Dólar: advierten que habrá más cepo importador y más brecha a medida que se acerquen las elecciones

Dólar: advierten que habrá más cepo importador y más brecha a medida que se acerquen las elecciones
Niveles de inflación altos por el incremento del gasto público y la mayor necesidad de dólares por la suba de la actividad encienden alarmas en la brecha
Por Mariano Jaimovich
05.10.2021 15.42hs Finanzas

Las distintas medidas restrictivas que existen en Argentina para operar en el mercado de cambios, como forma de contener la venta de dólares y su precio en los distintos segmentos, generan efectos negativos en la actividad e inflación. También una brecha cambiaria que tiende a ser cada vez mayor, algo que preocupa.

Medidas que se prolongan en el tiempo mucho más allá de lo "prometido" por las autoridades, debido a que los desequilibrios macroeconómicos de fondo no se solucionan.

De hecho, los actores precisan que se implemente un esquema que brinde la suficiente confianza para intentar eliminar los controles cambiarios.

La realidad muestra otra cosa: más restricciones y más cepo con el fin de contener los escasos dólares que se encuentran como reservas en el Banco Central.

Por lo tanto, entre el tipo de cambio oficial, que tiene una cotización "contenida" con meros fines electorales, y el precio de las divisas que se pueden adquirir en el mercado libre, existe una distancia brecha- cada vez mayor.

Hoy el billete mayorista, que es el convalidado para bancos y comercio internacional, se ubica en torno a los $99, mientras que el informal blue se vende en torno a los $185. Es decir, una diferencia, o brecha, de 87%. Y en cuanto al financiero, la "separación" respecto al oficial es del 78%.

"Las últimas medidas conocidas hacer algunas semanas van en la línea de seguir ajustando el cepo", dice a iProfesional el economista Roberto Geretto, portfolio manager de Fundcorp.

Y completa: "Con el mercado oficial totalmente controlado por el Banco Central, hace ya un tiempo, la atención pasó a los dólares financieros. De ese modo, el hecho de establecer que para liquidar operaciones de títulos en dólares se debe hacer necesariamente contra una cuenta local en dólares (si es dólar MEP) o del exterior (si es dólar cable), quitó mucho volumen en el mercado".

Además, sostiene que muchos minoristas no tienen acceso a una cuenta en el exterior, y también son susceptibles de algún tipo de "fiscalización o pedido de documentación" por parte de los bancos, si es que tienen más de una transferencia en sus cuentas locales en dólares.

"Las mayores restricciones cumplieron el objetivo de quitar profundidad al mercado, haciendo que las ventas realizadas por el BCRA para contener los dólares financieros tengan más efecto, ahorrando así (potencialmente) divisas", resume Geretto.

Sin embargo, la contracara de esto es el aumento en el volumen de los otros mercados cambiarios. En concreto, el blue para el ahorrista minorista, y el de negociación bilateral (Senebi) para las operaciones mayoristas.

La brecha cambiaria puede ser aún más grande si la inflación sigue al alza y si se precisan más dólares por importaciones.
La brecha cambiaria puede ser aún más grande si la inflación sigue al alza y si se precisan más dólares por importaciones.

Dólar y brecha

Al momento, para este analista lo "único cierto" para las próximas semanas es que la coalición gobernante llevará acabo una aceleración fiscal y monetaria de cara a las elecciones generales de noviembre.

A modo de ejemplo, este economista indica que en los primeros días de septiembre, el Banco Central ya transfirió al Tesoro $140 mil millones, equivalentes al casi 5% de la base monetaria.

"Por tanto, es de suponer que esta expansión, más temprano que tarde, ejercerá presión en la brecha, por lo que, probablemente, tanto el Banco Central como la CNV realizarán otra ´vuelta de tuerca´ al cepo", proyecta Geretto.

Y a esto se agregan los vencimientos del Tesoro en pesos por alrededor de $1 billón, donde lo que no se logra "rollear" (volver a colocar), se emite. Es decir, esta es otra potencial fuente de expansión monetaria.

"De hecho, el primer paso ya se dio, el cual fue el cambio de los DEGs del FMI por pesos, y simultáneamente de DEGs por una Letra Intransferible para que vuelvan al Tesoro. Esto permite al Tesoro conseguir financiamiento por $430 mil millones (1% del PBI)", advierte Geretto.

Al margen del anuncio en sí mismo, este economista sostiene que "es poco probable" que en menos de 2 meses se produzca un impacto económico, que pueda hacer revertir el resultado de las PASO.

"En cambio, creo que en el corto plazo el impacto se verá mayormente en el mercado cambiario, en especial la brecha", alerta.

Importaciones y dólar

Por su parte, en el mercado oficial, este analista advierte que lo "más relevante" a analizar son las importaciones.

Cabe recordar que la necesidad de divisas por importaciones comenzaron el año en niveles muy deprimidos, en unos u$s3.500 millones mensuales. Pero, con el rebote del nivel de actividad post-pandemia, en el segundo trimestre ya mostraban niveles promedio de más de u$s5 mil millones. Y para julio ya estaban en torno a u$s5.700 millones.

"Teniendo en cuanta que las reservas netas líquidas son menos de u$s2 mil millones, queda claro que el mercado cambiario es muy dependiente de los flujos, donde la estacionalidad de las exportaciones de cara a los próximos meses no ayuda", enciende las alarmas Geretto.

Por lo tanto, agrega que, para el mercado oficial, "también es esperable un nuevo ajuste del cepo. Y aquí la disyuntiva para las autoridades es entre perder reservas o limitar las importaciones, lo cual pone un techo al nivel de actividad".

Esto se lee como que puede generar inflación desde el incremento de precio de los dólares financieros, en caso que los importadores no tengan acceso al mercado oficial.

Los desequilibrios macroeconómicos son muy amplios y esto puede afectar a que sea dificil bajar la brecha
Los desequilibrios macroeconómicos son muy amplios y esto puede afectar a que le sea más dificil al Gobierno bajar la brecha.

Post-Noviembre

Ahora bien, las elecciones legislativas de noviembre están prácticamente a la vuelta de la esquina, y se calcula que lo más probable para los próximos meses será una mayor presión en la brecha.Por lo que queda el interrogante respecto a qué ocurrirá con el dólar post-noviembre.

"Esto dependerá no sólo del rumbo que determinará la coalición gobernante, sino también del acuerdo con el FMI. Desde lo cambiario, es de esperar que aumente el crawling (deslizamiento de precio) del dólar oficial, a efectos de no seguir atrasando el tipo de cambio frente a la inflación, que va a repuntar en los primeros meses del 2022 desde el actual piso del 2,5% mensual", resume Geretto.

Y completa: "Salvo que la realidad lo imponga, o el Gobierno perciba que con un crawling la macroeconomía no va a arrancar, dada la magnitud de la brecha, el mercado estima que es poco probable que ocurra un salto discreto por las consecuencias política y sociales que ello conlleva".

En conclusión, para este analista, lo más probable es que post-noviembre siga al deslizamiento del precio del dólar oficial, pero a un ritmo mayor. Y que sólo se tenga un salto en el dólar oficial dentro del marco de un plan acordado con el FMI.

"Esto último se daría si el Gobierno percibe que es la única manera de licuar los desequilibrios macroeconómicos para llegar con más aire al 2023. Devaluar sin un acuerdo con el FMI parecería traer mayores riesgos", baraja Geretto.

De todos modos, sostiene que con o sin salto discreto del dólar oficial, el actual contexto de incertidumbre y desequilibrios económicos, en especial, el fiscal y monetario, "están lejos de ser resueltos".

"En el mejor de los casos, un acuerdo con el FMI brindará una hoja de ruta para solucionar estos desequilibrios, permitiendo así una reducción gradual de la brecha y relajamiento del cepo, quien hace rato llegó para quedarse por buen tiempo. Es decir, es el nivel de restricciones endógeno al devenir macro", completa.

Más allá de lo que ocurra en las elecciones de noviembre, el mercado tiene en claro que el aspecto que pesará más de acá en adelante será cómo el Gobierno resolverá y encarará los próximos 2 años que le quedan de gestión, y no tanto las expectativas de cambio de gobierno para el 2023.

"Los desequilibrios macroeconómicos actuales y para después del 2023 son muy grandes para cualquier signo político", subraya Geretto.

Es decir, parece difícil pensar que el resultado electoral de noviembre "pueda hacer torcer el rumbo de los activos y empiece un rally", pronostica.

Entonces, en un escenario base, se puede considerar que la brecha va a "evolucionar en línea con la inflación".

"En caso que se tenga un mayor nivel de confianza asociado a un acuerdo con el FMI, estará perdiendo contra el movimiento de los precios", alerta Geretto.

Por lo tanto, sostiene que, en caso que la falta de confianza no se logre revertir, es probable que "vengan mayores medidas de ajuste al cepo, o siga la política monetaria y fiscal altamente expansiva, por lo que la brecha estará por encima de la inflación".-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ