Inflación y consumo masivo: cuál es el único rubro que resiste el derrumbe

En los comercios se venden menos leche, fideos y otros productos de la canasta básica. En simultáneo, crece el consumo de otros artículos, menos necesarios
Por Claudio Zlotnik
18/11/2022 - 13,00hs
Inflación y consumo masivo: cuál es el único rubro que resiste el derrumbe

El dato llama la atención: en medio del hundimiento del consumo en supermercados, autoservicios y almacenes de barrio hay un único rubro que se mantiene con signo positivo, ajeno a la tendencia negativa por el ajuste en los bolsillos de los argentinos. Se trata del rubro de los "impulsivos", aquellos productos que -cuando los consumidores encaran la fila frente a las cajas- tientan a los compradores.

Al revés del resto -alimentos esenciales, bebidas, artículos de limpieza y de higiene personal-, los "impulsivos" muestran un crecimiento en el volumen de ventas.

Lo consigna el último informe de la consultora Scentia, especializada en el monitoreo del consumo masivo. Ese reporte da cuenta de una caída del 4,5% en las ventas de productos de la canasta básica durante octubre, en comparación con octubre del año pasado.

En el sentido contrario, las ventas de "impulsivos" registró un crecimiento del 4,8%. En ese rubro se incluyen a alfajores, chocolates, caramelos y pastillas. Sorprendentemente, se trata además de productos que aumentan de precio por encima del resto. Así y todo, los consumidores argentinos resisten la idea de resignar de "darse el gustito" antes de irse de los supermercados.

Caída del consumo: todo lo demás, en rojo

Lo dicho más arriba: de acuerdo a la medición de la consultora especializada Scentia, en octubre, la baja en el consumo masivo fue del 4,5% respecto al mismo mes del año pasado. Esta caída sucede a la del 0,8% de septiembre.

En el acumulado del año, el nivel de consumo sigue dando positivo -un 2,4%- pero claramente ya se hace evidente el ajuste en el bolsillo de la población, en medio de una inflación que se encamina al 100% anual.

s
Las ventas de "impulsivos", como alfajores, chocolates, caramelos y pastillas, registraron un crecimiento del 4,8% 

La baja en las ventas de productos esenciales tiene un fuerte impacto social y también político. Da cuenta de la delicada situación económica, con una aceleración inflacionaria y una gran incertidumbre sobre los próximos meses.

La encuesta de Scentia -medida sobre el consumo de alimentos, bebidas, productos de limpieza e higiene personal- es la más relevante del mercado. Está focalizada en un amplio espectro: 2.800 locales de grandes cadenas de supermercados y 19.200 pequeños negocios (autoservicios y almacenes) en todo el país. 

Inevitable: la inflación al 100% pega en el consumo

El dato no sorprende pero -al mismo tiempo- habla a las claras de las dificultades que tiene el Gobierno para anclar las expectativas de inflación. Más aún, si comete errores primarios, como anunciar que va a poner en marcha un congelamiento de precios antes de llegar a un acuerdo con las empresas. Por eso, que en la previa al lanzamiento de "Precios Justos" haya habido una aceleración en los aumentos de los precios no debería sorprender. Fue lo que sucedió.

Así lo refleja el último informe de la consultora LCG, una de las que semanalmente monitorea la evolución de los precios de los alimentos de la canasta básica.

La consultora midió que la inflación de la segunda semana del mes alcanzó al 1,2%, lo que da cuenta de una aceleración de medio punto respecto de la semana previa.

Más complicado aún, LCG detectó que un 34% de los precios relevados mostraron cambios alcistas. Fue el mayor movimiento en siete semanas. Ese comportamiento no fue otra cosa que la reacción de las empresas -sean fabricantes o directamente supermercados- al anuncio oficial de que se vendría un congelamiento de precios.

Temas relacionados