Precios disparados: este rubro se despertó y le pone fuerte presión a la inflación de septiembre

La inflación de los alimentos vuelve a acercarse al 7% este mes. Alerta máxima en el equipo económico encabezado por Sergio Massa
Por Claudio Zlotnik
26/09/2022 - 09,03hs
Precios disparados: este rubro se despertó y le pone fuerte presión a la inflación de septiembre

El precio de las carnes venía tranquilo, con aumentos por debajo del promedio. A diferencia de otros productos -como frutas y verduras, lácteos y azúcar- ese rubro tiraba para abajo el índice de precios, que igualmente en el sector de los alimentos viene con alzas mensuales en torno del 7%.

El escenario se modificó -por ahora de manera incipiente- en la tercera semana de este mes. De acuerdo al relevamiento semanal de la consultora LCG -dirigida por el economista Guido Lorenzo, y que fue fundada por Martín Lousteau-, la inflación de los alimentos alcanzó al 2,8%, contra el 1,1% de la semana previa.

En las últimas cuatro semanas -medido punta a punta-, la inflación de los alimentos trepó al 8,6%, uno de los niveles más elevados de los últimos meses.

Así como está, la inflación en el rubro podría superar el 7% en este septiembre. El rubro "carnes" se encareció 7,6% la semana pasada. Fue un "despertar" abrupto tras varias semanas de tranquilidad. 

Un relevamiento de iProfesional entre cadenas de supermercados detectó que los cortes de cerdo y también el pollo fueron los que se encarecieron. Los cortes de carne vacuna se mantienen prácticamente estables. Hasta ahora.

Los que más subieron

El ranking de los productos que más se encarecieron la semana pasada está encabezado por la carne (7,6%). Le sigue el rubro de las frutas (+4,3%) y los lácteos (+3,1%).

El rubro
El rubro "carnes" venía con cierta tranquilidad pero se encareció 7,6% la semana pasada

En las últimas cuatro semanas, las subas están lideradas por las verduras (+14,4%), seguida por los lácteos (+11,9%) y el azúcar (+10,2%).

Se trata de productos que en su mayoría vienen encabezando el pernicioso ranking de la inflación de los alimentos en los últimos meses, y que llevaron el costo de la canasta básica de la pobreza a unos $120.000 mensuales.

Para tener una idea cabal de lo que está sucediendo en la economía: una inflación de esta magnitud implica -ni más ni menos- que el costo de la canasta familiar para no caer en la pobreza se incrementa en alrededor de $8.000 a $10.000 mensuales.

No hay ningún bono ni acuerdo salarial que logre siquiera igualar esa pérdida del poder adquisitivo.

¿Se viene una recesión?

La conclusión, sin dudas, es que bajo esta dinámica la actividad económica se encamina hacia una profunda recesión. Ese sería el nuevo escenario base. El panorama podría agravarse si el Banco Central se viera forzado a una devaluación por culpa de la escasez de divisas.

En el equipo económico siguen con máxima alerta este proceso, y por primera vez aparece en el horizonte la posibilidad de un plan de estabilización. Pero la puesta en marcha de una medida extrema requeriría de un amplio apoyo político en el Frente de Todos, algo que por ahora no parece aplicarse.

Temas relacionados