Más artículos
Los despidos y suspensiones ya alcanzan a 150.000 trabajadores

Los despidos y suspensiones ya alcanzan a 150.000 trabajadores

En la industria y la construcción se registran los problemas más graves pero no son los únicos afectados. Sindicatos en alerta por un fenómeno en aumento
Por iProfesional
07.11.2008 11.06hs Economía

A pesar del compromiso asumido por el Gobierno para defender el nivel de empleo y el anunció hecho por la presidenta Cristina Kirchner obre la baja en la tasa de desocupación, las derivaciones de la crisis internacional y la desaceleración de la economí­a doméstica castigan con fuerza al mercado laboral.

Alrededor de 150.000 trabajadores de diversas ramas de la industria, el comercio, la construcción y los servicios sufren de manera directa el impacto del freno en la actividad y enfrentan serios problemas de empleo: despidos, suspensiones, recortes de horas extras y pérdidas salariales y de aportes patronales, consigna el diario El Cronista en su edición de hoy. 

La cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT) está preocupada por el fenómeno. El titular del gremio que nuclea a los empleados bancarios, Juan José Zanola, admitió que el lí­der de la central obrera, Hugo Moyano, está "molesto" con el Gobierno por la poca efectividad mostrada para cuidar los puestos de trabajo.

"Exhortamos al sector empresario a no romper el ví­nculo y a no generar pánico", reclamó el sindicalista Juan Belén en declaraciones radiales. Según el gremialista, para frenar eventuales despidos, "se deberí­a utilizar la doble indemnización, y las empresas deberán pedirle permiso al Estado para achicar su plantilla".

Belén pidió una tregua a las empresas hasta marzo próximo, para que en ese momento "nos sentemos a conversar a ver cómo está el panorama".

En esto contexto, los sectores con mercados laborales más afectados son:

  • Industria: las ramas afectadas son la producción automotriz, autopartistas, fábricas de electrodomésticos, siderúrgicas, frigorí­ficos, curtiembres, alimentación, textiles,calzado y la industria maderera.
  • Construcción: el número de obreros suspendidos llega a 60.000, fundamentalmente por la paralización de la obra pública en los últimos meses.
  • Comercios: Se registran despidos y suspensiones en las compañí­as de tarjetas de crédito, en las cadenas de electrodomésticos y materiales de la construcción, y en locales minoristas. En tanto, las cadenas de supermercados anticiparon que no contratarán personal adicional para cubrir tareas durante las fiestas y el verano como vení­a ocurriendo de manera habitual en los últimos seis años.
  • Bancos: hay denuncias que implican un millar de despidos encubiertos.

Dentro de la industria

Los inconvenientes que comenzaron un mes atrás en las terminales automotrices, se agudizaron la última semana. Entre despidos, suspensiones, eliminación de turnos de producción y horas extras, los trabajadores afectados suman unos 5.000 trabajadores efectivos y contratados por las principales automotrices. Sin embargo, a ese número hay que agregarle otros 1.500 empleados de autopartistas, según los informes del sindicato de mecánicos (SMATA).

En particular, en los últimos dí­as, la fábrica de camiones Iveco dispuso suspensiones para 900 empleados todos los jueves y viernes hasta fin de año mientras que la automotriz Volkswagen resolvió tomar la misma medida con 368 operarios. En el caso de Iveco, la suspensión implica la reducción de salario al 75 por ciento.

"Hay una caí­da en los contratos de aproximadamente 90 mil cajas de velocidad y se resentirá el trabajo de unos 368 contratados eventuales que trabajan sábados, domingos y feriados" destacó SMATA. 

Desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) advierten un escenario similar: alrededor de 5.000 empleados con suspensiones semanales entre sus afiliados del sector automotriz y 8.000 afectados por reducción de trabajo, vacaciones adelantadas y eliminación de contratos temporarios en fábricas metalmecánicas y autopartistas. Además, se constatan caí­das de contratos y suspensiones en la plantas de producción de electrodomésticos y en fábricas siderúrgicas, donde se eliminaron turnos de producción.Los frigorificos cuentan con 14.616 trabajadores con inconvenientes de empleo mientras en la industria maderera los afectados llegan a 3.000 y en el caso de las fábricas textiles se contabilizan 2.000 suspendidos y una cifra similar con adelanto de vacaciones y eliminación de jornadas de producción, según informa el matutino.

En tanto en la industria alimentaria se dispuso el recorte de horas extras para 14.000 trabajadores y las fábricas de calzado dejarán de pagar las cargas sociales de 30.000 empleados como primera medida para evitar recurrir a despidos.

En particular, el Sindicato de Trabajadores Aceiteros informó que unos 300 trabajadores tuvieron que tomarse vacaciones anticipadas y otros 200 fueron suspendidos.

Por regionesDesde la CGT de Santa Fe, aseguraron que los despidos, suspensiones y adelantamiento de vacaciones en comercios e industrias en la ciudad de Rosario ya afectaron a 600 trabajadores.

En la provincia de Buenos Aires, ya son 45 las empresas que solicitaron aplicar el procedimiento preventivo de crisis y según el Ministerio de Trabajo ya hubo 112 despidos. Sin embargo, los sindicatos denuncian que hay despidos encubiertos que no se contabilizan. En tanto, en la Capital Federal aumentaron las audiencias por desvinculación de personal.

En Córdoba a la suspensión de los trabajadores de Iveco se suma el adelanto de vacaciones y la reducción de los turnos de producción impuesto por la autoparista Gestamp.

Los despidos y suspensiones se extienden a todas las provincias del paí­s y ponen en alerta a todos los sindicatos regionales. Aún falta saber como actuará el Gobierno porque los vaticinios de los especialistas para el año que viene no son buenos y el pronóstico de desaceleración de la actividad no trae un escenario más esperanzador.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados