El Gobierno tiene listo su plan para el dólar: ¿el mercado cree que podrá lograrlo?

El Gobierno tiene listo su plan para el dólar: ¿el mercado cree que podrá lograrlo?
Guzmán busca que el precio de la divisa siga de cerca a la inflación. La expectativa está puesta en esa variable principalmente. ¿Se cumplirá?
Por Pilar Wolffelt
08.02.2021 06.32hs Finanzas

Hoy, el escenario económico argentino se presenta incierto: el precio del dólar blue está por debajo del solidario, una rareza para los argentinos; los datos de la inflación preocupan y aún no hay definiciones concretas respecto del acuerdo de renegociación de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ante ese contexto, una de las preguntas que surgen es qué sucederá con el dólar en los próximos meses. Tal como lo señala el economista especialista en inversiones Diego Martínez Burzaco, "el billete estadounidense es la gran incógnita a develar en este 2021".

"'Dime qué nivel de inflación tienes y te diré qué perspectivas hay para el precio de la divisa'. La sensación que tengo es que el nivel del dólar y la brecha cambiaria no dan muhcos incentivos para motorizar las exportaciones, más allá de las del campo, donde Argentina tiene una fuerte ventaja competitiva", señala.

La brecha, una cuestión central

Según su visión, los futuros de dólares se están acomodando a la inflación esperada en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que es en torno al 51% y asegura que, con la dinámica actual de la economía, de escasez de dólares y mucha incertidumbre, parece difícil que se reduzca la brecha entre los tipos de cambio.

El Gobierno busca que el precio de la divisa siga de cerca a la inflación. La expectativa está puesta en esa variable

En tanto, Federico Furiase, economista y director de Estudio EcoGo anticipa a iProfesional que "es probable que el Gobierno implemente una moderación del deslizamiento del tipo de cambio oficial para intentar anclar expectativas de inflación y que a eso le sume una extensión del congelamiento tarifario, de cara a las negociaciones paritarias que se avecinan".

Advierte, sin embargo, que el punto débil de ese plan posible es que, si no hay señales de consolidación fiscal creíbles en el marco de un acuerdo con el Fondo, la brecha cambiaria se podría recalentar.

"Eso podría suceder en un escenario en el que las tasas reales sean negativas, en un contexto de desarme del aumento estacional en la demanda de pesos de diciembre y enero. Si eso sucede, el BCRA se podría ver forzado a subir la tasa de interés finalmente", explica el economista.

En cambio, predice que, mientras la inflación de enero esté debajo del 4% y Finanzas (la cartera de Martín Guzmán) siga levantando pesos con los márgenes con los que lo está haciendo a través de las subastas de títulos, no es esperable que haya incentivo para que el Central suba las tasas.

Un deslizamiento más lento

Así las cosas y dado que la consultora que dirige calcula una inflación del 3,6% para enero, que se mantendrá en un nivel similar en febrero, sostiene que "el Gobierno aflojará primero el ritmo del deslizamiento del tipo de cambio oficial y, si la brecha entre las distintas cotizaciones del dólar se vuelve a recalentar, tarde o más temprano tendrán que subir la tasa".

Por su parte, Nicolás Zeolla, economista jefe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) apunta que, si bien se observa desde el comienzo del año una variación de precios algo superior a la de 2020, eso no debería tomarse como un punto preocupante para las proyecciones o el plan del Gobierno, sino como algo a lo que hay que estar atentos.

Según su opinión, "las proyecciones publicadas en el Reporte de Expectativas de Mercado (REM), están muy alejadas de las previsiones oficiales y eso es un error porque, en la actualidad, no existen señales de que la inflación vaya a ser del 50%".

Zeolla considera que se mantendrá en un proceso de desaceleración de precios que rondará los 38 puntos para 2021, lo que permite esperar una inflación implícita anual en el rango del 36 a 38%. Así, también evalúa como realistas las proyecciones del tipo de cambio, que será utilizado como un ancla para la dinámica de los precios.

En ese sentido, considerando que el dólar puede evolucionar hacia un nivel que lo ubique a la par o 4 puntos por debajo de la inflación anual proyectada. Para él, esa es una buena evolución para la cotización de la divisa, sobre todo si se tiene en cuenta que va a haber superávit de cuenta corriente, que estará motivado por los precios de los commodities.

Sin embargo, advierte que los márgenes de maniobra son acotados y que "cualquier rebote más rápido de la actividad económica va a demandar más dólares", lo que puede perjudicar al superávit comercial.

El Gobierno tiene su plan definido para el dólar: ¿el mercado cree que podrá lograrlo?

Un objetivo: evitar la expectativa devaluatoria

Tal como lo señala Martínez Burzaco, es difícil estimar cuál va a ser el valor final del dólar, pero los especialistas anticipan que "cualquier administración de turno, cuando hay un año electoral se tienta con atrasar el precio del dólar". Sin embargo, desde el BCRA saben que eso lo único que significaría es la postergación de una devaluación que buscan evitar a toda costa.

Por lo tanto, lo que el Gobierno planea hacer es evitar generar cualquier tipo de expectativa devaluatoria. Para ello, procurarán mantener el deslizamiento cambiario a un ritmo similar al que comenzó a verse en enero (mes en el que se comenzó bajar la tasa de devaluación) y seguirá ese camino alineado con la expectativa de variación de precios.

Asimismo, seguirán de cerca la evolución de la inflación para definir qué política aplicarán a las tasas, pero, por el momento, todo parece indicar que el dólar terminará el año a un precio de entre $111 y $130.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados