Más artículos
Indiferencia a los "bonos Alberto": por qué los inversores esquivan la deuda argentina a pesar del canje

Indiferencia a los "bonos Alberto": por qué los inversores esquivan la deuda argentina a pesar del canje

Indiferencia a los "bonos Alberto": por qué los inversores esquivan la deuda argentina a pesar del canje
Los títulos rinden más del 12% y no hubo rally post reestructuración como suele suceder. Los operadores mantienen sus reparos con el plan económico oficial
Por Leandro Gabin
15.09.2020 06.13hs Finanzas

El inicio de la semana financiera, ahora sí con los bonos surgidos del canje operando a plenitud (tanto a nivel local, luego del parking de la semana pasada, como internacional) demostró que no hay interés por la deuda argentina.

Los títulos siguen con rendimientos del 12% a pesar del fuerte rally de los mercados internacionales (Wall Street trepó casi 2% este lunes). La sensación que hay entre los inversores más experimentados es la obvia: el país no genera confianza ni expectativas positivas, y por eso pocos quieren comprar pagarés de la Argentina a pesar de tener "despejados" los vencimientos de los próximos años.

La semana comenzó con las primeras operaciones en dólares de los nuevos Bonares que surgieron de la reestructuración, una vez transcurridos los días requeridos por la autoridad regulatoria con el denominado "parking". Según Grupo SBS, esto permite extraer algunas conclusiones valiosas con respecto a lo que está descontando el mercado tras el canje.

Todavía los inversores están esperando que el Gobierno muestre un plan económico consistente
Todavía los inversores están esperando que el Gobierno muestre un plan económico consistente.

La matemática del default

Ante todo, la curva de rendimientos de los Globales muestra una pendiente plana con valores en el rango 12-12,5%. Asimismo, los spreads con respecto a los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se ubicaron entre 1.140-1.185 puntos básicos, "lo que sugiere que el mercado todavía ve a Argentina como un crédito con alta probabilidad de default a pesar de la exitosa reestructuración", dice SBS.

En este sentido, estima que la probabilidad de default implícita en los precios escala a 22% para fin de 2021 y 47,5% a fin de 2023, mientras supera el 85% a 10 años (para un recupero de 40%).

De hecho, la falta de interé llama la atención. Después de todo, se lograron reestructurar unos u$s66.000 millones de bonos bajo ley extranjera y u$s41.000 millones de legislación local. Todo, dentro de una estructura más simple: se pasó de más de 50 instrumentos diferentes en dólares a unos 11 nuevos bonos. La tasa promedio de la nueva estructura pasó del 6/7% anual a niveles de 4/5% entre 2028-2045 y, antes de esos años, a ser creciente desde prácticamente cero a 4%. Y el perfil de vencimientos se modificó, al eliminar básicamente los pagos hasta 2025.

"La percepción de riesgo es muy elevada, especialmente en los primeros años en los que Argentina no enfrenta vencimientos significativos de deuda de mercado (apenas u$s3.500 millones hasta 2023). Esto parece reflejar no solo la incertidumbre alrededor del plan económico que propone el Gobierno, sino también el riesgo que supone la presencia del FMI como acreedor privilegiado (cobraría antes)", afirma la compañía en un paper firmado por los economistas Adrián Yarde Buller y Juan Manuel Franco.

Finalmente, acotan que la mayoría de los Bonares mostraron spreads en el rango 1.140-1.190 puntos con excepción del AL30 que se ubicó en 1.078 unidades. Esto indica, según SBS, que por ahora el mercado no contempló una prima por legislación entre Globales y Bonares.

Operadores creen que la brecha podría empezar a achicarse si se despeja la incertidumbre con el Presupuesto.
Operadores creen que la brecha podría empezar a achicarse si se despeja la incertidumbre con el Presupuesto.

Apuntando a la brecha

Los nuevos bonos soberanos habían comenzado operando en tasas cercanas a 11% y finalizaron el viernes pasado en niveles de entre 11,5% y 12%. Los nuevos bonos con vencimiento en 2030 y 2035 fue donde se vieron los mayores volúmenes de operación, en línea también con sus mayores volúmenes de emisión. "Sin embargo, a lo largo de esta semana, y con los bonos empezando a operar contra dólares, habrá más certeza del nivel al que se acomodan los nuevos bonos", agrega Balanz Capital.

En Portfolio Personal Inversiones (PPI) sostienen que ahora la atención está en la negociación de estos nuevos bonos en el mercado y su rendimiento. En ese orden, esperan que el mercado vaya ganando profundidad después de que las primeras referencias reflejaron una curva de ley externa y nacional con tires de entre 11,2 y 12,3%. "De todos modos, por el momento los volúmenes operados son bajos y no creemos que haya una tendencia marcada", afirman.

Con la oportunidad de operar títulos contra dólares es que hubo alguna referencia del contado con liquidación y MEP (algo que no pasó la semana pasada). Este lunes mostraron algunos movimientos. El contado subió 3% hasta $130 mientras que el MEP cedió 1,5% a $123.

Balanz dice que hay espacio para que la brecha comprima desde los niveles actuales, cercanos a los máximos históricos. "La incertidumbre respecto a la política económica, tanto fiscal, monetaria como cambiaria contribuye a niveles altos en la brecha", razona la casa de Bolsa.

Por eso el mundo financiero estará observando la presentación del Presupuesto que se llevará a cabo el martes. Allí se espera que se despejen las dudas acerca del programa económico. "Creemos que toda información que ayude a dar mayor claridad en este sentido contribuirá a una menor brecha", repite Balanz. En ese sentido, advierten que la brecha tiene espacio para contraerse, ya que la mayoría de los riesgos parecerían estar ya incorporados en el precio actual.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ