generar más empleos, que todos ganemos más de lo que ganábamos ayer".

"Cuando se plantea lo de la reforma laboral, yo sé que es difícil. Nosotros tenemos un sindicato espectacular y nos fue bárbaro. Si vos tenés una buena relación con el sindicato y tenés una buena negociación de tu convenio, no hay problema", añadió.

Por otra parte, defendió el esquema de paritarias trimestrales: "El salario tiene que ser bueno. Si queremos que sea bueno y que el tipo esté bien, en la Argentina desde hace 10 años la política salarial es inflación a trimestre vencido. No discutimos. No paramos. Pagamos salarios buenos. Ojo, si pago un salario bueno, entonces que el operario sea bueno para poder ser competidor global".

Toyota logró una acuerdo con el gremio SMATA que permitirá incrementar la producción.
Toyota logró una acuerdo con el gremio SMATA que permitirá incrementar la producción.

Toyota: la inédita reforma laboral que aceptaron los empleados

La automotríz japonesa Toyota avanzó a paso firme con un cambio en el esquema laboral que le permitió aplicar una semana de 5x2 y así cubrir el bache que se le generaba los sábados.

La compañía propuso algo más de 8 mil pesos adicionales por sábado a cada empleado de la célula a la que le toque trabajar y prometió 1.012 pases a planta. Los trabajadores se reunieron en asamblea a principios de octubre y votaron a favor del nuevo esquema.

De esta forma, Toyota impulsó una reforma laboral para su planta bonaerense de Zárate, con el objetivo de aumentar la producción y solucionar el problema planteado con los operarios, que se resistían a realizar horas extras los fines de semana por el recorte que sufrían debido al pago del Impuesto a las Ganancias.

"Se llega a esta situación porque los sábados, si trabajábamos, de los 5 mil pesos que teníamos que cobrar se llevaba 4.500 pesos Ganancias", explicó una fuente de la empresa citada por InfoGremiales.

La propuesta fue presentada a los representantes del sindicato de mecánicos SMATA, que la trasladaron a los trabajadores de la terminal, que finalmente la avalaron el 1º de octubre.

El eje de la reforma es que, a partir de su implementación, habrá células de 6 operarios que deberán trabajar los sábados, en un turno de medio día, como jornada obligatoria. Como contraparte, tendrán franco todos los domingos, más un día de semana que será móvil.

En el borrador acercado por Toyota, la firma propuso una compensación de 8.077 pesos por cada sábado trabajado.

El esquema laboral que propone Toyota
El esquema laboral que propone Toyota

De esta manera, la automotriz puede  tener la planta en funcionamiento durante mayor cantidad de horas para aumentar volumen de fabricación de los modelos Hilux y SW4.

La idea de la automotriz desce el inicio tuvo buena consideración por parte del gremio SMATA y, luego, de los trabajadores reunidos en asamblea. De hecho, se aceleraron los tiempos y la votación se realizó una semana antes de lo previsto.

La presión de SMATA y Toyota

Días después de la votación trascendió que representantes del SMATA ejercieron fuerte presión sobre los trabajadores, a quienes conminaron a votar a favor de la reforma mediante un discurso del dirigente gremial Iván Almirón. "Necesitamos la aprobación de todos nosotros. Necesitamos estar todos convencidos de que queremos llevar esta fábrica a otro nivel", dijo entonces Almirón.

"Estamos hablando de que si esto sale bien, si esto se aprueba, vamos a tener la posibilidad de que 1.000 compañeros contratados, que ya algunos están cumpliendo los cuatro años, puedan quedar efectivos", dijo. Y agregó: "Estamos hablando que de acá al 2023, si esto sale bien y con el esfuerzo de todos ustedes, con la aprobación de ustedes, podemos lograr 3.500 puestos de laburo más".

El gremialista afirmó que la empresa japonesa le dijo al sindicado que si la reforma no se aprobaba, los 1.000 contratados se iban a quedar sin empleo, la producción no iba a aumentar y se iban a perder de crear otros 3.500 nuevos puestos. "Esto es una parte de la negociación. La otra parte, la más fea, también se la vamos a decir. Si esto no se aprueba, si esto no sale, este proyecto se tiene que suspender", reveló Almirón.

Plan de efectivizaciones
Plan de efectivizaciones

Efectivizaciones

Como anzuelo, Toyota propuso, además, incorporar al acuerdo la efectivización de 1.012 operarios que ingresaron a la automotriz japonesa bajo la modalidad temporal. Serían todos los que se sumaron a la planta hasta el 30 de agosto de este año.

"Si bien los salarios en Toyota son buenos, hay un planteo colectivo en los compañeros porque se perdió mucho poder adquisitivo", explicaron fuentes de la planta.

Con la modificación de la semana laboral, fue la primera vez que se implementó en el sector y se convirtió en el primer paso para modificar el convenio colectivo de los mecánicos en busca de mayor productividad.