Más artículos

Ferreres anticipa que si emiten el billete de $5.000 luego vendría un cambio de moneda

Ferreres anticipa que si emiten el billete de $5.000 luego vendría un cambio de moneda
"El hecho de tener una inflación alta, que por ahora no es tan alta, hace necesario ajustar el valor del dinero", consideró el exviceministro de Economía
Por iProfesional
24.09.2020 12.58hs Finanzas

Las políticas sociales para atenuar el impacto de la cuarentena por el coronavirus llevaron a que en los últimos meses crecieron un 38% la circulación de papeles de $100. Por eso, el Banco Central había anunciado la implementación de una nueva moneda de $2000 o $5000 que podía llevar la imagen del Dr. Ramón Carrillo, lo que generó una polémica por su relación con el nazismo.

En cuanto a la economía, de acuerdo a estimaciones privadas, la emisión de un billete nuevo de una denominación más alta -por ejemplo, de $5000- implicaría un ahorro relevante al Estado a la hora de imprimir los nuevos papeles y para el sector privado en materia de logística.

Si para emitir -solo por impresión de nuevos billetes- $50.000 millones, el BCRA necesitaría sacar a la calle 500 millones nuevas de unidades de $100, el billete que más creció en los últimos meses. Tomando en cuenta el cálculo hecho por economistas, el costo sería de $2500 millones.

Impresión

Y si el Banco Central tuviera a disposición un billete de $5000, solo necesitaría 10 millones de unidades, con un precio de apenas $50 millones.

La diferencia, en este caso, sería de $2450 millones de ahorro para el Estado solo por poner en la calle nuevos billetes.

Según el ex viceministro de Economía y consultor Orlando Ferreres "que se esté pensando en un billete de $5.000 es un adelanto de que puede venir un cambio de moneda".

Destacan que imprimir billetes de mayor valor implicaría un importante ahorro para el Estado
Destacan que imprimir billetes de mayor valor implicaría un importante ahorro para el Estado

A continuación los puntos salientes de la entrevista de Infobae:

- En los últimos 139 años Argentina cambió cinco veces de moneda. ¿Cree que podría llegar una sexta denominación?

- Desde 1991 tenemos la misma moneda pero la hemos destrozado. Tuvimos una época en la que la moneda argentina era una de las más firmes del mundo. Tal es así que en Alemania decían que si uno quería tener poder de compra a través del tiempo tenía que comprar la moneda local. Hablamos de la década del 20 del siglo pasado. Hemos tenido una historia buena que después se convirtió en un desastre por el creciente gasto público y la corriente emisión de dinero, que es lo que llevó a devaluar la moneda da tal manera.

- Cada vez que el BCRA amplia el menú de billetes parece anticipar la llegada de este cambio de signo monetario. ¿Qué piensa al respecto?

- Es una idea que no sé su llegará rápido, pero posiblemente lo van a tener que hacer y en el extranjero seguramente se emitan los billetes. No sé si el Banco Central está pensando en hacerlo localmente o van a tener que contratar a Brasil, Chile o España para fabricar los billetes de $5.000 que se van a necesitar a partir de ahora. Cuando emitan el billete de $5.000 será un adelanto de un posible cambio de moneda en algún momento.

Ferreres considera que si se imprimen billetes de mayor denominación puede haber un cambio de moneda
Ferreres considera que si se imprimen billetes de mayor denominación puede haber un cambio de moneda

- ¿Qué efecto tiene sobre la población retrasar la emisión de billetes de mayor denominación?

- La gente tiene miedo de gastar el dinero. Por eso es que Cristina Kirchner no quiere emitir dinero nuevo. El hecho de tener una inflación alta, que por ahora no es tan alta, hace necesario ajustar el valor del dinero. En Argentina no estamos llegando a un 2% de inflación como en Estados Unidos. Acá va a haber siempre entre 30 y 50 por ciento. Cada año perdemos, en promedio, la mitad del valor del dinero.

- ¿Cómo afecta a la economía argentina ese contexto?

- Ahora tenemos muchos parches y estamos sobreviviendo esperando que venga algún plan general. Que salgan las 60 medidas que se anunciaron hace dos meses y que todavía no están. No sabemos cuál es el plan que tiene Argentina para el futuro, ni en qué basarnos. Tratan de darnos una imagen de que no hay ningún plan y de que el Presupuesto es una "sarasa". Todas estas cosas no ayudan a ser creíbles. La inflación es un poco menor porque no hay cambio de moneda. La gente trata de cuidar los 1.000 pesos como billete de máxima denominación. Cuando ve que la plata no dura, empieza a gastar los billetes de 1.000 pesos. Si salieran los de $5.000 se gastarían mucho los de $1.000. Eso es psicológico y no tiene mucha relación con la teoría cuantitativa del valor de la moneda.

Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído