iProfesional

La inflación se "comió" el bono de $55.000 que cobran los jubilados

La situación es absolutamente grave. Incluso de mantenerse su pago en enero y febrero, la caída de los haberes se profundizaría
07/12/2023 - 10:59hs
La inflación se "comió" el bono de $55.000 que cobran los jubilados

La inflación –que se proyecta este mes al 20%- ya se dinamtó el bono de $ 55.000 que están cobrando los jubilados de haberes más bajos. En relación a un año atrás, el haber mínimo era de $ 50.124 más un bono de $ 10.000 (total $ 60.124) y este mes de diciembre están cobrando una mínima de $ 105.713 + $ 55.000 ($ 160.713). Representa una suba del 167,3%.

En tanto la inflación anual se perfila en torno del 190%. El ingreso total mínimo se ubicaría 22,7 puntos por debajo de la suba de los precios.

De mantenerse el pago del bono de $ 55.000, el ingreso total seguiría en $ 160.713 tanto en enero y febrero, cuando en esos 2 meses la inflación podría acumular un 30% o más La caída del poder adquisitivo de la jubilación mínima podría rondar el 25% en sólo tres meses.

Por eso, el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino plantea que no basta con mantener el pago del bono sino que los haberes jubilatorios –y no sólo los de la mínima– deberían aumentar al ritmo de esta suba "infernal" de los precios, mientras el nuevo Gobierno vaya anunciando y se puedan analizar los proyectos con los cambios previsionales, en especial con la movilidad que debe aplicarse en marzo.

Jubilaciones: la inflación se devoró el bono de $ 55.000
Jubilaciones: la inflación se devoró el bono de $ 55.000

Cálculos que preocupan

Esto significa que el bono de $ 55.000, en enero debería subir como mínimo a $ 65.000 y a casi $ 80.000 en febrero y aplicar algún aumento de emergencia para los que no cobran bonos.

Es que más catastrófica en relación a sus haberes originales es la situación de los que no cobraron bonos que este año tuvieron un aumento del 110,9% versus una inflación del 190%. Representa una caída del 28% en apenas 12 meses. Si sumamos la inflación de enero y febrero, la caída podría rondar el 40% o más.

Estas pérdidas se suman a la de los últimos años: Este proceso tiene varias etapas:

  • Entre septiembre 2017 (base que se toma por el cambio de la movilidad durante el Gobierno de Mauricio Macri, y diciembre 2019, las jubilaciones y pensiones y demás prestaciones sociales tuvieron un deterioro del 19,5% en relación a la inflación.
  • En 2020, ya con Alberto Fernández, con los aumentos diferenciados por decreto las jubilaciones y pensiones aumentaron entre el 35,3% y el 24,3% versus una inflación del 36,1%.
  • En 2021, con una inflación del 50,9%, punta a punta los aumentos fueron del 52,7%.
  • En 2022, la fórmula de movilidad arrojó un 72,5% versus una inflación anual del 94,8%. Una pérdida del 11,5%.

Temas relacionados