Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

La Fed da una alegría al Gobierno en plena campaña: insinúa otra baja de tasas antes de las PASO

La Fed da una alegría al Gobierno en plena campaña: insinúa otra baja de tasas antes de las PASO
Con la economía en recesión y sin mostrar signos de repunte, la decisión de la Fed podría impactar en los comicios al ofrecer un mejor clima financiero
Por Juan Bergelín
20.06.2019 08.30hs Finanzas

Con una economía que aún no logra salir de la recesión y los bolsillos de los consumidores literalmente rotos, el dato a favor del Gobierno para las próximas elecciones podría venir desde Estados Unidos.

En rigor, se trata de la Reserva Federal (Fed) que a fin de julio, apenas unos días antes de las PASO, aplicaría un recorte en las tasas de interés en ese país. Esta decisión reduciría las presiones sobre los activos locales y se podría reflejar en un dólar estable, una variable clave a la hora de los comicios.

El hecho que incrementó las chances de que la Fed aplique una baja en el costo del dinero en su próxima reunión del 31 de julio fue el comunicado que emitió este miércoles el FOMC (El Comité Federal de Mercado Abierto, por sus siglas en inglés), después de dejar sin cambios las tasas en un rango de entre 2,25% y 2,5%.

"La expectativa de baja en el costo de financiamiento animará a que capitales de riesgo ingresen más a la Argentina, y eso contribuirá a la calma cambiaria", explica Diego Martínez Burzaco, jefe de research de Inversor Global. No obstante, aclara: "Que se pueda mantener estable el dólar es algo difícil de predecir por la incidencia del clima electoral".

El analista destaca la paz por la que atraviesa el dólar desde hace un mes y medio, cuando el Banco Central consiguió el aval del Fondo Monetario Internacional para intervenir en el mercado de cambios, y cómo a partir de entonces la divisa se movió alineada -tanto en la tendencia como en la magnitud de sus movimientos- con las monedas de la región.

"Es clave que lo financiero se mantenga estable. Eso, obviamente, le da más aplomo a las intenciones del Gobierno de llegar con el dólar lo más calmo posible. Es muy importante como condición necesaria, no suficiente, para lograr la recuperación económica", sostiene Martínez Burzaco.

El clima electoral, clave

De todos modos, desde ahora al 31 de julio, cuando la Fed aplique una nueva baja de tasas como interpretó el mercado, es muy probable que el clima preelectoral sea el que aporte información para mover los mercados.

"En ese mes y medio no sólo vamos a tener la difusión de las listas electorales, sino también encuestas de todo tipo. Eso va a ser lo que marque la tendencia. Siempre, en la medida en que el mundo emergente siga momentáneamente calmo", afirma Martínez Burzaco.

En la misma línea, Federico Furiase, director del estudio Eco Go, asegura que el comunicado de la Fed de esta semana aporta una buena señal para la macro nacional.

"Lo importante para Argentina es que el mercado compró el mensaje dovish (de eventual relajación de la política monetaria) de la Fed y eso se trasladó en una baja de la tasa libre de riesgo de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, una suba en los precios de las acciones de Estados Unidos, en un contexto de menor volatilidad financiera", comenta.

Cabe destacar que justo cuando los miembros del FOMC de la Fed comenzaron su encuentro en Washington, el presidente de EE.UU., Donald Trump, sorprendió con un dardo inesperado: esta vez contra el Banco Central Europeo (BCE), al que criticó precisamente por la política de apoyo monetario que viene pidiendo al banco central estadounidense. De ese modo, volvía a presionar indirectamente a la Fed para que bajen las tasas y eso le dé impulso a la economía.

Para Gustavo Neffa, socio y director de Research for Traders, la probabilidad de que la Fed baje la tasa en julio es favorable para Argentina, en un clima de mayor aversión al riesgo.

"El high yield, que son los bonos de alta renta y calificación baja (de BBB para abajo), está en un entorno mucho más amigable para emergentes, siempre y cuando la macro de la economía global lo permita, o sea que desacelere más EE.UU."

Después del comunicado de la Fed, las probabilidades de un recorte de tasa para julio se elevaron al 95% y el mercado ya le asigna un 73% de probabilidades que haya otra baja en septiembre. Además, según aporta Neffa, "hay otra baja que se espera entre diciembre y enero, con una altísima probabilidad, del 50%".

La lectura que hizo el mercado del comunicado de la Fed fue muy minucioso y ató varios cabos que lo condujeron a esta mayor probabilidad de que se aceleren los recortes de tasa.

Con la lupa en el comunicado

"Una cosa que se destaca es que la Fed redujo su estimación de inflación para este año, lo que marca una pauta de que es más probable una baja de tasa justamente para tratar de evitar que la inflación se deprima demasiado", destaca Martínez Burzaco.

Además, agrega, "casi la mitad de los integrantes del Comité de Política Monetaria se expresaron a favor de algún recorte de tasa en lo que resta del año, con lo que, de a poco, se va nivelando las fuerza entre los que deciden mantener la tasa y lo que piensan que es momento de hacer un recorte". Puntualmente, el comunicado emitido por la Fed después de la reunión de dos días, que culminó este miércoles, revela que 8 miembros se vuelcan a aplicar una baja de tasas para este año, otros 8 la mantendrían y uno la subiría.

En cuanto al análisis más detallado de las palabras utilizadas por la Fed en su comunicado, muchos destacaron que eliminó la palabra "pacientes", otro indicio de que podrían bajar las tasas.

"Esa palabra la usaban para dar a entender que no iban a tomar decisiones apresuradas y que no era el momento de cambiar el rumbo de la política monetaria. Lo que dicen los analistas que miran más minuciosamente estos comunicados y los comparan, es que al eliminarse la palabra ‘paciente’, se pueden pensar que en la próxima reunión haya alguna toma de decisión en dirección opuesta a lo que veníamos viendo en tasa de interés desde 2015 a la fecha", sostiene el jefe de research de Inversor Global.

Ya el 4 de junio, el presidente de la Fed, Jerome Powell, había alertado de que la autoridad monetaria estaba "vigilando de cerca" el impacto de las negociaciones comerciales de Estados Unidos. Y eso supuso un cambio con respecto al discurso que venía manteniendo desde inicios de año, cuando el argumento principal para todos los gobernadores de la Fed era que estaban siendo "pacientes".

Lo de la Fed, además, no es un movimiento aislado, ya que está en línea con lo que pasó en Europa el día anterior, cuando el BCE prometió ser más laxo en sus decisiones de política monetaria.

"Europa tuvo que salir al rescate de la economía. El BCE va a poner más incentivo a la actividad con más plata, con baja de tasas de interés, con recompra de bonos. Es lo mismo que está pasando en EE.UU.", explica Neffa. "Esto es un salvataje, que quede claro. Es porque la economía no está funcionando como debería funcionar", agrega,

La economía mundial va camino a registrar un crecimiento del 3,3%, un número para nada despreciable pero menor al alza de 3,5% o 3,6% que se esperaba a comienzos de año. La clave, más allá del dato, es que los países desarrollados son los que están desacelerando más de lo previsto y eso es lo que está activando estos mecanismos de protección, tanto de la Fed como del BCE.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar