Una "bomba" latente para los bolsillos: cuál es el alarmante nivel de precios reprimidos

Una "bomba" latente para los bolsillos: cuál es el alarmante nivel de precios reprimidos
Un informe de la UADE detalla el alarmante aumento que no se está aplicando a los precios de la economía por congelamiento de tarifas y cepo cambiario
Por Mariano Jaimovich
19.04.2021 17.50hs Finanzas

El congelamiento de precios, cepo cambiario, menor actividad por la pandemia y otros factores coyunturales están generando que la actual inflación, que de por sí ya es elevada, no sea más alta.

Por eso, la inflación que está siendo "reprimida" por el Gobierno empieza preocupar a muchas economistas, debido a que los precios que se están proyectando para todo este año ya se ubican en un porcentaje cercano al 50%.

Es decir, se encuentran en dicho nivel sublime sin considerar aquellas políticas restrictivas que están "frenando" la incidencia de otros factores en los montos finales que debe pagar el público.

Para poder estimar la inflación reprimida, un informe del Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) construyó una estimación de la demanda de dinero para Argentina.

"A partir de esa estimación, se calculó cuánto había crecido la oferta monetaria con el objetivo de estimar cuánta es la inflación que se podría producir dada la cantidad de dinero existente en la economía", argumenta el escrito al que tuvo acceso iProfesional.

En este sentido, el mismo relevamiento aclara que existen diversos factores qué restringen o modifican tanto la demanda como la oferta de dinero de forma artificial, de modo que la respuesta a la pregunta de cuánto es la inflación reprimida o postergada tiene "tres niveles de respuestas posibles".

 Al respecto, afirma que el primer nivel surge de la "represión" qué puede existir por el efecto Covid-19 y las negociaciones del Gobierno para contener las subas de precios.

En tanto, en segundo lugar surge en base a la inflación reprimida por efecto de las restricciones cambiarias.

"Finalmente, existe un tercer nivel de la inflación reprimida producto de la esterilización monetaria, que ha generado un fuerte aumento de los pasivos monetarios del Banco Central y por lo tanto del déficit cuasi-fiscal que estos generan", resume la UADE.

En base a este tipo de análisis, y en base de los distintos desfasajes de la economía, el informe detalla la inflación reprimida que existe en el corto, mediano y largo plazo.

La inflación reprimida por las distintas medidas del Gobierno puede generar un salto a futuro.
La inflación reprimida por las distintas medidas del Gobierno puede generar un salto de precios a futuro.

Cuál es la inflación reprimida

Así, en enero de 2021, la inflación reprimida de corto plazo, provocada por la caída del PBI tras la cuarentena por la pandemia, junto con los efectos de los acuerdos de precio y medidas semejantes, está estimada en un promedio de 18%.

"Eso significa qué habría que sumarle 18 puntos a la inflación actual para ´limpiar´ este efecto", detallan los economistas de la UADE.

Si adicionalmente a ello se tiene en cuenta que las restricciones cambiarias (el cepo cambiario), el informe detalla que estas implican un aumento artificial de la demanda de dinero, y evitan una devaluación del tipo de cambio.

Por lo tanto, sostiene que, de normalizarse el mercado cambiario, "se produciría un salto inflacionario".

"Se estima que este salto de precios, sumado a la inflación reprimida por el Covid-19, sería en promedio de 40% de inflación adicional a mediano plazo", detalla el escrito, y en concreto se ubicaría en un rango de entre 32% y 48%.

No sólo eso, si se tiene en cuenta a la "inflación reprimida" a largo plazo, que no solamente incluye el efecto Covid-19 y el efecto "cepo cambiario", sino también el nivel de pasivos monetarios acumulados por parte del Banco Central (la promesa de una emisión monetaria), se dispararía el nivel de precios de forma alarmante.

"Por lo tanto, si el Banco Central se viera en la obligación de pagar estos pasivos, es probable que la base monetaria se duplicará. Entonces, la inflación que ´limpiaría´ el exceso de oferta monetaria está estimada en un promedio de 198%", sentencia el informe de la UADE. Es decir, en un rango entre 184% y 212%.

El cepo cambiario, las restricciones por la pandemia, congelamiento de tarifas y los pasivos monetarios: combo perfecto para que haya inflación reprimida
Cepo cambiario, restricciones por la pandemia, congelamiento de tarifas y pasivos monetarios: combo perfecto para que haya uan alta inflación reprimida.

Los pasivos monetarios son toda aquella deuda que lanzó el BCRA al mercado para esterilizar la emisión monetaria.

"Al fin y al cabo, el stock de Leliqs y Pases son una promesa de emisión monetaria; es la emisión monetaria pospuesta. Ello genera un déficit cuasi-fiscal, que son los intereses que el Banco Central debe pagar por esa deuda, y esto no es sostenible", alerta.

Según los cálculos, esos pasivos monetarios hoy son equivalentes a la base monetaria y alcanzan casi el 8% del PBI.

"Por lejos, este es el principal factor de inflación reprimida que se observa hoy en día", alertan los economistas de la UADE.

Por lo que concluye que los costos sociales del sinceramiento de estas distorsiones dependerán de las medidas que se tomen, para contener los "efectos nocivos" de un salto inflacionario.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ