iProfesional

Directivos de una cerealera rosarina fueron imputados otra vez por fraude millonario

Se trata de los integrantes del directorio de una empresa bursátil Guardati y Torti quienes deberán responder por una nueva acusación de fraude
Por iProfesional
23/12/2021 - 07,16hs
Directivos de una cerealera rosarina fueron imputados otra vez por fraude millonario

En marzo los acusaron de apoderarse de ahorros de inversores para fondear una corredora de granos. Ahora deberán responder por una nueva acusación de fraude. El fiscal del caso agregará cargos contra los responsables de la compañía Guardati y Torti SA (GyT SA).

Los directivos más el síndico del concurso preventivo están acusados de desviar de modo ilícito fondos de 42 inversores. En total se agregarán los casos de 114 nuevos damnificados que se convierten en un total de 156 personas que tienen sus fondos retenidos por presuntas maniobras de estafa de parte de la empresa.

Directivos de cerealera fueron imputados por fraude millonario

El fiscal Sebastián Narvaja en febrero imputó a ocho directivos de la empresa GyT SA. Uno de ellos es el presidente del directorio, Angel Torti, quien era vocal de la Bolsa de Comercio de Rosario. Los mismos socios tienen una acopiadora de granos y corretaje llamada GYT Plus SA.

Las maniobras ilícitas, según la investigación, se ejecutaban a través de operaciones de transferencias bancarias, de compraventa de dólares y de títulos valores de parte de la sociedad bursátil GT SA para fondear las operaciones de la firma GYT Plus SA.

Directivos de una cerealera rosarina fueron imputados otra vez por fraude millonario
Directivos de una cerealera rosarina fueron imputados otra vez por fraude millonario

Esta empresa se encontraba en cesación de pagos. Según el balance correspondiente al 30 de setiembre de 2019, la cerealera contaba con un pasivo corriente de $1.697 millones y un patrimonio negativo de algo más de $746 millones.

Los acusados se contactaron a inversores de ciudad de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba y Bariloche entre otras localidades. Para el fiscal se trata de una captación maliciosa de los ahorros porque ocurría para solventar a la corredora de cereales cuando estaba en aprietos financieros.

Temas relacionados