iProfesional

Silvina Batakis es la nueva ministra de Economía

La ex ministra de Economía bonaerense durante la gestión de Daniel Scioli tiene el visto bueno de Cristina Kirchner. Qué desafíos enfrenta
Por iProfesional
04/07/2022 - 00:10hs
Silvina Batakis es la nueva ministra de Economía

A un día de la renuncia del ex ministro de economía, Martín Guzmán, Alberto Fernández se comunicó con la vicepresidenta, Cristina Kirchner, tras varias horas de idas y vueltas en la quinta presidencial de Olivos. Durante la conversación, se definió que Silvina Batakis fuese la nueva ministra de Economía.

El país llevaba más de 24 horas sin ministro de Economía. Durante la tarde, en la Quinta de Olivos, donde se encuentra el Presidente con su círculo de confianza, no se llegó a cerrar el acuerdo para poder avanzar y dejar atrás la crisis del fin de semana.

A las 20:13, el Presidente llamó a Cristina Kirchner para discutir la reestructuración del Gabinete y decidió llegar a una tregua para evitar que se agrave la crisis política.

Quién es la nueva ministra de Economía

A la ex ministra de Economía bonarense durante la gestión de Daniel Scioli le tocará ocupar una silla caliente, en medio de la crisis institucional que vive el Gobierno y el descalabro económico con una inflación desbocada, que afecta seriamente el poder adquisitivo de la gente.

Hasta este domingo, Batakis ocupaba el cargo de secretaria de Provincias del Ministerio del Interior de la Nación. Anteriormente, entre 2011 y 2015, Batakis se desempeñó como ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires. Previamente, ocupó diversos cargos en la administración pública bonaerense.

 

Se desempeñó desde 1992 en diversos cargos en la administración pública bonaerense, entre los que se destacan Directora de Zonas Francas, Directora Provincial de Economía Ambiental y Energías Alternativas en el Órgano Provincial para el Desarrollo Sostenible, Directora Provincial de Estudios Económicos en el Ministerio de Economía y asistente en la Dirección de Planificación del Ministerio de Infraestructura.

En 2009, Alejandro Arlía fue elegido como ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires (PBA) por el gobernador Daniel Scioli. Bajo el mando de Arlía, Batakis fue Jefa de Gabinete de Asesores y luego subsecretaria de Hacienda (2009-2011).

En diciembre de 2011, tras obtener su reelección, el gobernador Daniel Scioli anunció a Batakis como ministra de Economía provincial en reemplazo de Arlía quien fue nombrado Ministro de Infraestructura.

Se mantuvo en el cargo hasta el final de la gestión de Scioli en diciembre de 2015.Su llegada al gabinete económico bonaerense se dio el 12 de diciembre de 2011, tras haber sido subsecretaria de Hacienda desde diciembre de 2009.

s
La economista Silvina Batakis fue la elegida por el presidente Alberto Fernández para ser la ministra de Economía

Qué cambios impulsó Batakis

En enero de 2012 se implementó un cambio en la coparticipación a los municipios de la provincia. Esto significó un aumento del monto total pero una disminución en el porcentaje que recibía el 60% de los municipios.​ El gobierno provincial pidó 2.800 millones de pesos a la Nación para cubrir estas erogaciones y fue criticado por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.​

Durante la campaña electoral de 2015, Scioli anunció que Batakis sería su ministra de Economía en una eventual gobierno.

En 2020 se incorporó a la gestión del gobernador bonaerense Axel Kicillof como titular de la Escuela de Economía y Gestión para el Desarrollo Local para articular las acciones entre la Provincia y los municipios y hacer más eficiente la gestión y la implementación de públicas que permitan fomentar el desarrollo local.

​En 2019 fue designada secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, desde ese rol Silvina Batakis, acordó junto con las 23 provincias el nuevo consenso fiscal que el presidente Alberto Fernández había impulsado con las provincias en busca darle más autonomía a las jurisdicciones y mayor estabilidad jurídica al sistema tributario argentino.

Batakis deberá poner foco en la tensión cambiaria y el problema del déficit

Los desafíos que enfrenta Batakis

A la hora de enumerar los grandes desafíos de Batakis, el economista Gabriel Rubinstein destacó que debería "asegurar que las metas fiscales con el FMI tengan muy altas chances de ser cumplidas". 

Según el experto, esto es crucial porque:

  • Dado que el déficit que esperamos en general las consultoras económicas es mayor al proyectado en el acuerdo con el FMI, cumplirlo sería en sí, un factor de más "tranquilidad".
  • Una mejora fiscal, implica menos desahorro. Lo cual implica, obviamente menos gasto, y mayor superávit comercial. Lo cual implica más reservas para el BCRA. Lo cual implica 2 cosas: alivio en el frente cambiario, y más chances de acercarnos a las metas con el FMI en materia de reservas (lo cual implica más "tranquilidad" económica también).
  • Una mejorar fiscal impactaría más favorablemente en el cascoteado mercado de bonos en pesos: menos necesidad de rollover, y más tranquilidad de los bonistas, lo que a su vez permitiría al BCRA, dejar de emitir pesos para defender los precios de los bonos (menos emisión "bruta", no "neta", ya que los pesos que emite el BCRA son esterilizados vía Leliq).
  • Una mejora fiscal implicaría menos emisión de pesos, lo cual facilitaría esfuerzos para bajar la inflación, que se encuentra en niveles altísimos.

En tanto, el economista Ricardo Delgado aseguró que "la designación de Silvina Batakis como nueva ministra de Economía sería el primer paso de una necesaria reconfiguración profunda del mapa del oficialismo para evitar una crisis política y económica en el último año y medio de gestión".

"El grado de percepción real de la gravedad del cuadro macroeconómico que muestre la nueva ministra en un semestre que ya se presumía complejo se empezará a conocer en las próximas horas a partir de los primeros anuncios y medidas", indicó.

"Lo que viene es conocido: escasez de dólares, una inflación que no cede, renovadas expectativas devaluatorias, un escenario financiero internacional más adverso, el corsé de las metas con el FMI y, en las próximas semanas, el vencimiento de $500 mil millones de deuda del Tesoro, una cifra similar en agosto y nada menos que un billón en setiembre. Dos billones por vencer en este contexto es un laberinto insoluble que amerita una señal contundente rápidamente. Ya decíamos semanas atrás en esta columna que el programa financiero del Tesoro estaba en grandes dificultades y lo que siguió complicó más aún el panorama", alertó Delgado.

Temas relacionados