Más artículos

¿La recesión tocó piso?: qué mira el Central para anticipar primeros signos de repunte de la economía

¿La recesión tocó piso?: qué mira el Central para anticipar primeros signos de repunte de la economía
El indicador que elabora la entidad que conduce Sandleris reflejó una mejora en el nivel de actividad. El consumo también se apuntaló
Por Juan Bergelín
26.01.2019 08.42hs Finanzas

Mientras el Indec informa que la actividad económica sufrió en noviembre la mayor caída en más de 9 años, el Banco Central prevé un freno en ese desplome, y hasta anticipa un tibio rebote. 

No es producto del optimismo que reina en el segundo piso de Reconquista 266 por haber domado al dólar –al menos hasta ahora- ni por haber empezado a reducir lentamente la alta inflación, sino que se basan en datos duros.

En rigor, en el organismo monetario ven que el Indicador Líder de la Actividad que elaboran los técnicos de la entidad (ILA-BCRA) mostró en diciembre último el primer crecimiento mensual después de nueve meses consecutivos de caída.

Dicho indicador suele anticipar los movimientos que luego registrará el Indec cuando en enero difunda el EMAE (Estimador Mensual de la Actividad Económica) de diciembre.

Un crecimiento no tan difuso

Además del primer crecimiento mensual desde el primer trimestre de 2018, hay otro dato que despierta la ilusión en el BCRA. Se refiere al índice de difusión de crecimiento, que mejoró “marginalmente”, según indicó el Central, lo que revela que dentro del indicador hay varios rubros que cerraron diciembre con números positivos. “Eso muestra qué tan difuso o no es el crecimiento”, explica un economista.

Con este incremento de diciembre, “la profundidad de la caída acumulada en seis meses se recortó”, sostuvo el organismo monetario en el último Informe de Política Monetaria (IPOM).

El dato desalentador en el EMAE de noviembre no fue sólo el desplome interanual de 7,5% sino además que caiga 2,3% respecto el mes previo. Por eso es clave lo que refleja en su indicador el BCRA, más allá de que seguramente muestre caída interanual respecto al mismo mes de 2017.

Uno de los motores que podría alentar esa recuperación en diciembre, según el BCRA, es el consumo.

“A partir de diciembre, la implementación de un conjunto de políticas de ingresos destinadas a hogares con alta propensión a consumir junto con la reapertura de acuerdos paritarios en varias ramas permitió apuntalar el consumo, dejando un nivel más alto para el inicio del primer trimestre de 2019”, destaca el organismo monetario.

El motor de la exportación

El otro sector que podría traccionar a la economía en este 2019 es la exportación, que ya comenzó a mostrar los frutos de tener un tipo de cambio alto.

“Gradualmente comenzaron a notarse los aportes positivos de las exportaciones netas, en un marco de consolidación fiscal”, sostiene el BCRA, y agrega: “Un tipo de cambio real más competitivo permitirá impulsar la actividad de los sectores transables y, en conjunto con la reducción del déficit fiscal, está contribuyendo a una rápida reversión del desequilibrio de cuenta corriente”.

En la misma línea, en el sector privado hay quienes creen que la recuperación podría comenzar, aunque de manera tibia, en el primer trimestre de 2019. 

Para trazar esta proyección, se basan en algunos datos que dejó el cierre de 2018.  

Es el caso del Índice General de Actividad (IGA) que elabora Orlando Ferreres y Asociados (OJF), que en diciembre, en la serie desestacionalizada, arrojó una leve baja de 0,1%. “Cualquier revisión lo pone en 0%”, reconocen en el estudio. “Si bien este período de relativa estabilidad macroeconómica es algo positivo, habrá que esperar hasta el segundo trimestre del 2019 para ver los signos de una recuperación más concreta”, explica el informe que acompaña al IGA.

En diálogo con iProfesional, Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos OJF destaca que “es difícil saber si la economía está entrando en un piso, aunque es probable”.

Incluso, si se tuviera el dato para identificar ese piso, agrega el experto, hay que limpiarlo mucho porque con todos los cambios en las paradas técnicas que va a haber este año y los manejos de stock, aun teniendo los datos va a ser difícil identificarlo.

“La producción industrial cerró un muy mal año marcando una caída de 9,6% en diciembre”, sostiene el IGA de Ferreres, con el sector automotriz y la producción de metales básicos liderando las bajas, con rojos de 38,5% y 18,9% interanual respectivamente.

De cara a un año electoral

Para 2019, el BCRA espera “que la combinación de políticas monetarias y fiscales permita retomar el sendero de disminución de la inflación y posibilite una gradual recuperación del nivel de actividad”.

Sin embargo, afirman desde la entidad que esta mejora que se observa "no es suficiente para afirmar que la fase recesiva de la actividad llegó a su fin, por lo que deberían acumularse nuevas señales en los próximos meses para asegurar la existencia de un punto de giro de la actividad”. 

En paralelo, desde el equipo de Research del BBVA creen que “el PIB comenzará a crecer en el primer trimestre de 2019 (respecto al trimestre anterior) por la recuperación agrícola, el impacto de la depreciación real en sectores transables y sustitutivos de importaciones, y la parcial recuperación de los ingresos reales”.

En paralelo, entre los participantes del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central, también comienzan a ver un piso de la recesión para el primer trimestre y un pequeño rebote recién en los siguientes tres meses.

“Los analistas pronostican para el primer trimestre del año 2019 un crecimiento nulo del PIB sin estacionalidad (s.e.) respecto del cuarto trimestre de 2018 y para el segundo trimestre esperan un crecimiento de 1,5%”, destaca el informe difundido a comienzos de este mes.

No es fácil predecir el rebote a una recesión tan profunda, y menos en un contexto de un duro ajuste monetario que enfría aún más a la actividad. Por lo pronto, el BCRA comienza a ver que la caída parece estar llegando a su piso, habrá que ver cuanto tarda la economía en levantar cabeza.

Sobre este punto, desde el BBVA aclaran que el ritmo de crecimiento será débil y no compensará el fuerte arrastre negativo de 2018 (-2,4%), por lo que el PIB podría caer 1% en promedio en 2019, con alta heterogeneidad sectorial.

El informe sobre la situación argentina fue difundido por el economista principal del BBVA Research Argentina, Marcos Dal Bianco, quien elaboró el trabajo junto a Adriana Haring, Juan Manuel Manias y Mario Iparraguirre.

¿La coyuntura económica tendrá impacto positivo en términos electorales para el Gobierno? Sobre este punto, Dal Bianco, desde el piso 21 de la Torre del BBVA en la zona de Catalinas, no es muy optimista: “La actividad se reactivará y la inflación bajará del pico de 2018 por la política monetaria contractiva del BCRA, pero la economía no ayudará electoralmente al oficialismo, ya que en promedio el PIB caerá 1% en el año y la inflación descenderá muy lentamente, a 43% en las PASO y 30% en diciembre”. 

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Finanzas