Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

En el peor escenario, calculan que habría $1,26 billones que podrían ir a presionar al dólar

En el peor escenario, calculan que habría $1,26 billones que podrían ir a presionar al dólar
Según un ejercicio de Eco Go, la consultora de Marina Dal Poggetto, esa podría llegar a ser la demanda potencial si se agrava el escenario económico
Por Leandro Gabin
28.03.2019 06.17hs Finanzas

Sin plan B, el Gobierno está completamente jugado a que la semana que viene empiece a llegar las divisas del campo. Ese flujo de dólares es lo único que puede tranquilizar a un mercado cambiario muy golpeado, no sólo por la inestabilidad global sino por la incertidumbre política en un escenario -planteado por el macrismo- de "nosotros o el abismo".

Así las cosas, lo que se suponía que iba a ser un trimestre más tranquilo en términos cambiarios, se está transformando en un pesadilla: el dólar sube 16% en el año, más que la abultadísima inflación.

La única ventana que se abrirá es precisamente cuándo y cuánto venderán de la soja. "Para que empiecen a vender, primero se tiene que estabilizar el dólar. La mesa de Cargill es como la de cualquier otro banco, venderá cuando vea que se estabilizó el tipo de cambio, no antes", decía un encumbrado economista del sector privado.

El dique de contención es en abril con los dólares del campo y lo que empezará a vender el Tesoro gracias a las divisas del Fondo. Pero, nadie sabe a ciencia cierta si con esta mayor oferta se volverá a la paz cambiaria.

Más aún, cuando está virtualmente desatada la incertidumbre electoral y el juego oficial de seguir agigantando la imagen de Cristina Kirchner. Esa mayor volatilidad electoral, que pareciera haberse adelantado al calendario político, expone al Gobierno a sufrir una mayor dolarización de los activos.

Aún hoy existen muchas apuestas en activos en pesos, agazapados a la espera de mayores señales, que podrían darse vuelta e ir a demandar dólares.

¿Cuántos pesos se pueden dolarizar? El último informe mensual de Eco Go, la consultora comandada por Marina Dal Poggetto, dice que en un ejercicio teórico donde el riesgo político escala y se potencia la dolarización de carteras, el total de pesos que podrían ir a buscar activos en dólares estaría en torno a los $1,26 billones.

Algo así como u$s30.600 millones al tipo de cambio de actual frente a reservas netas por u$s21.000 millones.

"Como contracara del apretón monetario y de la mega licuación, hay en la economía muchos menos pesos que en 2018 que pueden dolarizarse. Pero si bien el nivel de pasivos remunerados es mucho mas bajo, también es cierto que devenga tasas de interés que si se perpetúan en el tiempo pueden tornarlos no sostenibles", dice Eco Go.

¿Por dónde podría generarse este traslado hacia el billete verde? Según la consultora, hay cuatro caminos:

-Pesos transaccionales: Por definición, el potencial de dolarización de la demanda transaccional de dinero (circulante, cuenta corriente y caja de ahorro) es bajo. En un caso extremo, la dolarización de los pesos transaccionales supone ir más allá de un movimiento de rotación de cartera (donde la moneda no funciona como reserva de valor) para estar en un escenario de desmonetización donde la moneda comienza a perder el rol de medio de cambio.

-Plazos fijos: Si bien es cierto que los plazos fijos mostraron una importante estabilidad durante las corridas de 2018, también es cierto que el salto en los plazos fijos desde octubre pasado obedece a parte del desarme de Lebacs y se explica mayormente por depósitos mayoristas que aprovecharon el carry a partir de las tasas altas del esquema monetario. El aumento desde entonces asciende a $320.000 millones, $80.000 millones menos de los máximos alcanzados en enero.

-LECAPs: El stock total de LECAPs en manos del Sector Privado asciende a $385.000 millones, aunque una parte menor se encuentra en fondos del exterior. En este caso, si bien las LECAPs cuentan con un mercado secundario en donde se podría liquidar rápidamente para pasarse a dólares, hay que tener en cuenta que, en un contexto de dolarización de carteras por incertidumbre política, el valor de mercado de dicho stock de LECAPs cae frente a la suba de la tasa de interés, achicando el potencial de pesos que se podrían dolarizar.

-Bonos en pesos en poder del sector privado: Los títulos (tasa fija, variable, CER y bono dual) en manos del sector privado, también podrían dolarizarse en un escenario de tensión cambiaria por riesgo político, aunque hay una parte de los que están en manos de tenedores extranjeros que ya cuentan con cobertura. En este caso, el aumento de la tasa de interés y la caída del valor de mercado del stock también achicaría el monto de los pesos que se podrían dolarizar.

"Vale remarcar que en un potencial escenario adverso de presión cambiaria hasta el techo de la banda, la política monetaria acentuaría el sesgo contractivo vía el doble efecto de la suba de la tasa de interés (acelerando la baja del precio de los títulos en pesos, con mayor impacto en los de mayor duración) y la venta de reservas del BCRA (retirando el equivalente en pesos de la base monetaria a un tipo de cambio más alto)", acotó Eco Go.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Finanzas
Te puede interesar