iProfesional

Política de shock para las jubilaciones: un enemigo del gradualismo llega a la ANSES para aplicar cambios drásticos

Osvaldo Giordano es el elegido por Milei para conducir una de las "cajas" más grandes del Estado Nacional. En Córdoba, saneó las cuentas previsionales
Por Antonio D’Eramo
29/11/2023 - 06:20hs
Política de shock para las jubilaciones: un enemigo del gradualismo llega a la ANSES para aplicar cambios drásticos

El "flaco" Osvaldo Giordano, un economista que no se define como liberal, dirigirá la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) uno de los puestos más disputados dentro del organigrama del Estado Nacional.

El estado nacional cuenta con 350 casilleros políticos, entre ministerios, secretarías, subsecretarias y organismos públicos, de los que se espera que queden en pie entre 150 y 170, para cumplir las promesas electorales de hacer pagar de manera simbólica el costo del ajuste a la política, y de los que aún se aguardan definiciones por los nombres propios que conducirán las oficinas estatales que queden en pie.

Pero, por su importante presupuesto y por la naturaleza de funciones que posee, el organismo es uno de los lugares centrales de la futura administración de Javier Milei quien, en aparente acuerdo con el actual gobernador de Córdoba saliente, Juan Schiaretti, y, con el entrante, Martín Llaryora, ha decidido nombrar a uno de los enemigos de las políticas gradualistas y cultor de las medidas de shock para salir de la grave crisis fiscal, monetaria y social que atraviesa la Argentina.

Desde el año 2022, cuando Osvaldo Giordano presentó el libro "Una vacuna contra la decadencia" escrito en colaboración con el economista liberal Jorge Colina y con el economista heterodoxo, alejado del pensamiento liberal, Carlos Seggiardo, el futuro encargado de pagar las jubilaciones y pensiones, además de una gran cantidad de planes sociales, viene bregando por que las autoridades ordenan las cuentas fiscales a través de un plan sin anestesia.

Giordano se preocupa por explicar que cuando habla de políticas de shock debería estar circunscripto al ámbito tributario.

En el texto, repasan los últimos 60 años de historia del país y aseguran: "Las políticas de Estado durante estas décadas sostuvieron el desorden del sector público. De este modo, la solución a los problemas no pasa por el ajuste fiscal; las soluciones pasan por el ordenamiento del Estado" y agrega que "no sólo se necesitan funcionarios honestos, sino idóneos. La ineptitud y la desidia provocan dentro del sector público más daño que la corrupción".

s
Osvaldo Giordano dirigirá la ANSES, uno de los puestos más disputados dentro del organigrama del Estado Nacional

Jubilaciones: se esperan cambios profundos

Con respecto a la materia previsional, en recientes declaraciones a La Voz del Interior, Giordano afirmó: "El tema previsional es muy difícil, pero la clave es no ser ansiosos con los resultados, es inconcebible legal y socialmente que cambies las reglas a los jubilados o a una persona que está muy cerca de jubilarse. A los economistas les cuesta entender eso".

Ahora bien, ¿cuáles son los primeros planes que presentará al presidente Milei y a quien tiene las llaves con los nombres de los que ocuparán las oficinas de gestión estatal, el futuro jefe de Gabinete, Nicolás Posse?

En principio, tiene la bendición del círculo que rodea al presidente electo y del expresidente Mauricio Macri que no dudó un segundo en aprobar el cambio de Carolina Piparo, propuesta originalmente para ocupar el cargo, por Osvaldo Giordano que durante su gestión al frente de las finanzas en la provincia de Córdoba hizo un culto de la racionalidad administrativa y del equilibrio fiscal como base sólida para encarar cualquier reforma.

Tanto cerca de Milei como de Macri no esperan menos que se produzcan cambios profundos en el sistema previsional nacional.

Pero realizarlo en medio de una crisis social y económica inflacionaria es más sencillo decirlo que hacerlo.

Cuáles serían los cambios

Se abren dos posibles caminos para la nueva conducción previsional: uno más arriesgado que implicaría retomar los libros de historia económica reciente y recordar lo que hizo, otro cordobés, Domingo F. Cavallo, a comienzos de la década del ‘90 del siglo pasado.

s
Giordano buscará que el sistema previsional sea sustentable en el tiempo

Se declaró la emergencia previsional al que se postuló al borde de la quiebra y se crearon las AFJP. Desde luego que, para seguir este camino, se debería presentar a los jubilados y pensionados como si fueran acreedores de una quiebra societaria y caerían los derechos adquiridos. Ese sería un camino que se dirigirá de manera segura hacia la conflictividad social.

El otro sendero, que todo indica que adoptará Osvaldo Giordano y su equipo, es el de realizar cambios "para que el sistema previsional sea sustentable en el tiempo" según expresó en reserva un asesor consultado.

Cuestionado acerca de que significa la palabra sustentabilidad en boca de Osvaldo Giordano, explicó "...en el fondo se encuentra la idea de sanear el sistema para que se sostenga con los aportes y las contribuciones laborales genuinas. Pero, para que eso suceda, deben aplicarse reformas muy profundas en el mercado laboral y, también, en el fiscal. Nuestra actividad en la ANSES debe estar coordinada con el resto de la política económica como un todo armónico y, en ese sentido, no avalamos políticas gradualistas".

Algunas de las cuestiones que siempre observó con atención Giordano se encuentran la eliminación de las jubilaciones de privilegio y el análisis del futuro de los dobles beneficios, la percepción al mismo tiempo de jubilación más pensión.

Acerca de las condiciones para alcanzar la edad jubilatoria, "las reglas tienen que ser claras y sencillas 65 años para alcanzar la edad jubilatoria, 35 de aportes y el haber que resulte del 82% del promedio actualizado de la remuneración neta de toda la vida activa".

Otras propuestas que son materia de análisis es la posibilidad de liberar el ahorro en regímenes complementarios y privados además de otorgar una movilidad periódica pero en función de los salarios de los trabajadores activos.

En la actualidad la ley de movilidad vigente otorga el beneficio de cuatro aumentos anuales y contempla la suma del 50 % del aumento trimestral en la recaudación de ANSES y el 50 % por la variación salarial en igual período.

s
El nuevo gobierno deberá afrontar el pago de bonos y refuerzos de enero y febrero anunciados por Sergio Massa

Giordano cuestionó el cambio de la movilidad social porque sólo logró que "la inflación haga el trabajo sucio de licuar los desequilibrios que provocan reglas previsionales impagables".

En ese sentido, los ítems del aumento de la recaudación por mayor actividad económica y el aumento de la población activa debidamente registrada serán dos factores fundamentales para que las jubilaciones y pensiones mínimas, que ponen a quien las cobra en la zona de la pobreza, no terminen por caer debajo de ese umbral para convertirse en miserables y para que la clase pasiva no termine como indigente.

En el libro "Una vacuna contra la decadencia" que fue presentada en varias provincias argentinas durante el año 2022, se denunció que la ampliación de derechos ha sido una constante durante los gobiernos kirchneristas pero sin dar otros debates necesarios. A saber, el envejecimiento de la población y la incorporación masiva de las mujeres al mercado laboral.

Los desafíos en el corto plazo

Dos desafíos tendrán ni bien asuma Osvaldo Giordano y su equipo en la ANSES: el pago del último bono de $55.000 y el futuro de los refuerzos de $60.000 para enero y febrero anunciados por el tándem Raverta-Massa para los dos primeros meses del 2024.

El otro tema de difícil resolución está relacionado con las finanzas de la provincia de Córdoba.

Prácticamente estará de los dos lados del mostrador porque deberá resolver una demanda millonaria contra la Nación planteada por el estado cordobés por una cifra cercana a los 200 mil millones de pesos por el supuesto incumplimiento del giro de anticipos mensuales, destinados a la cobertura de los déficits de los sistemas previsionales de las provincias que no transfirieron sus organismos al estado nacional en la década del ‘90.

En 1994 se acordó la posibilidad que las provincias cedan sus cajas previsionales a la Nación, a lo que se sumaron 10 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; mientras que otras 13 provincias, entre las que se encuentra Córdoba, continuaron con regímenes previsionales propios para los empleados de sus administraciones públicas.

El saneamiento de las cuentas en la provincia de Córdoba tuvo a Osvaldo Giordano como uno de los artífices principales desde la secretaría de previsión social, bajo el gobierno de José Manuel De La Sota, y como secretario de Finanzas duranta la gestión de Juan Schiaretti.

En los dos casos ajustó a los jubilados.

A mediados de 2012 se sancionó la ley 10.078 de reforma previsional por la cual la clase pasiva recibió con seis meses de retraso las mejoras salariales que percibían los trabajadores activos.

Más cerca en el tiempo, modificó el modo de cálculo del haber jubilatorio que implicó una pérdida cercana a los 9 puntos porcentuales y, en 2020, impulsó la ley 10694 que tenía como objetivo disminuir el déficit de la Caja, modificando la base de cálculo jubilatorio, logrando una reducción extra, mientras se reclamaba, en vano, por las compensaciones adeudas por la Nación y el gobierno de Alberto Fernández.

Temas relacionados