Por qué en breve los argentinos volverían a tener que comer peras y manzanas de Chile

De las 1,2 millones de toneladas de peras y manzanas que se producen al año, los argentinos consumen, en promedio, más de la mitad. Por qué hay alerta
Por Juan Franco Mesquida
07/11/2022 - 20,00hs
Por qué en breve los argentinos volverían a tener que comer peras y manzanas de Chile

El 31 de octubre de este año quedará en la memoria de muchos productores argentinos del sur de Cuyo y el norte de la Patagonia como uno de los días más nefastos del año.

Lo cierto es que durante la madrugada del lunes pasado, diferentes regiones de Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan y Catamarca registraron heladas con temperaturas que alcanzaron los -5 °C y generaron destrozos en manzanas, peras, cerezas, nogales, vid, zapallos, melones, sandías, choclos y tomates, entre los cultivos más dañados.

Si bien aún se está evaluando la magnitud de las pérdidas provocadas por este fenómeno climático, productores frutícolas de la zona adelantaron a iProfesional que en algunos lotes de Río Colorado y El Chañar los daños pueden llegar hasta el 50% y, en el caso de General Roca, estiman un 80%.

Desde la Secretaría de Fruticultura de Río Negro ya comenzaron con los relevamientos correspondientes en las zonas afectadas y la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, confirmó que ya están redactando un decreto para declarar la Emergencia y/o Desastre Agropecuario en la provincia.

Sebastián Hernández, presidente de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, conversó con iProfesional y afirmó que si bien "la helada impactó en todo Río Negro y Neuquén, aún es muy prematuro dar un número concreto de pérdidas. Somos 1.800 productores que estamos en esto y no hay forma de evaluarlo en un par de días".

"Sabíamos dos o tres días antes que iba a haber una helada, pero no nos imaginamos esto. Fue una helada tan atípica y fuera de fecha que afectó a todo el Valle y no sólo a peras y manzanas, porque a las cerezas y a los nogales le quemó todos los brotes nuevos", destacó.

La fuerte helada del 31 de octubre podría causar gran pérdida en la producción de peras

Hernández hizo hincapié en que más allá del daño productivo también se debe evaluar el daño comercial, "porque las heladas generan marcas, anillados y deformidades en las frutas, que si bien es solo una cuestión estética, complica las ventas".

¿Peras y manzanas importadas?: efecto góndola

Los daños en la vitivinicultura y la horticultura de Río Negro tendrán impacto en la región pero no a nivel país, dado que los grandes mercados de consumo se abastecen mayoritariamente de Mendoza, para el caso de los vinos, y de los cinturones hortícolas de las grandes ciudades como Rosario o Capital Federal, para el caso de las verduras.

Sin embargo, en el caso de las peras y manzanas, la situación es muy diferente ya que prácticamente el 100% de la producción del país depende del Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

De las 1,2 millones de toneladas de peras y manzanas que se producen al año, los argentinos consumen en promedio 500 mil toneladas de manzanas y 150 mil de peras, mientras que el resto se vende al exterior.

Teniendo en cuenta los daños que informan los productores, el volumen de pérdidas de esta última helada podría estar entre 240 mil y 960 mil toneladas, número más que preocupante pensando en el abastecimiento del país.

De concretarse este triste panorama, que se confirmará recién en diciembre cuando comience la cosecha, la Argentina podría volver a tener que importar manzanas desde Chile y sin dudas, los altos precios en las góndolas y verdulerías se explicará por la helada del 31 de octubre.

Massa dio a conocer unas medidas para las economías regionales afectadas por el clima
Massa dio a conocer unas medidas para las economías regionales afectadas por el clima

Créditos y ayuda para productores

El ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, visitó este lunes las zonas afectadas por las heladas y anunció un conjunto de medidas fiscales y crediticias para proteger al sector.

En un acto realizado en Mendoza, Massa aseguró que "las economías regionales son víctimas del fuerte impacto que genera el cambio climático y por ello es clave entender cómo afecta a los sectores productivos y a la sociedad en general".

El funcionario anunció que el Estado Nacional transferirá a las provincias 1.500 millones de pesos de aportes no reintegrables, "para que los productores tengan un marco de respuesta inmediata".

"En paralelo, pondremos dos sistemas de créditos. Uno de 18 meses a tasa cero, y otra segunda línea de financiación más amplia y de mayor monto a 50 meses, con tasa fija al 48%, pero que recién empiezan a pagar en el mes 18, que es el ciclo productivo", confirmó Massa.

Estos anuncios que forman parte del Plan Integral de Protección a Economías Regionales, se completan con un Programa de Fomento Exportador para las producciones afectadas por las heladas, que regirá desde el 20 noviembre al 30 de diciembre.

Similar al programa que se implementó con el "dólar soja", servirá para todas las economías regionales que alcancen un acuerdo entre exportadores y productores, y que participen del programa de Precios Justos, con el fin de que puedan acceder a un tipo de cambio diferenciado para compensar así las pérdidas de las economías regionales.

Temas relacionados