Más artículos

Paz cambiaria

Test por las Lebac: el Central apuesta por las tasas altas en pesos para contener al dólar

Test por las Lebac: el Central apuesta por tasas altas en pesos para seducir a inversores y contener al dólar
Liberarán como mínimo $80.000 millones pero ahorristas aprovecharían los rendimientos que ofrecen plazos fijos. Qué espera la City para el tipo de cambio
Por Leandro Gabin
16.10.2018 06.39hs Finanzas

Arranca otra semana clave para el Gobierno en el terreno financiero: la gran incógnita ahora es si el importante vencimiento de Lebac impactará en la cotización de un dólar que, en los últimos días, se mantuvo estable y llevó algo de tranquilidad

Así, la calma cambiaria que obtuvo el Banco Central desde que comenzó su estrategia de apretón monetario, con una fuerte reducción del precio de la divisa, estará frente a un nuevo test a partir del miércoles, cuando efectivamente se liberan los pesos que no se van a renovar

¿Irán al dólar? ¿O los inversores seguirán apostando por las súper tasas que ahora pagan varios instrumentos en pesos? Esa será la clave.

Por lo pronto, la "bola de nieve" que supo ser de más de $1,5 billones se redujo exponencialmente: el stock existente de Lebac ahora asciende aproximadamente a $340.000 millones, de los cuales 12% está en poder de entidades bancarias, mientras que el resto está en manos de entidades no bancarias, tales como fondos comunes de inversión, empresas, individuos y no residentes.

Para comprender lo que está en juego basta saber que

-En la licitación de este martes, el Banco Central ofrecerá entre 100 y 150 mil millones de pesos de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios, contra un vencimiento estimado de $231.000 millones en manos de los mismos.

-Nuevamente, las entidades bancarias sólo podrán participar en las licitaciones primarias de Letras por cuenta y orden de terceros no bancarios.

-Para las entidades bancarias, el Banco Central ofrecerá Letras de Liquidez (LELIQ), que continuarán consolidándose como el principal instrumento de esterilización del BCRA.

-Simultáneamente, el Ministerio de Hacienda avanzará con Letras del Tesoro, que servirán como alternativa de inversión en pesos para todos los participantes.

-Y finalmente, como preparación para esta operación y con el fin de garantizar un ordenado proceso de reducción de Lebac, el BCRA anunció oportunamente un incremento de 3 puntos de los encajes obligatorios para las entidades de mayor tamaño, el cual comenzó a regir a partir 1 de octubre, permitiendo la integración de dicho incremento en Notas y Letras del Banco Central

Pasando en limpio: el Central inyectará, como mínimo, $80.000 millones, una cifra que podría incrementarse dependiendo de cuánta Lebac quiere no renovarle al mercado. Y, a diferencia de ocasiones pasadas, no venderá dólares para canalizar esos pesos que volcará. 

El "anzuelo" para tentar a inversores

En el nuevo esquema que planteó el BCRA luego del segundo acuerdo con el FMI se hace prescindible el uso de divisas para "darle salida" a los huérfanos de las Lebac.

El atractivo que se les ofrece ya no son dólares sino tasas altísimas en pesos.

¿Que harán aquellos inversores a los cuales no se les renuevan las Lebac? Según pudo saber iProfesional, en el Banco Central -comandado por Guido Sandleris- creen que la mayoría de los inversores irá a buscar alternativas en pesos y que por eso no habría que esperar una mayor demanda de dólares en el mercado.

En concreto, esto es lo piensan en el entorno del número uno del Central:

-Los minoritas aprovecharán las tasas de casi 45% que pagan actualmente los plazos fijos a 30 días para canalizar los pesos que reciban por el desarme de Lebac. Son más atractivas incluso para los depósitos mayores a 1 millón de pesos (Badlar), que rinden casi 50% anual.

-Para los inversores más sofisticados, o sea los Fondos Comunes, deberán convalidar una importante reducción de tasas con tal de llevarse el mayor monto de Letras que pone a disposición el Central. Perderán pero así se asegurarán liquidez

-Con los inversores no residentes, que son muy pocos, tampoco habría sopresas: no sólo no están comprando dólares sino que en la mesa de dinero del BCRA dicen que hay importantes flujos ingresando para posicionarse. Se descarta que presionen al tipo de cambio, más bien tendrán un efecto contrario

-Es muy probable que la baja de tasas de Leliq de la semana pasada, que pasó de máximos de 74,05% a 71,997%, quede suspendida hasta que pase este vencimiento de Letras.

"La pregunta que resta hacerse es cuánto tiempo necesitará el mercado de este nivel de tipos de interés, o cuanto más pueden subir hasta alcanzar una estabilidad cambiaria. En principio, deberá garantizarse que la tasa real sea positiva. Por lo tanto, sin una baja consistente en la inflación, permanecerán 'altas'", reflexionaron desde GMA Capital.

Para Delphos Investment, sin las reservas del BCRA a disposición, "el vencimiento podría sacudir un mercado cambiario que pareciera haber encontrado la calma". Pero aclaran que las Lecaps serán el principal instrumento de absorción y, si bien en agosto captaron el 77% del vencimiento neto, su efectividad dependerá del mantenimiento del apetito por moneda local en los nuevos niveles de tipo de cambio.

La ruta del dólar

Este mini test de las Lebac viene en un momento cambiario más favorable para el Gobierno. Las presiones cedieron por segunda semana consecutiva tras la implementación del nuevo esquema monetario, con el precio del dólar acercándose al piso de la banda fijada por el Banco Central.

Tras haber marcado un descenso de 7% en la primera semana de octubre, el precio del billete verde experimentó la semana pasada un retroceso adicional de 4,7%, cerrando el viernes a $36,24 a nivel mayorista.

Como resultado, acumula una baja de 11,4% desde el pico de fines de septiembre ($40,9), con una cotización pasando a moverse más cerca del piso de la zona de no intervención instaurada por el nuevo esquema cambiario ($34), y alejándose un 17,6% de la banda máxima ($44).

Según el Banco Ciudad, entre los factores detrás de los movimientos cambiarios, se destaca tanto una menor demanda como el resurgimiento de una oferta privada de divisas, en un contexto de altas tasas de interés en pesos.

"En este sentido, los inversores comienzan a mostrar un mayor interés por posicionarse en activos en moneda local, tal como refleja, entre otras cosas, el repunte de los plazos fijos en pesos; a la vez que empresas e incluso individuos comienzan a volcar una oferta de divisas a la plaza cambiaria", destacaron desde la entidad porteña.

Agregaron que se observan compañías exportadoras que optan por financiarse en dólares (en lugar de hacerlo en pesos), volcando esos billetes verdes al mercado, frente al diferencial de tasas de interés en uno y otro signo monetario, junto con las perspectivas de mayor estabilidad cambiaria.

En paralelo, empresas e incluso particulares comienzan a desprenderse de parte de sus tenencias de divisas para hacer frente a compromisos en moneda local, un elemento que también incide en la dinámica que viene mostrando el tipo de cambio en el mercado informal, el cual ha pasado a cotizar por debajo del tipo de cambio oficial, presionado por la creciente oferta.

"Aunque no se puede alterar el 'ADN dolarizado' de los argentinos de un día para el otro, el BCRA puede desincentivar este comportamiento mediante distintas operaciones en el mercado", agregaron los analistas de GMA Capital.

Las tasas de interés altas -elegidas por el mercado- intentan desactivar la constante demanda de billetes verdes del sector privado de dos maneras:

-Primero, generan un claro incentivo al ahorro en moneda local, desplazando a la demanda de divisas para atesoramiento

-Segundo, vuelven más caro los préstamos para financiar gastos corrientes (cuotas con tarjetas de crédito, préstamos personales, descuento de cheques, obligaciones negociables) para todos los agentes de la economía, generando una necesidad de venta de dólares atesorados para afrontar obligaciones en pesos argentinos. Siendo este el resurgimiento de la oferta genuina en la plaza cambiaria

Desde el exterior también hay una visión más optimista respecto del tipo de cambio. XP Securities se jugó al decir que el dólar se debilitará (más tarde o más temprano) hasta tocar los niveles mínimos de la banda del BCRA

"Tras el claro éxito que ha demostrado la última estrategia con el tipo de cambio, creemos que es muy probable que pronto pruebe el umbral inferior de la banda permitida en el corto plazo ($34). Vemos que finalizará en 2018 a $37 o incluso menos, pero solo después de que el BCRA se vea obligado a comprar dólares para aumentar las reservas externas; de lo contrario, es probable que el peso argentino se aprecie aún más en términos nominales", afirmó el jefe de estrategia de XP, Alberto Bernal

Desde Delphos Investment recordaron, en una línea similar, que un tipo de cambio real en zona de equilibrio y tasas de interés de crisis, permitieron que el peso argentino se luciera como la moneda con mejor performance del mundo en los últimos cinco días

"Si analizamos las bandas cambiarias y el rango objetivo de tipo de cambio real que contiene el 'plan cero', podemos ver que el tipo de cambio actual se encuentra dirigiéndose a la zona inferior del rango planteado", afirmaron

Por lo pronto, la apuesta oficial es que no haya un impasse en la tranquilidad cambiaria por el vencimiento de Lebac. El monto es pequeño y las condiciones están dadas para que no haya presiones sobre el dólar, a costa de mantener la apuesta por las tasas en pesos

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar