"Dólar soja 2.0": las dudas sobre el nuevo tipo de cambio que se crea para no devaluar

El ministro Massa prevé que se liquiden al menos u$s3.000 para sumar a las reservas internacionales. Los interrogantes que plantean los especialistas
Por Carlos Arbia
28/11/2022 - 15,15hs
"Dólar soja 2.0": las dudas sobre el nuevo tipo de cambio que se crea para no devaluar

La instrumentación de un nuevo tipo de cambio diferencial para el complejo agroexportador sojero del denominado "Dólar soja 2.0" con un nuevo tipo de cambio diferencial de $230 abre una nueva ventana al BCRA para incorporar más dólares a sus reservas internacionales líquidas. Pero se abren interrogantes con respecto al futuro de la política cambiaria, monetaria, fiscal a la inflación y al desempeño del sector exportador e importador.

Con este potencial incentivo, el ministro de Economía Sergio Massa prevé que se liquiden entre 3.000 millones de dólares de mínima y 5.000 millones de dólares de máxima adicionales, lo que equivale a un poco menos de 8 millones de toneladas de soja a los precios actuales frente a las 13 millones que faltarían liquidar por parte del sector agroexportador. Pero varios analistas del sector financiero y agropecuario consideran que las metas del gobierno son demasiado optimistas.

El último informe de Porfolio Invesment destaca que "el nuevo tipo de cambio equivaldría en términos reales a los $200 de la primera edición del programa. En la práctica, el sojero percibiría un dólar de $154 (dólar "soja" de $230-menos $76 de 33% de retención) desde uno de $111 (tipo de cambio oficial de $165 menos $54 de 33% de retención). Es decir, tendría una mejora inmediata de 39% o de $43 por tonelada vendida".

Con respecto al dólar "soja" original de 200 pesos, la mejora se reduciría a la mitad dado que sería de $20 o 15% (tipo de cambio percibido de $134).

Hay que considerar que en lo que va del año se comercializó alrededor de 75 % de la cosecha de soja frente al 80 % en el mismo período de 2021. Por lo tanto, para alcanzar dicho porcentaje de comercialización en la actual cosecha de 43,3 millones de toneladas, deberían liquidarse casi US$1.600 millones adicionales o apenas 3 millones de toneladas de soja retenidas.

Según fuentes de la Sociedad Rural con un dólar soja de 230 pesos el sector agropecuario liquidaría entre u$s1.000-3.000 millones entre un escenario pesimista de 2 millones de toneladas y un escenario optimista de 6 millones de toneladas.

s
Con respecto al dólar "soja" original de 200 pesos, la mejora se reduciría a la mitad

Impacto del "Dólar Soja 2.0"

¿Cómo podría impactar el dólar soja 2.0 en el aspecto fiscal monetario y en la cotización de los dólares financieros alternativos y el dólar paralelo? En ese aspecto podemos señalar que el escenario financiero actual es diferente al que se observaba en septiembre cuando se lanzó del dólar soja de 200 pesos en particular porque había una baja en los precios del dólar paralelo y los dólares financieros alternativos mientras que ahora la situación es de suba de esos tipos de dólar alternativos.

En caso que el BCRA compre el 65% de lo liquidado como sucedió en el esquema anterior, adquiriría alrededor de u$s2.700 millones si se da el escenario ideal en el que se venden 8 millones de toneladas. En etapa anterior con el dólar soja de 200 pesos entre el 1 de septiembre y el 3 de octubre pasado el BCRA compró unos 8.100 millones de dólares

Una liquidación menor como sugieren fuentes del sector, redundaría en compras entre 680 a 2.400 millones de dólares dependiendo de la cantidad de toneladas liquidadas. "Lo relevante es que un posible dólar "soja" 2.0 serviría como oferta puente hasta la próxima cosecha gruesa en ausencia de parte de la cosecha de trigo. Vale recordar que se estima que ingresarán alrededor de u$s3.750 millones menos entre diciembre y marzo por el impacto de la sequía" explica el informe de Portfolio Personal.

El escenario cambiario se agravó notoriamente desde la finalización del dólar soja. En materia de reservas todavía resta por definirse si el país recibirá los desembolsos de organismos financieros internacionales tal como se había comentado y cómo se computaría la ampliación de las reservas disponibles del swap con China.

Acá aparece sugestivamente una nueva categorización lanzada desde el ministerio de Economía de las reservas internacionales que solo genera confusión en el mercado financiero local y en Wall Street.

Al respecto el último trabajo de la consultora Invecq destaca también que: "aun asumiendo que se cumplieran los desembolsos restantes estimados por el Fondo (recordemos que Argentina ya recibió u$s700 M del BID un mes atrás), según nuestras estimaciones restaría que el BCRA acumule genuinamente en el mercado de cambios por lo menos u$s1.200 M como destacamos en nuestro anterior informe".

s
El ministro de Economía Sergio Massa prevé que se liquiden entre 3.000 millones de dólares de mínima 

Aspectos cambiarios del "Dólar Soja 2.0"

En cuanto al aspecto cambiario hay que considerar que el BCRA desde que finalizó la operatoria del dólar soja de 200 pesos el 3 de octubre hasta la fecha ya perdió unos 1.500 millones de dólares.

El trabajo de Invecq señala que: "a pesar de la holgura que significó la compra neta de casi 5.000 millones de dólares en el mercado de cambios en septiembre, la situación se agravó rápidamente con una dinámica de ventas del BCRA muy pronunciada en octubre y, particularmente, noviembre. Específicamente, con datos provisorios al 25/11 el Central ya lleva vendidos más de USD 1.500 M desde que finalizó el dólar soja (35% de lo que logró comprar en la ventana anterior).

El informe agrega que: "una continuación de dicha dinámica cambiaria complicaría el cumplimiento de la meta de reservas netas del último trimestre del año porque no solo se agravó retrospectivamente la situación por las ventas actuales del BCRA en el mercado oficial libre de cambios (MULC), sino también por un empeoramiento de las perspectivas de divisas de cara a la campaña 2022/2023, especialmente en lo que respecta a la cosecha triguera".

Otro de los aspectos qué hay que considerar son las consecuencias monetarias. Se trata de un difícil momento para renovar la deuda en pesos, en un contexto de fragilidad en la deuda en pesos del Tesoro y donde las cotizaciones del dólar paralelo y de los dólares financieros alternativos han comenzado a subir luego de la tranquilidad cambiaria observada hasta el 15 de noviembre.

Por eso resulta clave el resultado de la licitación de letras del Tesoro de hoy si el BCRA seguirá comprando bonos en pesos para que los precios de los mismos se mantengan.

El stock de bonos en pesos de la Tesorería suma el equivalente a unos 126.800 millones de dólares, si a esto le sumamos el stock de deuda de las Leliq del BCRA de unos en 55.000 millones de dólares, la deuda en pesos del gobierno y el Banco Central asciende a más de 182.000 millones de dólares, más de 4 veces el stock de reservas internacionales brutas.

Hay que considerar además que si el BCRA vende dólares en el mercado oficial a 170 pesos y compra a 230 pesos para la nueva operatoria del dólar soja podría llegar a emitir unos 180.000 millones de pesos que se sumarán a la expansión monetaria de diciembre.

s
El BCRA desde que finalizó la operatoria del dólar soja de 200 pesos ya perdió unos 1.500 millones de dólares.

Aspectos fiscales del "Dólar Soja 2.0"

En el aspecto fiscal debemos contabilizar que el Tesoro podría recaudar unos 118.000 millones de pesos adicionales en concepto de retenciones de acuerdo a los datos de la consultora Equilibra.

Por otro lado, se calcula que tanto la expansión de Base Monetaria (BM) como la emisión sin respaldo sería menor a la del período del dólar soja de 200 pesos. El nuevo escenario con un dólar de $230 con unas 8 millones de toneladas liquidadas derivaría en una emisión monetaria por 1 punto del PBI con una reducida pérdida patrimonial del BCRA.

De acuerdo a los últimos datos del BCRA las reservas internacionales llegaron el viernes a unos 37.600 millones de dólares frente a los 38.500 millones que había cuando se instrumentó el dólar Soja de 200 pesos a principios de octubre pasado. El dato más preocupante es que lo que se perdió de reservas internacionales en noviembre que llega a unos 1000 millones de dólares.

Luego de lo ocurrido con la gran oferta de dólares del sector industrial agroexportador con el dólar soja en septiembre esos efectos se comienzan a perder, pero con un gran problema por delante: la falta de lluvias en el campo.

La sequía que soportan gran parte de las provincias agroexportadoras, en particular la llamada zona núcleo le podría hacer perder al país unos 10.000 millones de dólares de exportaciones en la cosecha fina actual como en el trigo y en la cosecha gruesa del año próximo principalmente soja.

Temas relacionados