Más artículos

Más allá del dólar y del plazo fijo: por qué los expertos recomiendan apostar por bonos en 2021

Más allá del dólar y del plazo fijo: por qué los expertos recomiendan apostar por bonos en 2021
Expertos aseguran que este año hay títulos bastante atractivos para tener en cuenta. Qué alternativas recomiendan para este 2021
Por Mariano Jaimovich
08.01.2021 18.04hs Finanzas

A pocos días de haber comenzado un nuevo año, analistas relevados por iProfesional efectuaron un balance sobre cuáles fueron los mejores papeles de renta fija en los que invirtieron en todo el 2020, y qué puede ocurrir con ellos ahora en 2021.

Esta preferencia de los administradores de carteras de inversión son relevantes, debido a las cuantiosas oscilaciones que hubo en los precios el año pasado, por los sobresaltos sufridos en la cotización del dólar.

A ello se les sumó los ruidos políticos y económicos locales, que golpearon en la confianza de los inversores sobre los bonos de deuda argentina.

Para el economista Gustavo Neffa, analista de Research for Traders (RFT), los bonos preferidos son los nominados en pesos, que "tuvieron un año extraordinario, y desde mediados de diciembre pasado hubo una demanda renovada".

El apetito por estos papeles nominados en moneda nacional es justificado de la siguiente manera: "Se pensaba que iban a entrar en default o en un canje, y nada de eso pasó. Entonces, los más largos de la curva, como el Cuasipar y el Par, tuvieron resultados sorprendentes", afirma Neffa.

En este sentido, este experto recomienda que se debe poner el foco en lo que fue la confirmación oficial que no sólo se iba a honrar el compromiso de pago por estos papeles, sino también en que se iba a otorgar "algunos puntos más" de rentabilidad en la curva, como pasó con los títulos que vencen entre 2021 y 2028, que son los últimos bonos del canje de la deuda emitidos.

"Tuvieron un rendimiento extraordinario por la volatilidad y duration, porque son de larga duración, y porque el mercado descontó que iban a ser pagados y que no los iban a reestructurar. Son dos temas importantes", concluye Neffa.

Por su parte, José Bano, gerente de research de InvertirOnline, considera que el mejor bono argentino de todo el 2020 fue el Boncer 2021 (TC21), debido a que subió 131% más los intereses pagados.

"El Boncer 2021 pasó de cotizar a principio de año pasado en $180 a saltar a $416, lo que representa una suba de 131%, sin contar además los intereses que pagó a una tasa anual de 2,5%. Además, ya desde inicio de 2020 significaba una enorme mejora en su valor debido a que durante diciembre de 2019 ese bono duplicó su cotización", resume Bano.

Y completa: "Recordemos que a principios de 2020 Argentina parecía acercarse peligrosamente a un default y la situación de la deuda local en pesos era incierta", algo que terminó con final alentador.

Esto se debe que a lo largo del último año, a medida que se logró un canje exitoso de deuda en moneda extranjera y se pudo colocar nueva deuda en moneda local, la percepción de riesgo de estos bonos "bajó sustancialmente".

"Tanto fue así que, a principio del 2020 el bono rendía CER más 60%, y ahora rinde CER más un 5%", ejemplifica Bano.

Algunos bonos en pesos y en dólares permitieron obtener interesantes ganancias en los últimos meses, y prometen seguir siendo atractivos.
Algunos bonos en pesos y en dólares permitieron obtener interesantes ganancias en los últimos meses, y prometen seguir siendo atractivos.

Dólares y obligaciones negociables

Más allá de las alternativas en pesos, que arrojaron un buen rendimiento por las mejores perspectivas al final del año pasado, también se recomiendan algunos bonos en dólares como reserva de valor de los ahorros en moneda extranjera, como también las obligaciones negociables (ON) de varias empresas.

"En el mercado de bonos, independientemente de la reestructuración de deuda hecha, fue el año de las obligaciones negociables", dice Mauro Mazza, portfolio manager de Bull Market.

Y agrega: "Finalmente, los ahorristas argentinos entendieron que es mejor un bono corporativo que un bono soberano. Se han destacado Vista, IRSA, Cresud, Pampa, Genneia y John Deere".

A nivel personal, destaca que elige a IRSA, ya que luego de las medidas tomadas por el Banco Central, que "básicamente llevaron casi al default a todas las empresas, encontró la forma para realizar un canje exitoso, donde ninguno de los acreedores perdiera. Es más, recibió un premio por el canje y hoy el bono canjeado cotiza sobre la par", detalla Mazza.

Al respecto, completa que IRSA demostró que el sector privado "hace bien las cosas cuando se trata de reestructuraciones", y que para el público retail hoy las ONs son el "único refugio local de renta en dólares de bajo riesgo", y que es manejado a nivel profesional.

Desde la perspectiva de Diego Polini, presidente de Argentina Crossing S.A, productores de IEB, en renta fija, "nuestra prioridad fue la de cubrir el capital en dólares de nuestros clientes".

Para detallar que la estrategia ante una situación de alta incertidumbre, como se estaba generando en el país, fue la de comprar obligaciones negociables de empresas de primer nivel bajo legislación Nueva York, "emulando la estrategia que muchos bancos de inversión habían tenido en diciembre de 2001, ante el inminente colapso financiero".

Así, su preferida de todo el año pasado, y que les permitió transitar sin sobresaltos la reestructuración de deuda local, también fue la ON de IRSA, con un rendimiento de 11,5% en dólares y vencimiento en julio 2020".

Las obligaciones negociables (ON) emitidas por empresas pueden llegar a ser atractivas si hay una recuperación de la economía.
Las obligaciones negociables (ON) emitidas por empresas pueden llegar a ser atractivas si hay una recuperación de la economía.

Recomendaciones 2021

En cuanto a la perspectiva que tienen estos papeles para el 2021, más alguna recomendación adicional, los expertos consultados por iProfesional tienen su postura bien definida.

"En la actualidad, mantenemos la visión positiva sobre las obligaciones negociables, en especial para YPF 2025 con cupón del 8,5%, ya que es una de las que consideramos interesantes para generar renta hard dólar en un mundo donde el 70% de la renta fija presenta retornos negativos", sintetiza Polini.

Según la opinión de Neffa, para 2021, "la dolarización es la norma. Me gustaría más tener una cartera indexada al dólar oficial vía bonos del Tesoro dólar linked al 2022 (TV22) antes que a la inflación, o bien dólar-dólar como el bono del canje de deuda al 2030 (AL30), que tiene exposición al dólar contado con liquidación.

También se inclina por diversificar la exposición con Cedears para "capturar el salto del dólar implícito".

Bano, en tanto, opina que "si no nos sorprende una nueva ola de coronavirus por problemas con la vacuna o mutación del virus, la recuperación llegará. La duda es la magnitud de la misma", estima.

Partiendo de esa premisa de recuperación, en el mercado de deuda, Bano también estima mayores oportunidades en los bonos en dólares.

 A su vez, considera que todos los bonos en pesos tienen rendimientos esperados reales de 5% a 10%, aproximadamente, mientras que los bonos en dólares tienen rendimientos que superan el 16%.

"Esto quiere decir que tienen mucho más margen por ganar. Por supuesto, también el riesgo puede ser mayor. De todos modos, con un cronograma de pagos benigno producto de la renegociación de la deuda y un posible acuerdo con el FMI, es decir, cualquier signo de recuperación de la actividad, debería impactar positivamente en esos bonos", finaliza Bano a iProfesional.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados