NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Crisis emergente

¿Cuál es el dato del mundo corporativo que encendió una luz de alerta en los mercados y en la City porteña?

¿Cuál es el dato del mundo corporativo que encendió una luz de alerta en los mercados y en la City porteña?
No se trata solo de deuda soberana. Los bonos corporativos de Argentina y Turquía también compiten entre sí por llegar a los más bajos
14.08.2018 06.58hs Finanzas

En medio de la inquietud provocada por un nuevo salto en la cotización del dólar, este lunes se conoció un dato que llevó más intranquilidad al mercado.

De los diez bonos corporativos de mercados emergentes con peor rendimiento este mes, seis son turcos y cuatro son argentinos. Los peores son los bonos de Turkiye Is Bankasi con vencimiento en 2028, que han caído casi un 19%, mientras que los mejores de este selecto grupo son los de la argentina Transportadora de Gas del Sur SA, con una pérdida del 7,3%, según detalló un informe de Bloomberg.

"Argentina y Turquía se están negociando como siameses", dijo Guido Chamorro, gerente sénior de inversiones de Pictet Asset Management Ltd, en Londres. "Por diferentes razones, pero con resultados similares", agregó.

Si bien tanto Turquía como Argentina sufren de altos déficits de cuenta corriente y una creciente inflación, es la negativa de Turquía a seguir una política económica ortodoxa y elevar las tasas de interés lo que hizo que su moneda y sus activos se desplomaran. En Argentina, donde el banco central elevó las tasas el lunes, hay un escándalo de corrupción que se expande rápidamente y amenaza con estancar las inversiones.

Los bancos turcos han sido especialmente castigados por los inversionistas, debido a que una caída en la lira afectó los activos ponderados por riesgo en los balances. Cuanto más débil sea la lira, más difícil será para las empresas locales pagar sus deudas en dólares.

Si bien los activos turcos podrían volverse atractivos en algún momento, invertir en Turquía actualmente sería riesgoso, dijo Oksana Reinhardt, directora ejecutiva de SMBC Nikko Capital Markets, en Londres.

En Argentina, la investigación de corrupción que ha involucrado a algunas de las compañías más grandes del país se ha sumado al hecho de que la economía se encamina a la recesión. La actividad económica registró en mayo la mayor caída desde 2009, mientras que la producción industrial experimentó su mayor declive desde 2003 al mes siguiente.

Las cuatro empresas argentinas de la lista de las 10 con peor rendimiento están involucradas directa o indirectamente en la investigación, incluida Pampa Energía, que controla Transportadora de Gas conjuntamente con otra firma.

Un portavoz de Pampa dijo que la caída del precio de los bonos podría estar relacionada con la pérdida de la compañía en el segundo trimestre, mientras que otras compañías argentinas declinaron hacer comentarios, detalla Bloomberg.

Además, empresas de servicios públicos como Transportadora enfrentan un problema similar al de Turquía para pagar la deuda denominada en dólares en medio del colapso del peso argentino.

El peso ha caído más de un 35% este año, solo superado por la moneda de peor rendimiento del mundo en 2018: la lira turca.

Te puede interesar