La "pregunta del millón" que desvela al mercado: ¿por qué el dólar oficial todavía no explotó?

En una Argentina con pocas reservas, la calma del dólar oficial genera dudas y el temor a una devaluación abrupta no se disipa. El análisis de los expertos
Por Mariano Otálora
04/11/2022 - 07,00hs
La "pregunta del millón" que desvela al mercado: ¿por qué el dólar oficial todavía no explotó?

En el mercado cambiario oficial hay una demanda de dólares entre la gente que viaja al exterior, el agente que ahorra los u$s200 por mes y las empresas que pagan deuda. Esa demanda exige anualmente aproximadamente u$s14.000 millones. "Esa es la cifra que tienen que entrar para que el mercado iguale esa demanda con la oferta", adelantó el economista Pablo Goldín en el programa Qué Hacemos con los Pesos (A24), quien explicó, a su vez, los motivos por los cuáles el dólar oficial todavía no se disparó.

"El superávit comercial de este año será de u$s5.000 millones. ¿Entonces, por qué no explotó el mercado y no se devaluó el dólar oficial? Simplemente, porque el Banco Central estuvo pisando u$s9.000 millones de pagos de importaciones. Es decir, hemos importado por X cantidad de dólares en este año, pero hemos pagado u$s9.000 millones menos de lo que importamos", señaló.

Y amplió: "¿De qué manera? El BCRA ha ido pisando pagos y obligado a las empresas y a los importadores a financiarse forzosamente con sus proveedores y hay una bola de u$s9.000 millones -que pueden terminar siendo más al final del año- que hay que pagar en algún momento. Por esa razón el mercado cambiario dio más o menos empatado, precisamente porque hay u$s9.000 millones que están pisados y que con el paso del tiempo se van a ir pagando. Esto da una idea de  las dificultades que hay en el mercado cambiario". 

"En octubre del 2020 el dólar paralelo tocó el pico, el $304 equivale a $399, y llegó a tocar los $400 (equivalentes). Casi siempre se mantuvo por encima de los $300.  Cada vez que el CCL ha tratado de acercarse a la zona de los $290 termina rebotando, es decir mientras que se va abaratando y va perdiendo contra la inflación, en algún momento rebota. En este momento se está abaratando demasiado y mirando la historia puede ser que desde $300 empiece a moverse para arriba. El dilema es que cuando en Argentina se devalúa vienen dos tres meses de inflación de dos dígitos mensuales", explicaron en el programa.

 

"En este momento, con 7% mensual se va teniendo la inflación en cuotas por trabar las importaciones. Así hay desabastecimiento, la gente pricea todos los productos al dólar más caro, sube la brecha, etc. Todo eso es inflacionario. Es verdad que eso no es un fogonazo, pero el remedio de la inflación se está consumiendo del mismo modo. Es muy difícil bajar el piso del casi 7% si no se hacen cosas diferentes", advirtió Goldín en Qué Hacemos con los Pesos (A24)

Dólar: ¿y si se aplica un plan de estabilización?

Frente al miedo que el Gobierno no quiere asumir de enfrentar un shock inflacionario, flota la pregunta "¿qué pasaría sí...?" Pablo Goldín interpreta un posible escenario: "Es muy difícil imaginarse lo que pasaría con un plan de estabilización porque si es razonable sería exitoso. Y en un gobierno que le falta un año para irse, que políticamente está desarmado y macroeconómicamente también está todo deshilachado, es muy difícil ensayar un plan exitoso como el Plan Austral o la Convertibilidad"

"Uno tendría que pensar que el dólar oficial está barato; para estar más cómodos tendríamos que estar en el orden de los $200. Cuando se implementa un plan de estabilización lo primero es aumentar al dólar para tener un colchón de dólar caro. El Plan Austral arrancó con un dólar a $250, es como el que tenía Kirchner en el 2003. Ahora está a $150, está demasiado barato para ensayar un plan de estabilización. Cuando el dólar está por debajo de los $150, algo puede  pasar", concluyó.

Leé más: ¿acelerará el BCRA el ritmo devaluatorio del dólar oficial?

En la hoja de ruta de objetivos y planes para 2022, el BCRA estipuló "preservar los niveles de competitividad externa, readecuando gradualmente la tasa de crawling en el marco del régimen vigente de flotación administrada al ritmo de la inflación". Pero el dólar oficial mayorista en lo que va del año subió 52,75%, mientras el índice de Precios al Consumidor acumulaba hasta septiembre un alza de 66,1%.

No obstante, la economista Natalia Motyl comentó: "Dudo mucho que aceleren fuertemente el ritmo de crawling peg, estará rondando el 6%-6,5%".

"Si no han mostrado señales claras de cumplir con lo acordado con el FMI, mucho menos lo harán de ahora en más, porque ya nos acercamos a un año electoral. Con los últimos anuncios, es de esperarse que se acentúe el 'plan platita' en un intento de generar una ilusión monetaria", juzgó.

El BCRA cerró octubre con ventas netas por u$s 498 millones en el marco de mayores restricciones a importaciones
El BCRA cerró octubre con ventas netas por u$s498 millones en el marco de mayores restricciones a importaciones

Por su parte, Alejandro Giacoia, economista de EconViews, prevé que "en noviembre, el tipo de cambio puede correr algo más rápido" para "tratar de reducir la pérdida de reservas en un contexto donde la oferta viene floja y la demanda por turismo puede aumentar".

Asimismo, Andrés Reschini, analista de F2 Soluciones Financieras, puntualizó que el tipo de cambio oficial en "octubre cerró con un alza de 6,5% de punta a punta, pero el mes tuvo 31 días y si lo hacemos en TEM (Tasa Efectiva Mensual) de 30 días, la suba fue del 6,29% versus el 6,2% de septiembre, lo que arroja una velocidad muy similar".

"El BCRA perdió u$s 500 millones aún con un control más estricto en el acceso al mercado oficial. No creo que en noviembre haya grandes cambios en torno a la velocidad del mayorista en tanto no se profundice la sangría de reservas", opinó.

En ese sentido, Reschini alegó que "ya vimos que van por el lado de controlar el acceso al MULC y habría que ver si lanzan algún otro incentivo para algún sector tipo 'dólar soja´' o algo por el estilo para seguir evitando un sinceramiento en el tipo de cambio que la política no está dispuesta a convalidar".

¿Cuánto puede subir el dólar oficial en noviembre?

Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, remarcó que mirando la suba punta a punta, el crawling peg "está alineado a la inflación, que en octubre nos da 6,6%" y estima que "en noviembre no creo que haya mucho cambio respecto al actual nivel".

A su criterio, "en la primera quincena van a seguir con este ritmo hasta que se conozca el dato de inflación, si después ven que estuvo más alta, ahí verán, pero si no hay una sorpresa creo en noviembre se mantendrá en torno al actual nivel de ajuste de 6,5% o 6,6% mensual".

Los analistas no prevén que el BCRA acelere demasiado el ritmo de ajuste del dólar oficial en noviembre
Los analistas no prevén que el BCRA acelere demasiado el ritmo de ajuste del dólar oficial en noviembre

Emiliano Anselmi, líder del equipo macroeconómico de PPI, puntualizó que "respecto a la tasa de política monetaria (LELIQ es 107,35% de TEA), el crawling quedó por arriba en el punta (115,2%) y más parejo en el promedio (108,9%)".

"Creo que de mínima van a sostener este ritmo punta de 6,5%, con chances de que sigan acelerándolo en el margen, como ocurrió de septiembre a octubre. Intentarán empardar la inflación pero siempre está el riesgo de que pierdan, porque justamente ellos le están poniendo un condimento para que acelere", razonó.

Por su parte, el economista Federico Glustein afirmó que "el mercado oficial está atacado por el exceso de demanda para importación porque está muy atrasado pero a su vez, completamente restringido, razón por la cual, genera desequilibrios".

Según su visión, la aceleración del crawling peg "debe ser mucho mayor ya que el atraso es notorio e insostenible, sobre todo teniendo en cuenta la escasez de divisas y la elevada tasa de interés que es un ancla para la actividad productiva". Y acotó que "es importante que pase a por lo menos 2 puntos porcentuales mensuales para que el impacto en la inflación sea menor, siempre teniendo en cuenta que no habrá una devaluación brusca".

Devaluación: ¿por qué debería acelerarse?

Santiago Manoukian, economista de Ecolatina resaltó que "el 6,2% promedio mensual del crawling peg marca un claro lineamiento entre la tasa de inflación en septiembre y la tasa de política monetaria. Esto le dio argumento al BCRA para no subir la tasa en octubre".

"Nosotros vemos que el BCRA va a seguir intentando convalidar una tasa de depreciación mucho más parecida a la inflación, no buscando recuperar la apreciación cambiaria pasada, pero sí que va a intentar moderar esa apreciación hacia adelante", planteó.

Manoukian señaló que "no hay margen para una apreciación mayor a la que estamos viendo porque la brecha cambiaria, si bien bajó en torno al 90% (frente al 102% de fines de septiembre), en estos niveles sigue siendo muy distorsiva e inconsistente con un escenario de estabilidad hacia adelante y dificulta la necesidad que tiene el Gobierno de adquirir reservas por este tipo de cambio atrasado".

Temas relacionados