Guzmán se reunió con empresarios y la cúpula de la CGT para informarlos sobre las negociaciones con el FMI

Este encuentro se realizó un día después de que el ministro y el presidente Fernández presentaron un un informe sobre las negociaciones a los gobernadores
Por iProfesional
06/01/2022 - 18,00hs
Guzmán se reunió con empresarios y la cúpula de la CGT para informarlos sobre las negociaciones con el FMI

El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió este jueves a empresarios de compañías extranjeras que operan en el país y miembros de la CGT, con el fin de brindarles un informe sobre las negociaciones con el FMI

El almuerzo se realizó en la terraza del Palacio de Hacienda y también participaron la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y los ministros de Agricultura, Julián Domínguez, y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. 

La incorporación de Vizzotti obedeció a la necesidad de analizar el impacto de la tercera ola de Covid las empresas. 

El encuentro se produjo un día después de que el funcionario presentara, frente a gobernadores, un informe sobre el estado de las negociaciones con el Fondo Monetario.

En Casa Rosada y junto al presidente Alberto Fernández, el jefe del palacio de Hacienda reclamó a la comunidad internacional que "apoye la posición de la Argentina".

A la vez, reconoció que en el sendero fiscal "no hay acuerdo" aún con el organismo crediticio. Según dijo, "la diferencia entre lo que plantea el FMI y lo que plantea el Gobierno argentino consiste en diferenciar un programa de ajuste del gasto real, que detendría con seguridad la recuperación, versus un programa que le dé continuidad a la recuperación de la economía".

Guzmán indicó que la Argentina propone bajar el déficit "en forma gradual con la posibilidad que el Estado pueda favorecer las condiciones de producción. La Argentina propone reducir el déficit a través de crecimiento". Pero explicó que lo que pide el FMI "es diferente de lo que hemos presentado".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió a empresarios y miembros de la CGT

Por tal motivo, el ministro consideró "importante que estemos alineados en defender los intereses de la Argentina. Cada uno tiene que definir la camiseta que se quiere poner".

"No es una cuestión de visiones sino de intereses en juego.

Algunos pueden plantear un programa recesivo que baje el nivel de exportaciones y permita elevar el superávit comercial para pagar deuda (pero) primero que todo está asegurar la recuperación económica de la Argentina", insistió.

La CGT respaldó al Gobierno ante el FMI

La CGT respaldó  la posición del Gobierno nacional en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y advirtió que "no puede haber un plan que genere recesión y genere mayor pobreza en la Argentina".

La postura de la central obrera fue expresada por Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato que la comanda, en apoyo a las negociaciones que encabeza el ministro de Economía, Martín Guzmán.

"Respaldamos la posición de Guzmán ante el Fondo Monetario Internacional", expresó en forma tajante al hablar con la prensa tras el almuerzo con el ministro de Economía, que se realizó en el Palacio de Hacienda y del que también participaron empresarios. 

"Somos conscientes de las dificultades y acompañamos la posición de que no puede haber un plan que genere recesión y genere mayor pobreza en la Argentina", añadió.

Daer sostuvo que "la reducción del déficit fiscal tiene que ver con una política del FMI que generaría un proceso recesivo y Argentina necesita expandir su economía porque es la única forma de desarrollar el país".

El sindicalista señaló que se dialogó bajo la "perspectiva de converger a que los precios no vayan escalando como el último año" y lograr que "los salarios le ganen a la inflación".

Daer afirmó que "hay que hacer una verificación estricta de incrementos de precios especialmente en bienes de primera necesidad".

El encuentro con los gobernadores

 

Durante el encuentro del miércoles con los gobernadores, el presidente Alberto Fernández aseguró que "no hay ninguna posibilidad de que Argentina tenga tarifazos" mientras el Frente de Todos (FdT) esté gobernando, y señaló que, en todo caso, el costo de los servicios tendrá que "corregirse de un modo razonable y teniendo en cuenta la capacidad de pago" de la sociedad.

También afirmó que "todo programa económico en Argentina pasa por la recuperación del salario real".

El Presidente durante la reunión con los gobernadores

"No vamos a firmar ningún acuerdo que suponga un aumento tarifario desmedido y excesivo", remarcó Fernández al participar de la exposición que el ministro de Economía, Martín Guzmán, brindaba ante los gobernadores del país para explicar el estado de la negociación de la deuda con el FMI.

El mandatario sostuvo que "no hay ninguna posibilidad de que Argentina tenga tarifazos en el año venidero ni en los subsiguientes".

"Mientras nosotros estemos gobernando las tarifas tendrán que corregirse de un modo razonable y teniendo en cuenta el ingreso y la capacidad de pago de una sociedad dada en un momento dado", explicó.

Fernández afirmó asimismo que "los porcentajes de aumento están muy lejos de suponer tarifas crecientes o importantes, o tarifazos para los argentinos".

Por otro lado, el jefe de Estado planteó que "todo programa económico en Argentina pasa por la recuperación del salario real", por lo que -dijo- "los ingresos de los que trabajan tienen que superar el ritmo inflacionario".

"Venimos de una pérdida de 20 puntos en los 4 años precedentes y tenemos que recuperar el salario real cuanto antes, del mejor modo, porque eso hace también al mejoramiento del consumo interno que mueve más del 70% del PBI", indicó el mandatario.

Fernández abrió la reunión reafirmando que "es muy grave" el problema de la deuda externa de la Argentina, tanto con acreedores privados, como con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y advirtió que esa situación generará "un fuerte condicionamiento", no sólo para la actualidad, sino también "en los años venideros".

Y detalló que entre el 2015 y el 2019 la deuda con acreedores externos se incrementó en "más de cien mil millones de dólares".

"A nuestro juicio hay que ver el problema de la deuda como una secuencia y no un punto definitivo de llegada. El año pasado logramos reestructurar la deuda con los acreedores privados. Ahora estamos discutiendo y terminando las negociaciones con el FMI", señaló el mandatario.

"La deuda que eventualmente arreglemos va a superar mi mandato y el mandato que termina en 2027, va a estar presente durante los próximos diez años. Por eso me parece importante que dejemos bien en claro lo que estamos haciendo", advirtió.