Más artículos

Las tres razones por las que no baja la inflación en Argentina, según el IERAL

Las tres razones por las que no baja la inflación en Argentina, según el IERAL
El economista Gustavo Reyes analiza cómo impacta la demanda de dinero en el avance de los precios y plantea perspectivas para los meses que vienen
11.04.2019 19.04hs Finanzas

Pese a la recesión y al congelamiento de la base monetaria, la inflación no cede y en el último período se ubica en torno al 4% mensual.

"Se argumenta que la suba de tarifas puede explicar en parte este fenómeno, pero estos ajustes no deberían haber influido en la inflación núcleo, que también se aceleró. Lo que ocurre es que, pese a la emisión cero, está cayendo la demanda de dinero, y esto alimenta el proceso inflacionario", señala un trabajo de Gustavo Reyes, economista del IERAL (Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana).

El analista señala que hay al menos tres razones por las que cae la demanda de dinero:

- La recesión, que desalienta el uso de efectivo.

- El temor a una nueva crisis como la de 2018 (por el aumento del stock de Leliq).

- La creciente incertidumbre electoral.

De los tres factores mencionados, puede consignarse que la paulatina recuperación del nivel de actividad puede ayudar a reconstituir demanda de dinero, mientras que los dos restantes pueden ser afectados por la persistencia de la incertidumbre electoral.

De todos modos, la mayor oferta de dólares (cosecha, FMI) puede abrir una tregua en el mercado cambiario, lo que ayudaría a recomponer demanda de dinero y desacelerar la tasa de inflación, en un escenario de corto plazo, evalúa Reyes.

El problema de las Leliq

A principios de 2018, la emisión de Base Monetaria en promedio era prácticamente nula pero el stock de Lebac crecía a un ritmo importante.

Entre mayo y junio de aquél año, el BCRA tuvo que reducir el stock de su deuda remunerada a través de una fuerte emisión de Base Monetaria que se tradujo en un importantísimo salto en el precio del dólar, una gran pérdida de reservas en la entidad monetaria y en una gran crisis económica que provocó la renuncia de 2 presidentes del BCRA y el diseño de 2 programas con el FMI en menos de tres meses.

Durante los primeros meses del 2019, el BCRA también ha mantenido la Base Monetaria casi congelada pero, a diferencia de los últimos meses del 2018, ahora lo está logrando a costa de aumentar nuevamente el stock de su deuda remunerada (ahora determinado por las Leliq).

En la medida que el stock de Leliq comienza a subir se genera un círculo vicioso que reduce la demanda de dinero y por lo tanto, genera presiones inflacionarias. Este círculo vicioso es el siguiente: mientras mayor es el stock de deuda remunerada del BCRA, más altas son las expectativas de emisión futura de Base Monetaria (experiencia del 2018) y por lo tanto, mayores las expectativas de inflación y de devaluación del tipo de cambio, indica el economista Gustavo Reyes.

 

Mientras más suben las expectativas de devaluación del tipo de cambio, el mercado exige tasas mayores para renovar las Leliq (clave para mantener congelada la Base Monetaria), lo cual genera a su vez un mayor stock de las mismas y se retroalimenta el círculo vicioso.

Por último, acerca del impacto de las elecciones en la economía, Reyes puntualiza que dado que en las últimas elecciones se aceleró el proceso de dolarización de la economía en los momentos previos, la incertidumbre actual sobre el resultado de este proceso podría estar adelantando los tiempos de esta típica dolarización con la consecuente caída en la demanda de dinero.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas