Crece el número de cheques rechazados: señales de riesgo en la cadena de pago

La marcada demora en regularizar este tipo de pagos "es una alerta importante de riesgo de default en la cadena de pagos de empresas y comercios
Por iProfesional
21/01/2022 - 09,38hs
Crece el número de cheques rechazados: señales de riesgo en la cadena de pago

Para la cadena de pagos, el regreso a la normalidad tras la ruptura generada por las restricciones a la actividad económica impuestas por la pandemia de Covid-19 se hace esperar.

Así lo advierte un informe de la consultora Fidelitas, al puntualizar, con datos hasta fin de 2021, que la cantidad de cheques rechazados, así como el volumen de pesos, lejos de volver a la normalidad como podría ser esperado, no ha dejado de crecer.

"En octubre de 2020 se rechazaron 26.638 cheques por $2200 millones, mientras que en diciembre de 2021 se rechazó casi la misma cantidad (26.665), pero por una suma mucho mayor, $5000 millones. Los impagos se incrementaron 125,76% en el período, un crecimiento que representa el doble de la inflación acumulada en ese período (61,20% según Indec)", detalla.

El informe aclara que el rechazo por insuficiencia de fondos de un cheque "no necesariamente representa un default".

Pero alerta que se observa una "fulminante reducción de la brecha entre los cheques levantados y los no levantados".

s
El rechazo por insuficiencia de fondos de un cheque "no necesariamente representa un default"

Emisión sin respaldo

"Hasta el último trimestre de 2020, la mitad de los cheques rechazados se recuperaban y pagaban (en pesos, $1122 millones no levantados vs. $1106 millones levantados). Sobre finales de 2021, se duplicaron los montos y se observa que casi el 95% de los rechazos quedan sin levantar (en pesos, sobre $5031 millones de rechazos, sólo se pagaron $247 millones)", describe.

El dato confirma que la emisión de dinero sin respaldo realizada por el Banco Central (BCRA), básicamente para financiar al fisco (lanzó al mercado la friolera de $1,568 billones sólo en el último trimestre), no ayudó a mejorar las condiciones de la actividad comercial de personas o empresas.

En la consultora estiman que la marcada demora en regularizar este tipo de pagos "es una alerta importante de riesgo de default en la cadena de pagos de empresas y comercios en general".

Fidelitas recuerda que fue durante el comienzo de las restricciones por la pandemia cuando estalló la cadena de pagos.

"En abril de 2020 se verificó un número dramático de cheques impagos, con 473.000 unidades rechazadas. El promedio en los años anteriores (2018 y 2019) había sido de 78.000", apunta. Es decir que hubo seis veces más cheques rechazados que el promedio de los años anteriores.

"El default entonces llegó a $27.000 millones, de los cuales se recuperaron sólo el 20%", detalla.

Lo llamativo ahora es que la cadena de pagos (pese a la liquidez inyectada y a la política de tasas negativas auspiciada por el Gobierno) no ha recuperado su fluidez. Al respecto, el informe detalla que esa normalidad no se recobró aunque el sistema bancario local mantiene condiciones laxas de calificación, que contemplan cinco niveles que reflejan el estado de las carteras crediticias. "Las que están en situación normal requieren un nivel de previsión mínimo, mientras que las declaradas como incobrables obligan al 100% de previsión y garantías", detalla.

Allí es cuando alerta que la desmejora en las condiciones crediticias afecta la capacidad de los bancos de asistir con financiamiento a la economía, "no sólo por las obvias pérdidas de cobranza relacionadas, sino que los obliga a reestructurar el total de sus montos a previsionar y su liquidez disponible para operar", lo que limitará el impulso que puedan darle a la actividad en adelante.

De acuerdo al Banco Central, crece sostenidamente la cantidad de cheques rechazados
De acuerdo al Banco Central, crece sostenidamente la cantidad de cheques rechazados

Datos del BCRA

"Si tomamos como punto de partida el mes de enero de 2018, vemos cómo la cartera en situación 1 (situación normal) pasó de representar el 97,1% de los pesos de todo el sistema financiero, a ser el 93,61% en el último trimestre de 2021, según la información provista por el BCRA. Ese deterioro de casi el 3,5% del total del dinero representa unos 323.000 millones de pesos en distintas situaciones irregulares (unos u$s3200 millones)", explica.

En paralelo, entre las categorías de estado irregular, la situación 5 (incobrables) fue la de mayor crecimiento porcentual sobre el total: pasó de 0,36% en 2018 a 2,37% en octubre de 2021, representando unos $119.000 millones declarados irrecuperables.

Esto supone que "los incobrables del sistema financiero, considerando tanto entidades públicas como las privadas, se multiplicaron nada menos que 20 veces en los últimos tres años", advierte.

El informe admite que el deterioro real de la cadena de pagos "aún no llegó a un volumen suficiente para colapsar las líneas de trabajo en la industria y comercio en general", pero advierte que la tendencia objetiva que muestra "es demasiado negativa como para ser ignorada". De allí que recomienda a las empresas que "observen y monitoreen el estado completo de su cartera de clientes y proveedores", dado el complejo contexto comercial descripto.

Temas relacionados