Más artículos

La Ciudad de Buenos Aires reabrió un bono en pesos y le ofrecieron el doble de lo que buscaba

La Ciudad de Buenos Aires reabrió un bono en pesos y le ofrecieron el doble de lo que buscaba
La administración porteña tomó u$s345 millones a 5 años y pagó 6,50% más Badlar. Así consiguió financiar sus necesidades de este año y la mitad del 2020
Por Leandro Gabin
13.02.2019 19.19hs Finanzas

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmó que hay una ventana abierta para los emisores argentinos en el mundo.

Reabrió la emisión de un título de Deuda Pública Clase 22 (BDC24) que vence en 2024, emitido en pesos que ajusta por la tasa Badlar (la mayorista que pagan los bancos por depósitos superiores a 1 millón de pesos). 

El resultado sorprendió a la Ciudad. Buscaban u$s200 millones pero recibieron ofertas por u$s400 millones. Finalmente decidieron tomar u$s345 millones que, en pesos, equivale a $13.184 millones. El Gobierno porteño convalidó tasas de mercado: pagará Badlar (actualmente en 36,60%) más 6,50%. O sea, en torno al 43% anual en pesos a cinco años de plazo.

Además hubo una demanda muy importante no sólo desde el exterior sino del mercado local. Del total que le "llovió" a la administración de Horacio Rodríguez Larreta, la mitad provino desde afuera y el resto fueron inversores institucionales locales (Fondos Comunes y bancos) y minoristas. 

"El mercado más que acompañó esta colocación. Confirma que hay una ventana para los emisores locales. Esto se logró por la reversión de los flujos que hacia los mercados emergentes, que impacta en la Argentina, y una política monetaria que está dando resultados", señaló a iProfesional Abel Fernández, secretario de Finanzas porteño. 

Para la administración porteña, el resultado de esta colocación no sólo les permitió obtener el financiamiento para todo este año, sino que al haber tomado más dinero ya tienen los dólares para hacer frente a la mitad de lo que vence en 2020.

Yendo a los números, la Ciudad ya tenía u$s90 millones de los u$s290 millones que necesitaban para el 2019. Al haber tomado más, redujeron el programa financiero del año próximo inclusive en u$s145 millones (o sea el 50%). 

"Los inversores, tanto locales como internacionales, volvieron a confiar en CABA y apuestan por el trabajo que vienen realizando en estos años de gestión y los que tienen por delante", sintetizó Claudio Porcel, CEO & Chairman de Balanz, uno de los colocadores del bono porteño.

Fernández añadió que esta fue la primera transacción en pesos a largo plazo del año para cualquier emisor argentino. "Abrimos el camino. Ahora hay oportunidad para el resto debido al éxito que tuvo esta transacción", sumó en diálogo con iProfesional. 

Como anunciaron hace exactamente un año atrás, el objetivo del gobierno de la Ciudad era mejorar su estructura de deuda. En aquel momento lo hicieron recomprando los títulos que vencían en 2019 y 2020 en moneda dura (bonos dólar-linked) y colocando deuda nueva en pesos a más larga duration con el BDC28.

En este sentido, la deuda de CABA hacia fines de 2018 estaba compuesta en un 66% en moneda extranjera (debido al efecto tipo de cambio luego de la devaluación de 2018) y un 34% en pesos.

La parte en moneda extranjera se explica mayormente por los Tango 2021 (outstanding u$s500 millones) y Tango 2027 (outstanding u$s890 millones). En cambio los bonos en moneda local representan un total de u$s755,73 millones (un monto de casi $30.000 millones).

Con esta nueva emisión, ampliaría la deuda en pesos en unos $7.600 millones aproximadamente dejando el desagregado luego de la reapertura en una proporción 61,4% moneda extranjera y 38,6% moneda local.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas