Arrancan trabas para enviar dólares al exterior y frenan rulo: anticipan impacto en el mercado cambiario

Arrancan trabas para enviar dólares al exterior y frenan rulo: anticipan impacto en el mercado cambiario
El BCRA reforzó el cepo al dólar Contado Con Liqui para bajar el costo de mantener la brecha y terminar con un nuevo rulo. Esto dicen los expertos del tema
Por Pilar Wolffelt
13.08.2021 06.29hs Finanzas

Incluso a pesar del "súper cepo", como se llamó al endurecimiento de la condiciones para operar en el mercado del Contado Con Liquidación (CCL) implementado el pasado 10 de julio por la Comisión Nacional de Valores (CNV), el volumen operado en esa plaza continuó elevado y creciendo y su cotización se ubica en estos días por arriba de los $171, marcando una diferencia con el oficial cercana al 76%.

Es pertinente recordar que lo que se hizo en julio fue disminuir de 72 a 48 horas el tiempo de parking que hay que dejar pasar tras la compra de bonos en pesos para poder venderlos contra dólar cable. Se equiparó ese plazo para cuando se utilice dólar MEP para comprar los bonos (operación que se hacía sin parking hasta ese momento) y se redujo a la mitad el máximo de bonos semanales que los clientes de los ALyC (las casas de bolsa o brokers) pueden vender.

Pero, a pesar de este refuerzo que había realizado la CNV hace poco más de un mes, ayer se conocieron nuevas medidas que controlan aun más la operatoria.

El BCRA tiene que cuidar las reservas que supo conseguir.
El BCRA quiere que cuidar las reservas de cara a una eventual mayor presión cambiaria

Dificultades aún con poder de fuego y super-cepo

"Los tipos de cambio financieros están intervenidos y el Central tiene margen para continuar conteniéndolos a través de la compra y venta de bonos en el mercado para que el CCL tenga menos volatilidad y suba gradualmente", indica a iProfesional el analista de Ecolatina, Juan Pablo Albornoz.

Sin embargo, a pesar de las medidas del mes pasado, el Banco Central (BCRA) aún tiene dificultades para controlar la brecha entre el valor de ese dólar financiero y el oficial y, aunque en este mes pasó varias jornadas sin necesidad de intervención, eso le demanda la utilización de una parte de las reservas, que incrementó en más de u$s115 millones en lo que va de agosto y que intenta cuidar.

Lo preocupante es que antes de la mayor intervención, el CCL había aumentado hasta rozar los $168 y por estos días ronda los $171,30. Así, se diluyó la baja que había marcado durante junio, ya que a comienzo de mes (el 02/06) llegó a los $167 y 20 días más tarde estaba por debajo de los $164, mientras el oficial continuaba con su ritmo de apreciación rezagado de 1,2% mensual.

"Se observaba que al BCRA le estaba costando volver a comprar reservas y que la demanda de dólar por parte de empresas e inversores parece que iba creciendo, luego de un par de meses donde ha estado tranquila", explica el economista de EcoGo Sebastián Menescaldi. 

Asimismo, Albornoz comenta que "toda la demanda de divisas por el canal oficial está contenida y eso se canaliza en los dólares financieros" y el Segmento de Negociación Bilateral (SENEBI), en el caso de los operadores más importantes (dado que se ingresa a ese mercado con $1 millón).

En este sentido, advierte que, si bien este es un efecto buscado por el Central para desalentar la apreciación del dólar oficial y la ida hacia el blue, "podría ser un arma de doble filo porque genera más ruido y eso podría aumentar más de lo recomendable la demanda por esta vía".

Se busca poner un límite a la operatoria y suba de precio del CCL.
Se busca poner un límite a la operatoria y suba de precio del CCL.

Las novedades que trae la norma

Consciente de esa situación, el mercado esperaba que llegaran en algún momento nuevas medidas del Gobierno que restringieran más la operatoria del CCL y este jueves 12 de agosto, con el pretexto no menor de "dar mayor transparencia a la acreditación en moneda extranjera de las operaciones con títulos valores y mejorar su fiscalización", el regulador monetario y financiero apretó un poco más las limitaciones vigentes sobre la operatoria el CCL y, específicamente, con el fin de terminar con un rulo que se hacía con los bonos que estaban en manos de los ALYC (las casas de bolsa).

Al respecto, Sergio Morales, CEO de Interfinance.com.ar, detalla que "las nuevas medidas del BCRA tienden a desincentivar la compra de dólares cable para su uso en operaciones de arbitraje", dado que señala que, hasta ahora, los inversores locales podían acceder al dólar CCL sin necesidad de contar con una cuenta bancaria en el exterior y esto no corre más desde hoy: no se podrán mandar divisas a cuentas en el exterior de terceros.

Pero eso no es lo único que viene a cambiar la norma, dado que, según apunta Morales, otro aspecto importante de la medida es que pone énfasis también en la transparencia de las operaciones cursadas hacia el exterior con foco en aumentar la declaración de fondos y, por ende, la recaudación impositiva.

El experto menciona que también se hará sentir el efecto de la nueva resolución del BCRA en el mercado del "dólar SENEBI". Recordemos que, a raíz del endurecimiento de la condiciones para operar en el mercado del CCL implementado por la Comisión Nacional de Valores (CNV), muchos  operadores (sobre todos los más grandes) se mudaron del segmento Prioridad Precio Tiempo (PPT) al de Negociación Bilateral (SENEBI).

Así, al ser esa plaza, en gran parte, un reflejo de lo que sucede con la operatoria del CCL, Morales considera que ese segmento "podrá verse afectado también por estas medidas debido a la incertidumbre sobre posibles futuros controles".

No se pueden cobrar los réditos de la venta de títulos en dólares en efectivo.
No se pueden cobrar los réditos de la venta de títulos en dólares en efectivo.

Fin a un rulo que preocupaba al BCRA

Recordemos que el dólar CCL es una operatoria legal por la cual una persona o una empresa puede cambiar pesos argentinos o dólar MEP por divisas en el exterior a través de la compraventa de acciones, letras o títulos de deuda. 

Para poder realizar la compra es necesario contar con una cuenta en pesos en un banco local, tener abierta una cuenta comitente en una sociedad de Bolsa o ALYC, transferir a la misma el dinero, solicitar la compra de bonos en pesos (los más utilizado son AL30 y GD30), ordenar su venta en dólares en el exterior bajo la denominación AL30C o GD30C (una vez cumplido el "parking" de 48 horas hábiles), transferir los bonos a una cuenta del mismo titular en otro país y, una vez concretada la venta, los dólares provenientes de la misma son acreditados.

Cabe aclarar que, de no contar con una cuenta en el exterior, hasta ahora se podía utilizar una subcuenta de la sociedad de Bolsa con la que se opera, pero esto, a partir de la nueva normativa, cambió.

Según informó el BCRA, no se trata de una medida totalmente novedosa, dado que retoma los principios de una norma de características equivalentes que estuvo vigente desde al 2005 a 2015, cuando el Gobierno de Mauricio Macri levantó el cepo al dólar, que luego tuvo que volver a implementar.

Lo que el directorio del BCRA dispuso es que las operaciones de compra venta de títulos valores que se realicen con liquidación en moneda extranjera deberán abonarse:

-Mediante transferencia de fondos desde y hacia cuentas a la vista a nombre del cliente en entidades financieras locales.

-Contra cable sobre cuentas bancarias a nombre del cliente en una entidad del exterior que no esté constituida en países o territorios donde no se aplican las Recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Además, se aclara que "en ningún caso, se permitirá la liquidación de estas operaciones mediante el pago en billetes en moneda extranjera o mediante su depósito en cuentas custodia o en cuentas de terceros".

El economista experto en mercado de capitales Cristian Buteler explica que esto significa que "el inversor no va a poder operar con dólar cable si no tiene una cuenta en el exterior". Así, detalla que esto implica que el broker (ALYC o casa de bolsa)  no podrá actuar como cuenta custodia cuando el cliente no posea una cuenta afuera para poder hacer una operación.

De esta manera, se le pone fin a este "rulo" que se hacía con los bonos que estaban en manos del ALYC. Comenzaba con títulos de los agentes y finalizaba en cuentas de las sociedades de bolsa. Así, "el cliente se quedaba con la ganancia por la transacción y el agente, con las comisiones", pero se terminó porque ahora toda la operación se tiene que acreditar en la cuenta del ahorrista.

"El cliente podía arbitrar y sacar un rendimiento económico sobre el spread entre el precio del tipo de cambio resultante a través de diferentes Títulos Públicos y Letras", explica Morales. Así, según apunta Buteler, mientras antes al cliente se le acreditaba la diferencia de la venta, ahora, es la totalidad y ese rulo se desarma.

De cara a las elecciones se espera una mayor volatilidad del dólar.
De cara a las elecciones se espera una mayor volatilidad del dólar.

Lo que viene: ¿cómo afecta las otras cotizaciones?

Algunas voces del mercado advierten sobre la importancia de estar atentos a algunos efectos colaterales de las medidas:

1. Los precios de dólares financieros (MEP y CCL) tienden a arbitrarse con el del blue, por lo que están directamente relacionados y una mayor intervención es un indicio de una futura tendencia a la suba. 

2. Nuevas medidas restrictivas generan ruido en el mercado y eso hace que la dolarización se incremente ante la incertidumbre y la perspectiva de una posterior suba del precio del dólar.

3. Las mayores trabas para adquirir dólares pusieron en juego un nuevo tipo de cambio de referencia que es el dólar SENEBI, que hoy está muy relacionado con el blue en cuanto a la evolución de su cotización. 

4. Al no poder acceder al CCL y no alcanzar el mínimo para ir al SENEBI, más ahorristas, pequeños y medianos, podrían ir hacia el blue para dolarizarse.

A esto se suma el hecho de que, tal como señala Albornoz, es esperable que a medida que se acerquen las elecciones aumente la presión cambiaria y el Central no quiere que se le escape la brecha por las consecuencias inmediatas en el plano financiero (donde generaría algo de ruido), comercial (por la consecuente subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones) y en materia de precios (por el traslado a precios de la suba).

El problema es que, en la medida en que el mercado siga percibiendo que el dólar está barato seguirá comprando y el Central deberá aportar la oferta necesaria o dejar que corran los financieros.

Así, Menescaldi señala que, será importante mantener reducida la brecha con el CCL, ya que, tal como mencionó Albornoz, una brecha elevada provoca efectos no deseados que pueden ir desde una menor liquidación de divisas hasta una posible filtración a precios.

El BCRA lo sabe, pero a pesar de las medidas tomadas en julio tuvo que utilizar alrededor de u$s25 millones diarios en el último tiempo para contener la brecha y, aunque tiene reservas por el momento, no se puede dar el lujo de derrocharlas. Es por eso que sale con este nuevo paquete de medidas en busca de bajar lo más posible el volumen operado en el Contado Con Liqui.   

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ