Más artículos

Dudan que se frene

Los bancos ganaban 8% en dólares por traer fondos del exterior para hacer la "bicicleta" con las Leliq

Los bancos ganaban 8% en dólares por traer fondos del exterior para hacer la "bicicleta" con las Leliq
Creen que el encaje que colocó el Central tan solo encarecerá la operatoria. Sandleris tenía en la mira a tres entidades en particular. Llamado de atención
Por Leandro Gabin
10.11.2018 00.20hs Finanzas

Era un secreto a voces en el mercado financiero que el Banco Central venía monitoreando el movimiento, quizás poco prolijo, de tres entidades en particular que estaban realizando esta operatoria de tomar préstamos con sus casas matrices para hacer la "bicicleta financiera" con las Letras de Liquidez (Leliq) emite la autoridad monetaria. Nada ilegal: buscaban maximizar las generosas tasas que paga Guido Sandleris y hacer su propio negocio.

Lo que hacían era pedir un préstamo a su matriz, que llegaba en dólares a la plaza local (por ende era más oferta de divisas que empujaba al tipo de cambio hacia abajo), para luego venderlos y pasarse a pesos con la finalidad que hacer ganancias rápidas.

La utilidad que obtenían no era, precisamente, algo para dejar pasar. Según supo iProfesional, los bancos involucrados lograban hacer ganancias del 8% en dólares por este "pasamanos". ¿Cómo funcionaba? Las entidades extranjeras hacían este cálculo bien simple:

-Tomando la Leliq al 70% como estaba hace poco tiempo como el gran incentivo (el grueso de operaciones se había realizado en ese momento y no tanto ahora que bajó)

-le restaban el costo por la cobertura en dólar futuro que tenían que hacer para asegurarse los dólares "de salida" luego de cobrar la renta en pesos por las Letras

-y a eso tienen que descontarle la tasa de interés por el préstamo que les realizó su matriz, que por lo general ronda el 7% anual (tasa Libor del 2% más un spread)

Esa cuenta, relatan en los bancos, les daba una para nada despreciable ganancia del 8% anual en dólares.  

Hacia adelante, revelan en las entidades, que siga esta operatoria dependerá del nivel de tasas que pague el Central. Eso determina si continúa siendo negocio o no, y no tanto el encaje que impuso que -al final del día- tan solo encarece la operación, pero no la frena del todo.

"La medida con un fondeo de esos dólares al 7% para pasarse a pesos y comprar las Leliq se te encarece en 2 puntos. O sea, se te va a 9%. Tampoco es la muerte de nadie", confiaban a iProfesional desde otra entidad extranjera que opera en la Argentina.

De hecho, si bien el dólar había empezado a subir al conocerse la noticia de la imposición de encajes del BCRA, luego volvió a su carril normal y terminó cediendo 10 centavos en el mercado mayorista (con Wall Street y el resto de los activos argentinos acumulando pérdidas). 

"El problema es que las tasas están desarbitradas. Entonces el negocio está dado por esos niveles altos que paga el Central cuando no las encontrás en el resto de los activos. Cuando eso se estabilice dejará de ser negocio", reconoció.

El Banco Central, pareciera, así lo sabe y va reduciendo las tasas de Leliq a un ritmo gradual: pasó desde máximo de 73,50% a los actuales 66,65%.

La intención oficial es seguir testeando al mercado con una reducción de este costo financiero. Pero las mismas entidades son las que, por convicción o porque les resulta negocio, le piden a Guido Sandleris que mantenga la paciencia. "Creemos que el Central tiene que ser cauto con bajar las tasas. Hay que ir lento y consolidando lo que se logró", alertaron.

Por lo pronto, en el BCRA también salieron a ponerle paños fríos a la medida durante la tarde cuando se empezó rumorear (erróneamente) que podría haber algún control de capitales a la vuelta de la esquina.

"No hay nada en esta regulación que limita el libre movimiento de capitales. Esta medida no afecta la posibilidad de que cualquier individuo residente o no residente realice plazos fijos o adquiera Lecaps", destacaron voceros de Sandleris.

Según el Central, a través de la comunicación A6595, lo que se busca es homogeneizar los requisitos de liquidez que se le exigen a las entidades financieras para distintas formas de fondeo internacional.

"Se elimina una distorsión que existía y que no tenía sentido en el tratamiento en términos de encaje de las distintas formas de financiarse de los bancos. A modo de ejemplo, si un banco se fondeaba en el exterior con una Obligación Negociable (ON) en dólares a menos de 30 días, tenía que poner un 23% de encaje. Pero si en vez de hacerlo con una ON lo hacía recibiendo un préstamo, no tenía que realizar ningún encaje. Esta medida corrige esa distorsión", enfatizaron desde Reconquista 266.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Finanzas
Te puede interesar